»
S
I
D
E
B
A
R
«
Restaurante Wook Asiatico Kokoxili en Barakaldo
25 Julio 2012 por De Buen Comer

Hace unos fines de semana acudí a comer al restaurante kokoxili de Barakaldo, acudí allí muy animado por dos razones fundamentales, que soy un fan de los buffets libres y que varios amigos me habían hablado muy bien del sitio.

Al final nos decidimos a ir un sábado y nos acercamos al restaurante asiático mas conocido de la ciudad barakaldesa. El restaurante es un sitio muy amplio que cuenta con dos secciones, una planta baja muy amplia destinada a los gordos como yo que vamos al buffet libre y una parte alta de carta.

 kokoxili

Mi primera consideración del lugar es que es horrible, hay mas gente que en la cola del paro, además tuve la suerte de que ese día parecía que estaba toda la gente cutre y maleducada de toda la margen izquierda, canis gritonas, viejas maleducadas, cincuentonas que se piensan que son la esteban y gente que no ha visto el jabón en años, vamos, ambiente selecto y agradable, pero vamos, ya sabíamos a donde íbamos.

La comida bueno, la analizare según los platos que comí ese día 🙂

1 Entrantes

entrantes kokoxili

Siempre que voy a un buffet chino me meto un plato de fritanga para hacer base, en este caso me meti para el pecho un plato de croquetas, de nuggets, alitas de pollo, muslo de cangrejos y pechuga de pollo y un pescado rebozado.

¿¿Mi opinión?? sin mas, para llenar el estomago bien, pero vamos, que si son cosas que hay que pagarlas en una ración de bar es para pedir la hoja de reclamaciones.

Lo único el muslito de cangrejo que me apasiona desde pequeño.

 

2 arroz tres delicias y fideos fritos tres delicias

De segundo me tire a la tradición y me puse un plato de arroz y fideos, como todos los plato de un buffet masificado debo decir que no llegaban al aprobado, los fideos estaban pasados y sin gran sabor, el arroz sin mas, no era como comerse un plato de arroz frito del eroski pero no era como para llevar a la familia a comer.

Lo dicho, sin mas. Perfecto para llenar el buche.

 

3 Sushi y Kebab

 sushi

Vi a lo lejos a un chino un poco rollizo preparando sushi y ahí me lancé. Fue lo mejor del menú, me puse a sushi, maki, sasimi y nigiri hasta arriba. Repeti tres veces.

No es un sushi como el que se pueden poner en un japones de carta pero da el pego y debo decir que cumple con creces.

Me desilusiono que no podias ver como lo hacian porque lo tenian ya preparado, pero vamos, que es un menú buffet no un japones de carta con espectaculo.

Después para complementar con la parte chic del sushi me puse un plato de dos tipos de carne kebab para sentirme un poco mas de barrio. La carne sabia como la de cualquier kebab de barrio, buenísima pero frío.

 

4 Pato Pekin

 pato pekin

Ya con el estomago un poco lleno me puse un poco de pato pekin, un plato que me encanta con el ritual de coger la torta, el pato, la salsa y la verdura y enrollarlo, para mi imposible hacerlo con los palillos (me encanta cuando lo hace el chino. delante tuyo).

El pato pekin estaba bien de sabor, eso si, estaba frío y eso hacia que la torta se pegase y que no fuese muy maleable (se hacia un poco masa).

Sin mas el plato del kokoxili, eso si, el pato estaba muy bien asado.

 

5 Wook y plancha

 plancha wook

Para acabar la tarde con algo de dignidad me puse un plato de plancha, los ingredientes elegidos fueron navajas, brocheta de gambas, chipirón y salmón. Todo ello acompañado con el ajito que solo los wooks chinos saben hacer con el pescado.

plancha wook

Con el sushi lo mejor de la comida, de hecho me puse un segundo plato de plancha sumándole unos langostinos al plato anterior.

