Restaurante Baserri en Basauri

Hace unas semanas fueron las fiestas de Basauri, el que es mi pueblo de acogida. Por este motivo nos propusimos ir algunos amigos a cenar el primer viernes de fiestas al Bar Baserri, aunque tuvimos que desistir y marcharnos a la polleria Carpanta porque era imposible entrar ni siquiera a tomar una triste caña.

Como nos habíamos quedado con las ganas,aprovechando que estaba el bueno de DD por estas tierras nos acercamos a comer al viernes siguiente acompañados de Laura mi novia y acompañante en este periplo gastronomito que comparto con vosotros.

 

El día empezó como debe empezar en el bar de las cortezas y los torreznos (tienen las mejores cortezas y torreznos de todo Basauri y parte de Bizkaia) donde me metí para el cuerpo una tortilla de patata que hacen riquísima y una cañita con David, después fuimos a buscar una “papa rellena” al elkartetxe de Basauri que queda justo en frente, pero no quedaban y nos toco (vaya por dios) tomarnos otra cervecita así sin mas 🙂

 

El baserri es el típico bar de barrio donde puedes meterte para el pecho un menú del dia, un bocadillo, hamburguesa o un plato combinado y salir con la tripa llena por menos de 10 euros.

Para que os hagáis una idea por menos de 5 euros, tenéis un bocadillo que es como mi antebrazo de largo, para dos personas tranquilamente, las hamburguesas, pues más de lo mismo, bastante grandecitas, pero eso si, la estrella son los platos combinados.

 Interior del Baserri en Basauri

El menú como podéis imaginar fue bastante básico, dos platos combinados especiales llamados “fritanga baserri” (Para el bueno de David y para el que escribe) y un plato numero 28 para Laura.

 

Como veis el nombre del plato es contundente y bastante significativo, cada plato de fritanga baserri cuesta poco mas de 11 € y lleva  3  San Jacobo naturales, nuggets de pollo, croquetas de jamón, aros  de cebolla, patatas bravas y alitas de pollo, todo muy Light como podéis ver. Alguno dirá, “joder, que mariconada”, o “vaya hostia que te dan por unos San Jacobo… os diré que ninguno de los dos nos lo acabamos, yo deje patatas porque si comía algo mas vomitaba. La gente que me conoce sabe que mi lema es “antes reventar que tirar” y que no acostumbro a dejar comida salvo que no pueda mas, pues bien…este fue uno de esos casos.

 Fritanga Baserri, un plato para aquellos que sufren del corazon.

El plato de Laura era mas ligerito, croquetas, merluza a la romana, ensalada marinera y patatas, el coste del plato fue de 8,50 € y sobra decir que Laura no se acabo el plato dejando medio filete de merluza que ni yo ni David pudimos mendigar por estar llenos no, lo siguiente

 plato combinado 28, para los que etan regimen 🙂

El plato lo acompañamos con un cosechero rioja de la casa que salía a 9 € y que era mas que correcto, el pobre duro poco y esque había que engrasar la traquea para que pasase la fritanga baserri.

 Aqui mi estomago dijo basta, si quieres que la comida siga dentro..deja de comer

Tras el plato y mientras laura y David salían a la calle a echar un pitillo e intentar bajar la comida yo me metí un goxua entre pecho y espalda, un postre típico vasco que me encanta, bizcocho, nata y crema que como me dijo la chica del  baserri cuando le pregunte si era grande, “aquí todo es grande chaval”, ufff… lo que me faltaba para reventar.

 Goxua para el pechamen, estaba delicioso y me remató

Al final la cuenta salio 45 euros para tres personas y se incluía en la cuenta 2 cañas, botella de cosechero rioja, 2 fritangas baserri, plato combinado 28, goxua de postre y tres cafés

 

Después y para que veáis como salimos del lugar fuimos a tomar un gin tonic, pues bien, costo dios y ayuda meterlo al cuerpo, no había dios que lo tragase y ya casi por vergüenza torera lo tomamos y nos dirigimos a casa a echar una siesta para intentar salvar la noche y poder salir de fiesta. Os diré que después de casi dos horas de siesta en el sofá de casa nos levantamos y yo NO PUDE tomarme mas que un misero Gin tonic teniendo que dejar la fiesta para otro día, el bueno de David cubrió el pabellón y se tomo 4 dejando bien claro quien fue el MVP de ese día.

