Restaurante Asador Gozo Gozo en Bilbao

El sábado 27 de este mes fui con mis amigos al asador Gozo Gozo de Santutxu, había sido un día de turismo y de andar un buen rato así que para comer decidimos comernos un buen par de chuletones 🙂

El día había comenzado con un paseo desde abando hasta el museo guggenheim pasando por moyua para enseñar a los amigos madrileños y cantabros lo bonito que el alcalde Iñaki Azkuna esta dejando Bilbao.
Después el recorrido obligado por el paseo de uribitarte hasta el ayuntamiento para acabar comiendo un “chorizo al infierno” en el bar bacaicoa de Unamuno y un txampi en el mutrikes de Somera.

Tras engañar un poco al hambre subimos en metro hasta Santutxu para poder comer en este asador que los que me conocen ya saben que suelo frecuentar mucho.

Para empezar pedimos una ración de croquetas de jamón (6,75€) , una de morcilla frita (6,25 €), una ensalada mixta grande (7,50€), una de chorizo a la sidra (6,25 €).

De las raciones diré que no son excesivamente grandes, están bien si sois 2 o 3 pero en nuestro caso que éramos 5 personas se nos quedaron un poco escasas. Eso si, estaban todas bien ricas, a mi me gusta sobre todas la morcilla ya que la ponen muy frita, tal y como a mi me gusta.

De segundo pedimos Dos chuletones de Kilo que sabían a gloria, la verdad que para mi no hay comida mejor que un buen chuleton a la piedra, con su sal gorda por encima, bien hecho por fuera y con el corazón de la carne roja… me entra hambre solo de pensarlo.
El chuleton de kilo cuesta 37 € por unidad y viene acompañado de una fuente de patatas.

Tal vez pueda parecer caro pero con ese chuleton y unos entrantes pueden comer tres personas que no sean de muy buen comer fácilmente, a demás, he comido chuletones peores por mucho mas dinero y aquí la carne he de decir que es muy tierna y esta deliciosa.

chuleton a la piedra

(La foto no es la del chuleton que comimos, por un problema en la cámara no puedo poneros la del nuestro, en cuanto pueda la cambiare 🙂 )

Como somos de muy buen comer y viendo que con los entrante nos podíamos quedar con hambre tuve la brillante idea de pedir un codillo asado…y digo brillante idea porque acabamos reventados…a mi me salía el chuleton por la garganta y no pude tan siquiera rebañar la carne que queda en el hueso.

El codillo tiene un coste de 14,50 y va acompañado de un plato de puré de patata, el codillo es una de las especialidades del asador gozo gozo,se nota que le tienen cogid el punto al plato ya que te lo ponen con la grasita bien deshecha y bien crujiente por fuera.

Para acompañar la comida pedimos un par de botellas del crianza de la casa, un buen crianza de rioja que salio a 10,50 € por botella y que desde luego nos convenció a todos.

De postre tocaron una ronda de escoceses y valencianos (5,95 por barba).

La nota final con algún café y el pan ascendió a 164,35 € lo que hacia un total de 33 € por cabeza que la verdad para como salimos del asador no era mucho.

A favor: Esta a 5 metros de la boca de metro de Santutxu (Salida Karmelo por las escaleras)
El chuletón esta de muerte, la calidad de la materia prima es excelente y la comida es buena y esta riquísima.

En contra: Las raciones de los entrantes a mí se me hacen “pelin” pequeñas, para 3 pueden estar bien pero ya para 4 se quedarían un poco escasas
La carta puede resultar algo escasa ya que solo tiene entrantes y carnes.

Puntuación: Un 8 por el tema de los entrantes, pero ya os digo, es un sitio que cuando viene gente de fuera o gente que quiere comer un buen chuleton…siempre elijo y eso es por algo.

Como consideración final diré que cuando voy a comer sin que sea nada especial suelo elegir el magret de pato con salsa de pasas que es una delicia. Para mí el mejor plato de su carta 😀

Asador Gozo Gozo

Zabalbide 39
944334262


Ver mapa más grande

Restaurante Las Olas en Santander

Este domingo, después de pasar una noche de sábado muy agradable con unos amigos de Madrid y Santander, mi amigo Pablo me llevo al restaurante “Las Olas”. Un restaurante que esta en un enclave perfecto, frente a la playa y con vistas al mar.