Lo que no me gusta es que tienen un montón de pescado y marisco y NO lo tienen refrigerado, menos mal que con toda la gente que va circula rápido porque sino..

 plancha wook

Mi visita al restaurante kokoxili creo que sera la ultima que haga, no me apasiono ni la comida ni el ambiente ruidoso y mal educado del local (esto es mas culpa de la gente que del propio restaurante). Mucha gente, mucho ruido, mucho cani y una comida que en verdad no merece la pena salvo que quieras comer a reventar.

 

El menu costo 13,95 por persona y a ellos debemos sumarle una botella de agua de medio litro (2 €) y una coca cola por 2,50 €. De postre me tome un Helado de chocolate con nata.

 

http://www.kokoxily.com/

Avda. La ribera 1A

48903 Barakaldo

9446559933

 

Ver mapa más grande

Restaurante Txakoli Simon en Artxanda (Bilbao)
03 Abril 2012 por De Buen Comer

Este fin de semana he tenido visita en casa, todo fue mas o menos improvisado y es que el mismo sábado a las 11 de la mañana recibía un SmS de mi buen amigo Txetxu diciendo que se venia a Bilbao y a ver si tenia un hueco en mi casa para alojarle, como villa osaba siempre esta abierta para un amigo el pinteño se puso en camino y a las 17:30 ya le tenia en Basauri.

Después de una comida rápida a base de cous cous con pollo y verduras nos fuimos de cañitas por Basauri y después a iniciar al bueno de Txetxu en el noble de arte de pillarse un buen pedo a base de zuritos por la calle somera del casco viejo bilbaíno. tras unas paradas en el Nekane, el Jonen, el Soiz 3… nos fuimos a casa con la sensación de haberlo dado todo y sobre todo sabiendo que el día siguiente seria aun mas grande.

de potes por someraCon el gran Txetxu tomando algo en el Soiz 3

A las 15:00 se presento en mi pueblo de adopción Pablo I de Santander, un tío grande de volumen y más grande aun de forma de ser, sin pensarlo mucho nos montamos en su coche y subimos hasta el Txakoli Simon del monte Artxanda.
Artxanda es una de las zonas de recreo favoritas de los Bilbaínos a medio paso entre Sondika y Bilbao ha sido históricamente uno de los pocos lugares verdes de Bilbao (gracias a dios ahora tenemos bastantes mas), un lugar donde las cuadrillas hacían barbacoas, donde las familias hacían picnic los domingos y donde ahora la comunidad ecuatoriana de Bilbao hace sus fiestas con música a todo trapo los domingos 🙂

txakoli simon en Artxanda

Ahí podemos encontrar el Txakoli Simon, para muchos uno de los mejores sitios para comer un chuleton a la brasa de todo Bilbao, había ido muchas veces a comer ahí pero la cuestión era, ¿¿estaría a la altura de los dos gourmets que me acompañaban??.

pablo y Txetxu en el Txakoli Simon

El menú fue mas o menos claro, dos chuletones con sus respectivas patatas (como no quedaban chuletones de kilo nos pusieron de kilo y algo), un plato de huevos con morcilla para picar, el pan y dos botellas de agua (si, ya se que lo ideal hubiese sido un buen vino pero a los tres que íbamos a comer se nos unió nuestra amiga la resaca y no había manera). La cuenta fue clara, cada chuleton sale a 36 €, el plato de morcilla, patas y huevos a 8, el agua a 3 cada botella (ya llevamos 83 €) y los 10 € que nos quedan hasta alcanzar los 93 que costo la comida son de las patatas y el pan para tres personas.

El chuleton estaba espectacular, muy tierno y la morcilla también eso si, para mi realizaron varios sacrilegios que no son dignos de un lugar como este.

chuleton txakoli simon bilbao

1- Las brasas las hicieron con liquido inflamable y algunos cachos de carne traían el aroma del producto químico, esto para mi fue IMPERDONABLE, si me voy a gastar seis mil de las antiguas pesetas en un chuleton no me lo jodas haciendo unas putas brasas con un producto químico que va a dar un toque a la carne!!!!!!! Fueron muy pocos trozos en los que me paso, pero los suficientes como para darme cuenta.

