»
S
I
D
E
B
A
R
«
El hombre contra la hamburguesa, Deluxe Bilbao
27 Diciembre 2012 por De Buen Comer

Hace unos días estábamos haciendo nuestro particular día de chicas en la bodeguilla ( la zona de santutxu) cuando surgió el tema del programa “Crónicas Carnívoras” y las hamburguesas que hacen en un restaurante de Amarillo Texas. A los cinco minutos algunos de los presentes estábamos salivando y nos vimos obligados a quedar un día para ir a comer unas hamburguesas gigantes.

El sitio elegido fue el Restaurante deluxe en Bilbao, un lugar conocido en Bilbao por sus hamburguesas gigantes, entre estas hamburguesas podemos encontrar las llamadas catedrales, hamburguesas de hasta 4 kilos para las personas con mas hambre (estas catedrales cuestan desde 45 € la normal hasta los 65 de la doble, eso si, la doble son 4 kilos de carne, ¿¿algún valiente??).

Como paso previo a la cena quedamos en la calle ledesma para tomar unos potes, para no tener perdida quedamos en el mismo bar ledesma, un bar que siempre ha sido de paso obligatorio cuando quedamos el club de la sed impía, ¿¿la razón?? La mejor razón de todas, hasta hace poco tenia un póster de Julen Guerrero y no veíamos un lugar mejor en el que beber que uno en el que la perla vigila todos nuestros pasos. Hay que decir que el bar lo han remodelado y desde entonces ha perdido todo el glamour que le daba el póster de Julen, aunque en defensa del bar ledesma diremos que lo han sustituido por una foto firmada del santutxiano ilustre Ibai Gomez, fino extremo bilbaíno del Athletic que desborda calidad en cada acción (aunque en la cuadrilla somos muchos los que decimos que el gran Mitxelo era mejor 😉 )

Tras unos potes en Ledesma y visitar el Ein Prosit para tomar una cerveza de trigo nos fuimos al Deluxe, nada mas llegar vimos que había un montón de gente y que nos tocaría esperar, esto nos lo podíamos haber ahorrado ya que intentamos reservar una mesa la noche anterior sin éxito, no se porque extraña razón no reservan mesas si la hora de la reserva es anterior a las 23 horas. Viendo que teníamos unas 4 mesas delante nuestro nos hicimos fuertes en la barra y nos tomamos unas cervezas mientras hacíamos hambre.

Tras una espera de unos 45 minutos nos toco el turno de cenar, los que no seáis muy observadores deberéis saber que no van a venir a servirte en la mesa, debes ir a una caja que hay al final de la barra y ahí solicitar lo que desees cenar, después de pedir y pagar deberás esperar a que suene la bocina y la pantalla muestre tu numero y acercarte a una ventana de la cocina a recoger la comanda, un sistema muy útil para el restaurante pero que a mi se me antoja muy cutre, vale que te ahorras personal y agilizas el servicio pero pierdes mucha imagen y publico, eso si, viendo las colas que había parece que les va bien así.

Eramos cinco personas a cenar así que pedimos 4 hamburguesas deluxe dobles y dos raciones de patatas (una ali oli y otra de queso y bacón).

Empezare por lo mas fácil, las patatas.

Las patatas no son nada del otro mundo, una ración mas o menos grande pero caras para la cantidad y calidad que daban, el ali oli no era nada del otro mundo y las patatas de queso y bacón eran de risa, la salsa insípida y el bacón desaparecido en combate, si vais a pedir patatas pedir estas ultimas que se suponen que son típicas del local aunque lo dicho, no esperéis que sean la “re hostia”. El precio de las patatas ali oli es de 5 € y el de las patatas deluxe de 6€, por ese precio en cualquier hamburguesería, pollería o restaurante te ponen dos raciones de patatas como dios manda.

patatas deluxe henao bilbao

El plato estrella de la noche llego casi a la vez que las patatas, las hamburguesas deluxe dobles, la hamburguesa esta formada por Doble de carne, Jamón, lechuga, huevo, queso, bacón, pepinillo, tomate, cebolla, mayonesa y pan mucho pan.

Lo primero que os diré es que al ver la hamburguesa se ve que se cumple lo que se promete: una hamburguesa muy grande, aunque también diré  que era todo pan. Esa misma hamburguesa con menos pan ganaría muchísimo mas pero claro, ya no podríamos venderla como una hamburguesa gigante.

De sabor os diré que aprobaba, no suspendía pero tampoco es para enmarcarla o llevar ala familia para quedar como un señor, he probado miles de hamburguesas de mejor sabor que la hamburguesa deluxe. En la misma zona tenéis el Don Jamón (plaza circular con calle navarra) que por menos dinero te ponen una hamburguesa grande, con doble carne y que le da mil vueltas a la que me comí yo ese día en el deluxe.