 

 Restaurante Baserri

Menéndez y Pelayo, S/N

Basauri

Teléfono: 944 407 302


Ver mapa más grande

 

Barrio del Húmedo y Parador Nacional de León

Hace pocos días fue el cumpleaños de Laura, desde hace unos años hemos cogido la costumbre de pasar unos días de relax y vacaciones a algún hotelito con encanto a modo de regalo para los dos. Esta vez toco el parador nacional de León (Hostal San Marcos).

El parador de león es un edificio con mucha historia, en su época fue un hostal de peregrinos que hacían el camino de santiago, después fue cárcel y fuerte en la guerra civil y ahora, y gracias a que las mentes iluminadas que quisieron demolerlo por considerarlo un símbolo del franquismo no lo hicieron, es un hostal de 5 estrellas que guarda en sus fachadas y en su interior pequeñas joyas del arte plateresco español.

El hotel es una pasada, ya al llegar impresiona su fachada repleta de símbolos que recuerdan su pasado jacobino, la cruz de santiago esta presente en casi toda ella. Al entrar es como si te alojases en un castillo por el efecto de sus paredes, sus cuadros, tapices…merece la pena. Además como no debía ser menos la atención y el trato de los trabajadores del Parador Nacional de León fue exquisito en todo momento (cosa que a veces en otros lugares no ha sido así)

Por lo demás la habitación era muy cómoda y amplia, si pecaba de ser muy antigua, se ve que al querer dar un aire añejo al hotel no han dejado que entre la moda actual y las habitaciones se han quedado un poco desfasadas en diseño que no en prestaciones.

La única pega que le puedo encontrar es que para ser un hotel de 5 estrellas había telarañas en los barrotes de la terraza y en las estatuas que adornan su claustro. Dicho claustro es digno de ver y de dedicar un buen rato a contemplar las columnas, los detalles del techo, los jardines…una pena que no tengan una barra de bar junto a las mecedoras que poblaban los pasillos del mismo porque no me imagino un lugar mejor para tomar una cervecita al atardecer.

Como imaginareis no fuimos a León para estar adorando el parador sino que nuestro viaje llevaba detrás un objetivo bastante mas pecaminoso y es que si amigos, nuestro viaje lo dirigió la gula y las ganas de probar las famosas tapas de León 🙂

No os voy a poner todos los sitios a los que fuimos pero si algunos de los que mas me habían hablado y sobre los que había leído en algunos foros de Internet

Rebote:
Este bar se caracteriza por unas tapas de croquetas que son una delicia, al pedir cualquier consumición puedes elegir una tapa de croqueta (solo viene una) de varios sabores. Yo probé la croqueta de Pizza, la de morcilla de León y la Jalisco con un toque picante. Para mi la mejor es la de la Morcilla. No podéis dejar de ir, eso si, el servicio es pésimo, las camareras parece que tienen una parálisis facial que les impide sonreír.

La Bakanal
Este bar tiene mas pinta de pub para tomar una copilla, nosotros fuimos cuando estaban ya cerrando el resto de bares (16:30) y la chica nos sirvió muy amablemente y además nos dio de tapa un plato de patatas fritas con bacón que era mas que generoso. Si no te gusta el bacón o eres de esos que no comen animales también puedes pedirlo con champiñones 😉

Jabugo
El bar que mas me decepcionó, ojo, las tapas son gratis y te la dan por cortesía por lo que esta mal y es injusto quejarse (vaya por adelantado) pero al comparar con los bares que le rodeaban salía perdiendo. Aquí tomamos una tapa de patatas fritas y de morcilla (cuando me refiero a tapa de morcilla, me refiero a una rebanada de pan con morcilla encima)

Latino
El Latino, otro bar donde la amabilidad de los camareros brilla por su ausencia, fuimos tres veces y nos tocaron tres camareros diferentes y no se salvaba ni uno, quitando una chica que nos atendió el primer día el resto eran mas lentos que el caballo del malo (y no estaba lleno el bar cuando fuimos). De tapa tienes un platito de salchichas con patatas y de chipirones estofados con patatas. Si vais pedir la de txipis porque las salchichas no eran muy abundantes.