2- La sal gorda, un chuleton sin sal gorda por encima es como un athletic sin bizkaitarras, como Queen sin Fredy Mercury o como el ayuntamiento de Bilbao sin azkuna…le falta algo, pues eso mismo le pasaba al chuleton, hombre, échale sal gorda y dale un poco de vidilla!!!! nos vino el chuleton con muy poca sal gorda, tan poca que no llegaba ni aun puñado.

3- las brasas debido al método de elaboración eran muy vivas y provocaba que la carne se hiciese mucho y además demasiado rápido, esto para muchos no será un problema pero para mi que me gusta la carne poco hecha si que puede llegarlo a ser aunque en verdad domino las carnes crudas y las muy hechas, yo acojo a todas y las doy un hogar en mi estomago.

4- la morcilla a base de esperar a sacarla con los chuletones se quedo fría, entiendo que siendo un lugar donde la comida se va sacando con turno de espera quieran sacar todo junto, pero no pasa nada por sacar primero un plato si se ha elaborado un poco antes.

Después de meternos los dos chuletones, los huevos, las patatas y demás Pablo nos invito a un valenciano que estaba de muerte, además de ser generoso en cantidad estaba elaborado con zumo natural y la parte de licor fue generosa. Cada valenciano salio a 6 € por cabeza (gracias Pablete!!)

A pesar de que os pueda parecer que no disfrute de la comida no os debéis quedar con esa sensación ya que disfrute como un enano, tal vez si mi estomago hubiese estado mejor podíamos haberlo regado con un criancita o tal vez le hubiésemos dado mas tute (aunque no sobro nada).

Quitando el tema del producto químico de las brasas diré que disfrute mucho de la carne, estaba un poco sosa para mi gusto pero no es nada que no se pueda remediar pidiendo un poco mas de sal gorda, eso si, cuidado al ir donde la chica y decirle “sal, gorda!!” ya que igual sale y os unta un par de guantazos por sopla gaitas 😉

Os recomiendo sin lugar a duda el Txakoli Simon, uno de los lugares míticos de Artxanda y de Bilbao y uno de los sitios a los que acudía con mi aita cuando era txiki y que ya por eso tendrá siempre un 10 para mí. Un sitio donde se come muy bien y donde podréis disfrutar de un buen chuleton.

http://www.txakolisimon.com/
Camino San Roque 89 – 480150 Bilbao (Bizkaia)
94 445 74 99
info@txakolisimon.com
Carta

Restaurante mexicano Nopal en Portugalete
15 Noviembre 2011 por De Buen Comer

Gracias a los cupones que están sacando varios restaurantes en toda España he podido conocer algunos restaurantes bastante apetecibles, entre ellos el restaurante mexicano de Portugalete Nopal.

Chollo y descuentosChollomania

Compramos un cupón en chollomania.es (pagina que os recomiendo para encontrar ofertas y chollos) y nos fuimos el sábado a probar el menú que ofrecían. Los que sigan un poco nuestras andanzas ya sabrán que nos gusta mucho la comida mexicana y que son varios los días que solemos preparar en casa quesadillas, fajitas, burritos y los “natxos al estilo osaba” que siempre desatan la ovación del publico, por esto mismo no solemos impresionarnos mucho en los restaurantes mexicanos.

Después de tomar una cervecita en la noble villa de Portugalete nos dirigimos al Nopal, este restaurante mexicano me lo había descubierto mi buen amigo Alex y aunque nunca me había animado a ir a comer (mas que nada porque vivo a 45 minutos en metro) si me había acercado a tomar algo (¿¿veis como somos los hombres?? No vamos a comer pero no nos importa ir hasta ahí a tomar unas cervezas XD).

Lo primero que me sorprendió al hacer la reserva es que en contra de lo que me había pasado siempre que llamo a un restaurante con cupones para un fin de semana no me pusieron pegas, tan solo me dijeron que tenían dos mesas grandes y que me recomendaban ir a las 21 o a las 23 horas, ya que como pudimos comprobar tenían dos mesas con bastante gente a las 22:00.