Para mi no merece la pena ir a gastarse 12 euros en esta hamburguesa que como os he dicho no pasa de ser una hamburguesa normal con una súper cubierta de pan.

 

Del grupo de personas que fuimos no se puede decir que seamos unas nenazas comienzo pero si se puede decir que no nos acabamos la hamburguesa, yo deje un cuarta parte, Ruben seria una tercera y Asier la mitad aproximadamente. En mi defensa diré que tenia un virus estomacal que hizo que me pasase varios días reclamando el trono de gondor con bastante frecuencia y poca consistencia (a buen entendedor…)

 

Con el estomago lleno y una bolsa con las sobras para el día siguiente (sobras que nos dieron con cara de pocos amigos, coño…ni que no las hubiese pagado!!!!) nos dirigimos a tomar un gin tonic a “la antigua cigarrería” de la zona Diputación.

Nada mas entrar en el bar vimos que el lugar poco tenia que ver con un grupo de santutxutarras como nosotros, un ambiente pijo-senior que ya nos anunciaba lo que nos iba a pasar. Tras pegarnos un poco para llegar a la barra del bar y conseguir que un asiático con pinta de ser el amigo gay de alguna pija de indautxu nos sirviera nos dimos cuenta de lo mucho que echamos de menos los bares del barrio (Como el Arambarri) cuando pisamos el centro de Bilbao. 12,5 € por una mierda de gin tonic g’vine!!! Como para tomarse varios!!!!! Para que os hagáis una idea, una hamburguesa gigante del deluxe cuesta menos que un gin tonic en la antigua cigarrería….

La cara de Ruben en la foto…lo dice todo!!!

Después de que nos robases a mano armada por un cacharro y con el estomago a punto de estallar cogimos un taxi en la antigua plaza de España y nos dirigimos a nuestro pueblo a descansar un poco la tripa.

Como conclusión os diré que el Deluxe si que pone unas hamburguesas grandes pero su calidad desde luego no es la que era (ya lo había visitado con anterioridad y me pareció mucho mejor que esa noche), existen hamburguesas en Bilbao o Basauri con genero bueno, grande y mas barato que el deluxe. Eso si, si os hace gracia llevar a los colegas para ver las catedrales, las hamburguesas de dos pisos…. hacedlo, pero sabed que es mas fama de lo que en verdad es.

Deluxe Bilbao

Calle Henao, 28 – 48009 Bilbao

944 02 90 27


Ver mapa más grande

Restaurante Txakoli Simon en Artxanda (Bilbao)
03 Abril 2012 por De Buen Comer

Este fin de semana he tenido visita en casa, todo fue mas o menos improvisado y es que el mismo sábado a las 11 de la mañana recibía un SmS de mi buen amigo Txetxu diciendo que se venia a Bilbao y a ver si tenia un hueco en mi casa para alojarle, como villa osaba siempre esta abierta para un amigo el pinteño se puso en camino y a las 17:30 ya le tenia en Basauri.

Después de una comida rápida a base de cous cous con pollo y verduras nos fuimos de cañitas por Basauri y después a iniciar al bueno de Txetxu en el noble de arte de pillarse un buen pedo a base de zuritos por la calle somera del casco viejo bilbaíno. tras unas paradas en el Nekane, el Jonen, el Soiz 3… nos fuimos a casa con la sensación de haberlo dado todo y sobre todo sabiendo que el día siguiente seria aun mas grande.

de potes por someraCon el gran Txetxu tomando algo en el Soiz 3

A las 15:00 se presento en mi pueblo de adopción Pablo I de Santander, un tío grande de volumen y más grande aun de forma de ser, sin pensarlo mucho nos montamos en su coche y subimos hasta el Txakoli Simon del monte Artxanda.
Artxanda es una de las zonas de recreo favoritas de los Bilbaínos a medio paso entre Sondika y Bilbao ha sido históricamente uno de los pocos lugares verdes de Bilbao (gracias a dios ahora tenemos bastantes mas), un lugar donde las cuadrillas hacían barbacoas, donde las familias hacían picnic los domingos y donde ahora la comunidad ecuatoriana de Bilbao hace sus fiestas con música a todo trapo los domingos 🙂

txakoli simon en Artxanda

Ahí podemos encontrar el Txakoli Simon, para muchos uno de los mejores sitios para comer un chuleton a la brasa de todo Bilbao, había ido muchas veces a comer ahí pero la cuestión era, ¿¿estaría a la altura de los dos gourmets que me acompañaban??.

pablo y Txetxu en el Txakoli Simon

El menú fue mas o menos claro, dos chuletones con sus respectivas patatas (como no quedaban chuletones de kilo nos pusieron de kilo y algo), un plato de huevos con morcilla para picar, el pan y dos botellas de agua (si, ya se que lo ideal hubiese sido un buen vino pero a los tres que íbamos a comer se nos unió nuestra amiga la resaca y no había manera). La cuenta fue clara, cada chuleton sale a 36 €, el plato de morcilla, patas y huevos a 8, el agua a 3 cada botella (ya llevamos 83 €) y los 10 € que nos quedan hasta alcanzar los 93 que costo la comida son de las patatas y el pan para tres personas.