Rocco
Este bar ofrece de tapa un cacho de chorizo frito o de morcilla de León, os recomiendo pedir la morcilla ya que esta deliciosa aunque eso si, si queréis morcilla ir al bar “La Bicha”

La Bicha
Tiene fama de tener la mejor morcilla de todo León y así nos lo dijo un charcutero muy majo de la charcutería Inma del mercado Conde Luna de león. El camarero es un tipo muy majo que incluso se atrevió a hacer un par de bromas a las chicas que estaban delante mío y que incluso se me insinúo en bromas. Lo dicho, si vais al húmedo no podéis dejar de pasar por este bar, eso si, aviso a navegantes esta siempre lleno y es difícil hacerse un hueco.

Rincón Andaluz
De los primeros bares que vimos abiertos y de los primeros que entramos, la verdad que estaba vacío y con sevillanas a todo volumen y dijimos…¿Por qué no?.
El camarero era un señor andaluz que desde luego debió haberse dejado la gracia en su Andalucía natal aunque para meternos una pedazo de tapa de jamón y cecina no le hizo falta gracia. Nos puso una pedazo tostada de pan tumaca con jamón y cecina que era un manjar de dioses. NO dejéis de pasar por este bar 🙂

Gaucho
Lo encontramos por la noche y tenia muy buena pinta, es un bar con menos pinta de tasca que el resto y que da tres tapas para elegir, patatas gaucho, patatas con picadillo y sopas de ajo. Nosotros optamos por el picadillo y las patatas gauchas, me quede con ganas de las sopas de ajo.

Besugo
Aunque el primer día nos atendió el hermano perdido de cañita brava al día siguiente regresamos y mi opinión del bar cambio por completo. La primera noche nos obsequiaron con unas patatas bravas y un plato de gambas cocidas, al día siguiente sin embargo y a pesar de ir cuando ya estaban cerrando la camarera que era una chica de lo más maja y sonriente nos puso de ágape unos chipirones estofados que estaban de 10.

Llar
Este fue el primer bar al que entramos, acababan de abrir y el servicio fue un resumen de lo que nos iba a esperar, un chico sudamericano que nos puso los cortos y la ración de patatas con salsa de queso (también había ali oli o ajo aceite que dicen mis amigos valencianos) igual que si estuviese echando el grano a las gallinas.

Alpargata
Ya a unas horas intempestivas encontramos abierto este bar, ya solo quedábamos en el húmedo mi señora, yo y un grupo de despedidas de solteros que desde luego iban ya un poco tocados. El camarero aun así nos sirvió muy amablemente y nos obsequió con un par de cojonudos, unos huevos de codorniz a la plancha con un toque de pimentón picante que le daban mucha gracia.

La Gitana
Este bar fue el más anecdótico de todos, pedimos un par de cortos y nos pusieron una bandejita muy bien surtida de pollo frito, el pollo buenísimo y el camarero de lo más correcto. Todo estaba en orden hasta que llegaron un grupo de matrimonios asturianos que se dejaron la educación en la cuenca porque desalojaron el bar entero con sus malos modales y sus gritos. Y no exagero, uno de los parroquianos habituales del bar llamo y todo a la policía.

Mesón San Martín
Este bar esta justo en frente del rebote y ningún día lo vimos a rebosar como estaban el resto, vale que el servicio era como en todos los bares y el precio el mismo pero leñe, la tapa era un huevo con picadillo. Una persona que no acepta una tapa de huevo con picadillo no es de fiar, os lo digo yo.
El bar por lo demás muy limpio, rápidos en el servicio y con una tapa que merece la pena.