Pablo, Oscar, Laura y Chelo

El día era un típico día cantábrico, la lluvia caía suave pero constante y las olas rompían sin cesar contra las rocas mientras la estatua del pescador se mantenía firme resistiendo el envite de estas. Un día perfecto para rematarlo con una comida excepcional.

Mi amigo Pablo nos había hablado de este restaurante diciendo que el pescado era acojonante y que la paella era la mejor paella de toda España. Y a pesar de que mi amigo Oscar “el madrileño” refunfuñase por ir a un restaurante tan ligado a la mar y no poderse llevar un pescado de roca a la boca hicimos caso al anfitrión y nos pedimos una paella de marisco.

Pero como no solo de paella vive el hombre y tras tomar unas cañitas nos decidimos por abrir apetito con una ensalada mixta ( 9€), tabla de pulpo a la gallega (14 €), unas rabas (8 €) y unas croquetas caseras de carne ( 6€).

El pulpo estaba delicioso, tierno, bien cocinado y el toque justo de pimentón y sal. En pocas palabras, estaba perfecto, mi señora que le copio asco al pulpo en un viaje a Vigo (la mezcla de albariño y pulpo puede ser letal a veces) se decidió a probarlo y dio su bendición al primo lejano del Pulpo Paul que nos estábamos metiendo entre pecho y espalda.
Pulpo a la Gallega

Las croquetas estaban también deliciosas, me encanto su forma irregular y pequeña ya que sin duda es un indicador de que eran caseras a más no poder y del sabor…que puedo decir del sabor…nada que no me haga la boca agua. Vale que las croquetas son una de mis debilidades pero es que estaban riquísimas…solo comparables a las croquetas de mi señora madre y las del bar ziaboga del casco viejo bilbaíno 🙂

De las rabas y la ensalada a pesar de que estaban buenas no daré más datos porque no dejan de ser eso…rabas y ensalada 

Ya con la tripa algo llena y con la alegría que nos iba dando el cresta rosa (8 € la botella) que habíamos pedido para acompañar el arroz y los entrantes llego la paella de marisco.

No se si será la mejor paella de España (11 € por persona) como decía mi amigo Pablo pero la paella estaba de muerte.
Un 10 en sabor y en acompañamiento (y no me refiero a mis amigos…que también). La Paella venia con su cigalita por cabeza, sus gambitas, chirlitas, mejillones…una delicia.

Paella de Marisco

Para los mas quisquillosos lo único que se puede decir es que el arroz no estaba muy suelto pero bueno…no le doy mas importancia porque la presentación, sabor y demás eran perfectos.
Además (y como muestra de que se come muy bien) el restaurante estaba hasta la bandera, lo que dificulta la elaboración de los platos sin duda.

Después de la paella toco el turno de los postres, Pablo y yo, por un problema de alcoholismo que no viene al caso, nos tomamos un valenciano (4,50 €) pero pude catar la tarta de queso (casera, 3,50 €) de mi amigo Oscar y el “cactus de membrillo” (3,50 €) que pidió Laura. Estaba todo riquísimo la verdad, aunque para mi gusto el “cactus de membrillo” era extremadamente dulce y tenia un toque acido que puede que no guste a todos.

Para rematar la faena dejare dos apuntes, nos invitaron a los cafés y a las copas que no eran moco de pavo (3 cremas de orujo, 1 orujo de hierbas y cuatro cafés) y el servicio era excelente, todos muy agradables y simpáticos. (Mi amigo Oscar llego a insinuar que el restaurante hacia un casting de camareras…porque todas le parecían guapas)

Puntuación que le doy al restaurante: un 10 sin lugar a dudas, por 129 € comimos los 5 como reyes.

Lo mejor: La calidad de los ingredientes y el sabor de lo platos, si juntas esto y lo pones frente a un mar embravecido y lo sumas a una buena compañía…
Yo desde luego volveré a probar los pescados y la parrillada de marisco.

Lo peor: que hay que ir en coche, pero merece la pena, además si vas en verano puedes pasar el día en la playa y después ir a comer…

Restaurante Las Olas
Dirección Barrio corbanera 89
Teléfono 942342027
Santander

Ver mapa más grande