El chuleton estaba espectacular, muy tierno y la morcilla también eso si, para mi realizaron varios sacrilegios que no son dignos de un lugar como este.

chuleton txakoli simon bilbao

1- Las brasas las hicieron con liquido inflamable y algunos cachos de carne traían el aroma del producto químico, esto para mi fue IMPERDONABLE, si me voy a gastar seis mil de las antiguas pesetas en un chuleton no me lo jodas haciendo unas putas brasas con un producto químico que va a dar un toque a la carne!!!!!!! Fueron muy pocos trozos en los que me paso, pero los suficientes como para darme cuenta.

2- La sal gorda, un chuleton sin sal gorda por encima es como un athletic sin bizkaitarras, como Queen sin Fredy Mercury o como el ayuntamiento de Bilbao sin azkuna…le falta algo, pues eso mismo le pasaba al chuleton, hombre, échale sal gorda y dale un poco de vidilla!!!! nos vino el chuleton con muy poca sal gorda, tan poca que no llegaba ni aun puñado.

3- las brasas debido al método de elaboración eran muy vivas y provocaba que la carne se hiciese mucho y además demasiado rápido, esto para muchos no será un problema pero para mi que me gusta la carne poco hecha si que puede llegarlo a ser aunque en verdad domino las carnes crudas y las muy hechas, yo acojo a todas y las doy un hogar en mi estomago.

4- la morcilla a base de esperar a sacarla con los chuletones se quedo fría, entiendo que siendo un lugar donde la comida se va sacando con turno de espera quieran sacar todo junto, pero no pasa nada por sacar primero un plato si se ha elaborado un poco antes.

Después de meternos los dos chuletones, los huevos, las patatas y demás Pablo nos invito a un valenciano que estaba de muerte, además de ser generoso en cantidad estaba elaborado con zumo natural y la parte de licor fue generosa. Cada valenciano salio a 6 € por cabeza (gracias Pablete!!)

A pesar de que os pueda parecer que no disfrute de la comida no os debéis quedar con esa sensación ya que disfrute como un enano, tal vez si mi estomago hubiese estado mejor podíamos haberlo regado con un criancita o tal vez le hubiésemos dado mas tute (aunque no sobro nada).

Quitando el tema del producto químico de las brasas diré que disfrute mucho de la carne, estaba un poco sosa para mi gusto pero no es nada que no se pueda remediar pidiendo un poco mas de sal gorda, eso si, cuidado al ir donde la chica y decirle “sal, gorda!!” ya que igual sale y os unta un par de guantazos por sopla gaitas 😉

Os recomiendo sin lugar a duda el Txakoli Simon, uno de los lugares míticos de Artxanda y de Bilbao y uno de los sitios a los que acudía con mi aita cuando era txiki y que ya por eso tendrá siempre un 10 para mí. Un sitio donde se come muy bien y donde podréis disfrutar de un buen chuleton.

http://www.txakolisimon.com/
Camino San Roque 89 – 480150 Bilbao (Bizkaia)
94 445 74 99
info@txakolisimon.com
Carta

Restaurante mexicano Nopal en Portugalete
15 Noviembre 2011 por De Buen Comer

Gracias a los cupones que están sacando varios restaurantes en toda España he podido conocer algunos restaurantes bastante apetecibles, entre ellos el restaurante mexicano de Portugalete Nopal.

Chollo y descuentosChollomania

Compramos un cupón en chollomania.es (pagina que os recomiendo para encontrar ofertas y chollos) y nos fuimos el sábado a probar el menú que ofrecían. Los que sigan un poco nuestras andanzas ya sabrán que nos gusta mucho la comida mexicana y que son varios los días que solemos preparar en casa quesadillas, fajitas, burritos y los “natxos al estilo osaba” que siempre desatan la ovación del publico, por esto mismo no solemos impresionarnos mucho en los restaurantes mexicanos.

Después de tomar una cervecita en la noble villa de Portugalete nos dirigimos al Nopal, este restaurante mexicano me lo había descubierto mi buen amigo Alex y aunque nunca me había animado a ir a comer (mas que nada porque vivo a 45 minutos en metro) si me había acercado a tomar algo (¿¿veis como somos los hombres?? No vamos a comer pero no nos importa ir hasta ahí a tomar unas cervezas XD).