Con este grupo de bares que os comento ya tenéis para estar entretenidos una mañana entera, recordad que León es una ciudad preciosa con muchos edificios que ver, tenéis la catedral que es una verdadera joya arquitectónica, el palacio de los guzmanes, la casa botines o el mismo parador San Marcos. No dudéis en visitarla, si vais a la oficina de información que esta en el antiguo ayuntamiento os explicaran muy bien la historia de León y sus monumentos, a nosotros nos atendió una chica llamada Zaira que además de enseñarnos un poco el León cultural nos explico donde tapear de 10.

Parador de León

Pza. de San Marcos, 7

987237300

Para las tapas, os recomiendo la plaza San Martín que es el epicentro de los bares de tapas, disfrutadlo. No he sacado muchos fotos de los bares y las tapas porque me dedique a disfrutarlos 😉


Ver mapa más grande

Restaurante hamburgueseria La Maloka en Zierbana

Hace un par de fines de semana nos pusimos el traje de domingueros y nos acercamos a la playa de la arena en Zierbana. Este pueblecito de la costa de bizkaia es uno de los sitios preferidos de los bizkaitarras que viven en la margen izquierda, cuando caen dos rayos de sol no es muy difícil encontrarse a medio Sestao o medio Santurce por allí.

El fin de semana elegido gracias a dios no fue uno de esos fines de semana y pudimos disfrutar de la tranquilidad de la playa y del puerto de este bonito pueblo. Debo decir que la visita fue un poco metida con calzador ya que la razón principal era conocer una hamburguesería de la que me habían hablado muy bien, el Maloka. Un bar con mucho encanto y en el que se puede comer muy bien por poco dinero mientras contemplas como las olas del cantábrico rompen contra la costa de zierbena.

El lugar tiene una carta bastante extensa, ya que se pueden encontrar desde bocadillos a pizzas pasando por hamburguesas y platos combinados. Yo saque el pequeño gordo que llevo dentro y me decante por una hamburguesa.


La elección de los platos fue simple y rápida hamburguesa maloka para el que escribe y una hamburguesa “a caballo” para mi novia Laura, una ración de 9 malokitos (nugets de pollo) y unas patatas fritas bravas. Para beber una pinta de cerveza para alimentar mi pequeña barriga y una coca cola para Laura.


El precio de todo…22 € muy poco para lo bien que quede ya que si la comida parece poca cosa el lugar es inmejorable.

La hamburguesa estaba deliciosa, la carne se veía que era “buena” tenia un sabor excelente a carne y la elección de los ingredientes era inmejorable y casaba perfectamente, mi hamburguesa maloka llevaba entre cosas pepinillo, bacón, tortilla francesa…una delicia ( hamburguesa maloka 4,80 €)
La hamburguesa a caballo de Laura estaba riquisima también, lo se porque no pudo acabarla y me toco comerme (de muy buena gana) casi media hamburguesa de ella 🙂 (su coste es de 4,50€)

Para acompañar las patatas bravas que picaban bastante (por fin encuentro un lugar en el que las bravas piquen!) venían en una racion muy generosa al igual que los malokitos que estaba muy ricos (malokitos 4,30 € y patatas con 1 salsa 3,50 €)

Lo mejor de todo es que mientras comíamos la hamburguesa podíamos ver por los amplios ventanales el mar y la playa, eso si que nos conquisto y es que solo por las vistas del restaurante merece la pena ir a comer 🙂

Volveremos en cuanto podamos fijisimo.

A favor:
Unas vistas inmejorables y un entorno y un enclave insuperable.
La calidad de la carne de la hamburguesa era muy buena
Relación calidad precio muy buena.

En Contra:
Lo único…que hay que ir en coche

Asi que ya sabéis, si queréis ir y quedar muy bien por poco dinero acercaros a la playa de la arena en zierbana y tras dar una visita por el pueblo, la playa y el puerto de Zierbana acercaros comer al Maloka que no vais a fallar 😉

Maloka
Tfno. 946365157
Playa de la Arena, 17
48508 Zierbena
Bizkaia


Ver mapa más grande