Tras entrar y sentarnos en una mesita para dos el amable mexicano nos trajo unos cuantos totopos con dos salsas picantes para hacer la espera más agradable. No soy de los que se asustan con el picante (ya lo demostré hace unos días comiendo un chile abanero del tiron) así que cogí una tortita de maíz y la cargue bien de salsa, el resultado, notable…picaba pero en su justa medida, ni ardía ni era una salsa para colegialas.

Totopos de maiz

Al de poco tiempo llego el plato de Nachos mexicanos, una buena ración de totopos con frijoles, salsa de queso y jalapeños. Como he dicho la ración estaba muy bien de cantidad, las únicas pegas que le puedo sacar es que el queso era muy suave, a ver, estaba rico, pero a mi me gusta el sabor mas fuerte, y sobre todo que los jalapeños no picaban lo mas mínimo y a mi me gusta que rasquen. Pero vamos, para un público “general” eran unos nachos mas que aceptables, buena ración y ricos.

nachos mexicanos con frijoles y jalapeños

Después de los nachos vino la Ensalada “poca madre”, una ensalada de tomate, cebolla, lechuga (mucha lechuga), maíz, pimiento rojo y verde, pollo especiado y en teoría con una salsa rosa que se olvidaron de traernos. A mi no me importo lo mas mínimo porque salsa rosa me cansa pero vamos, que el camarero n ose diese cuenta cuando le pedimos algo para aliñar la ensalada manda narices. En su defensa diré que se notaba que era un camarero novato y que no sabia muy bien por donde le daba el aire. La ensalada, sin mas, mucha lechuga acompañando al pollo, quizá con la salsa rosa ganase algo pero vamos, no deja de ser una ensalada sin nada especial.

Ensalada poca madre

Después nos trajeron los dos platos finales, un burrito (Taco de carne de vacuno con pimiento y cebolla) y una quesadilla laguna (con fajitas de pollo, cebolla y queso).

Quesadilla laguna

Ambos estaban deliciosos, lo malo de este tipo de menús de descuento es que suelen traer las cosas mas o menos estándar, yo suelo hacer quesadillas y burritos en casa y esa vez me quede con ganas de probar los tacos pastor (de los que ya os deje la receta), pero claro, para algo es un menú con un descuento de mas del 50%.
Como he dicho, ambos estaban deliciosos, además la quesadilla traía una bola de guacamole y el burrito un cuenco con frijoles que también estaban deliciosos.

Burrito

Y paso lo que nunca imagine, estaba cenando en un mexicano y estaba sin hambre, y no, no es lo de siempre, he ido a infinidad de mexicanos (en Bilbao, Oviedo, Madrid…) y en ningún lado he salido contento de la cantidad, esta ha sido la primera vez que he quedado contento.  Eso si, el estar contento no impidió que pidiésemos un postre, Laura pidió una tarta de plátano y yo una tarta de queso con dulce de leche mexicano que hacia llorar de lo bueno que estaba, “rediós”, vaya dos tartas, además de ricas eran contundentes a mas no poder.

Tarta de platano

tarta de queso con dulce de leche mexicano

Después de esto y con el expediente más que cumplido toco el turno de los dos tequilas cortesía de la casa, un paseíto por la ribera de la ria a su paso por Portugalete, un vistazo al puente colgante…y a dormir, que la tripa estaba llena 🙂

Como nota final os diré que el restaurante estaba bien, buena cantidad y para lo que pagamos estaba bien, el bono que incluía la comida (salvo los postres) nos costo 22 €, al final los postres y la bebida hizo que pagásemos otros 15 € (4,5 cada postre).
Para nosotros que comemos bastante veces al año comida mexicana casera estuvo bien pero no nos maravillo, pero si soléis ir poco a estos restaurantes o no sois muy abiertos a la comida “exótica” os lo recomiendo.

El menú en si costaba 48 € para dos personas incluyendo el postre y la bebida, a demás da la opción de elegir entre nachos o patatas rancheras, tres ensaladas diferentes y de plato fuerte tacos pastor, burrito o quesadilla laguna.

Nopal Bar-Mex
C/ Correos 16
(48920) Portugalete
944 721 302
649 661 776


Ver mapa más grande

»  Usa: WordPress   »  Diseño: Ahren Ahimsa   »    »