Lo primero que me sorprendió al hacer la reserva es que en contra de lo que me había pasado siempre que llamo a un restaurante con cupones para un fin de semana no me pusieron pegas, tan solo me dijeron que tenían dos mesas grandes y que me recomendaban ir a las 21 o a las 23 horas, ya que como pudimos comprobar tenían dos mesas con bastante gente a las 22:00.

Tras entrar y sentarnos en una mesita para dos el amable mexicano nos trajo unos cuantos totopos con dos salsas picantes para hacer la espera más agradable. No soy de los que se asustan con el picante (ya lo demostré hace unos días comiendo un chile abanero del tiron) así que cogí una tortita de maíz y la cargue bien de salsa, el resultado, notable…picaba pero en su justa medida, ni ardía ni era una salsa para colegialas.

Totopos de maiz

Al de poco tiempo llego el plato de Nachos mexicanos, una buena ración de totopos con frijoles, salsa de queso y jalapeños. Como he dicho la ración estaba muy bien de cantidad, las únicas pegas que le puedo sacar es que el queso era muy suave, a ver, estaba rico, pero a mi me gusta el sabor mas fuerte, y sobre todo que los jalapeños no picaban lo mas mínimo y a mi me gusta que rasquen. Pero vamos, para un público “general” eran unos nachos mas que aceptables, buena ración y ricos.

nachos mexicanos con frijoles y jalapeños

Después de los nachos vino la Ensalada “poca madre”, una ensalada de tomate, cebolla, lechuga (mucha lechuga), maíz, pimiento rojo y verde, pollo especiado y en teoría con una salsa rosa que se olvidaron de traernos. A mi no me importo lo mas mínimo porque salsa rosa me cansa pero vamos, que el camarero n ose diese cuenta cuando le pedimos algo para aliñar la ensalada manda narices. En su defensa diré que se notaba que era un camarero novato y que no sabia muy bien por donde le daba el aire. La ensalada, sin mas, mucha lechuga acompañando al pollo, quizá con la salsa rosa ganase algo pero vamos, no deja de ser una ensalada sin nada especial.

Ensalada poca madre

Después nos trajeron los dos platos finales, un burrito (Taco de carne de vacuno con pimiento y cebolla) y una quesadilla laguna (con fajitas de pollo, cebolla y queso).

Quesadilla laguna

Ambos estaban deliciosos, lo malo de este tipo de menús de descuento es que suelen traer las cosas mas o menos estándar, yo suelo hacer quesadillas y burritos en casa y esa vez me quede con ganas de probar los tacos pastor (de los que ya os deje la receta), pero claro, para algo es un menú con un descuento de mas del 50%.
Como he dicho, ambos estaban deliciosos, además la quesadilla traía una bola de guacamole y el burrito un cuenco con frijoles que también estaban deliciosos.

Burrito

Y paso lo que nunca imagine, estaba cenando en un mexicano y estaba sin hambre, y no, no es lo de siempre, he ido a infinidad de mexicanos (en Bilbao, Oviedo, Madrid…) y en ningún lado he salido contento de la cantidad, esta ha sido la primera vez que he quedado contento.  Eso si, el estar contento no impidió que pidiésemos un postre, Laura pidió una tarta de plátano y yo una tarta de queso con dulce de leche mexicano que hacia llorar de lo bueno que estaba, “rediós”, vaya dos tartas, además de ricas eran contundentes a mas no poder.

Tarta de platano

tarta de queso con dulce de leche mexicano

Después de esto y con el expediente más que cumplido toco el turno de los dos tequilas cortesía de la casa, un paseíto por la ribera de la ria a su paso por Portugalete, un vistazo al puente colgante…y a dormir, que la tripa estaba llena 🙂

Como nota final os diré que el restaurante estaba bien, buena cantidad y para lo que pagamos estaba bien, el bono que incluía la comida (salvo los postres) nos costo 22 €, al final los postres y la bebida hizo que pagásemos otros 15 € (4,5 cada postre).
Para nosotros que comemos bastante veces al año comida mexicana casera estuvo bien pero no nos maravillo, pero si soléis ir poco a estos restaurantes o no sois muy abiertos a la comida “exótica” os lo recomiendo.

El menú en si costaba 48 € para dos personas incluyendo el postre y la bebida, a demás da la opción de elegir entre nachos o patatas rancheras, tres ensaladas diferentes y de plato fuerte tacos pastor, burrito o quesadilla laguna.

Nopal Bar-Mex
C/ Correos 16
(48920) Portugalete
944 721 302
649 661 776


Ver mapa más grande

»  Usa: WordPress   »  Diseño: Ahren Ahimsa   »    »