Restaurante Baserri en Basauri

Hace unas semanas fueron las fiestas de Basauri, el que es mi pueblo de acogida. Por este motivo nos propusimos ir algunos amigos a cenar el primer viernes de fiestas al Bar Baserri, aunque tuvimos que desistir y marcharnos a la polleria Carpanta porque era imposible entrar ni siquiera a tomar una triste caña.

Como nos habíamos quedado con las ganas,aprovechando que estaba el bueno de DD por estas tierras nos acercamos a comer al viernes siguiente acompañados de Laura mi novia y acompañante en este periplo gastronomito que comparto con vosotros.

 

El día empezó como debe empezar en el bar de las cortezas y los torreznos (tienen las mejores cortezas y torreznos de todo Basauri y parte de Bizkaia) donde me metí para el cuerpo una tortilla de patata que hacen riquísima y una cañita con David, después fuimos a buscar una “papa rellena” al elkartetxe de Basauri que queda justo en frente, pero no quedaban y nos toco (vaya por dios) tomarnos otra cervecita así sin mas 🙂

 

El baserri es el típico bar de barrio donde puedes meterte para el pecho un menú del dia, un bocadillo, hamburguesa o un plato combinado y salir con la tripa llena por menos de 10 euros.

Para que os hagáis una idea por menos de 5 euros, tenéis un bocadillo que es como mi antebrazo de largo, para dos personas tranquilamente, las hamburguesas, pues más de lo mismo, bastante grandecitas, pero eso si, la estrella son los platos combinados.

 Interior del Baserri en Basauri

El menú como podéis imaginar fue bastante básico, dos platos combinados especiales llamados “fritanga baserri” (Para el bueno de David y para el que escribe) y un plato numero 28 para Laura.

 

Como veis el nombre del plato es contundente y bastante significativo, cada plato de fritanga baserri cuesta poco mas de 11 € y lleva  3  San Jacobo naturales, nuggets de pollo, croquetas de jamón, aros  de cebolla, patatas bravas y alitas de pollo, todo muy Light como podéis ver. Alguno dirá, “joder, que mariconada”, o “vaya hostia que te dan por unos San Jacobo… os diré que ninguno de los dos nos lo acabamos, yo deje patatas porque si comía algo mas vomitaba. La gente que me conoce sabe que mi lema es “antes reventar que tirar” y que no acostumbro a dejar comida salvo que no pueda mas, pues bien…este fue uno de esos casos.

 Fritanga Baserri, un plato para aquellos que sufren del corazon.

El plato de Laura era mas ligerito, croquetas, merluza a la romana, ensalada marinera y patatas, el coste del plato fue de 8,50 € y sobra decir que Laura no se acabo el plato dejando medio filete de merluza que ni yo ni David pudimos mendigar por estar llenos no, lo siguiente

 plato combinado 28, para los que etan regimen 🙂

El plato lo acompañamos con un cosechero rioja de la casa que salía a 9 € y que era mas que correcto, el pobre duro poco y esque había que engrasar la traquea para que pasase la fritanga baserri.

 Aqui mi estomago dijo basta, si quieres que la comida siga dentro..deja de comer

Tras el plato y mientras laura y David salían a la calle a echar un pitillo e intentar bajar la comida yo me metí un goxua entre pecho y espalda, un postre típico vasco que me encanta, bizcocho, nata y crema que como me dijo la chica del  baserri cuando le pregunte si era grande, “aquí todo es grande chaval”, ufff… lo que me faltaba para reventar.

 Goxua para el pechamen, estaba delicioso y me remató

Al final la cuenta salio 45 euros para tres personas y se incluía en la cuenta 2 cañas, botella de cosechero rioja, 2 fritangas baserri, plato combinado 28, goxua de postre y tres cafés

 

Después y para que veáis como salimos del lugar fuimos a tomar un gin tonic, pues bien, costo dios y ayuda meterlo al cuerpo, no había dios que lo tragase y ya casi por vergüenza torera lo tomamos y nos dirigimos a casa a echar una siesta para intentar salvar la noche y poder salir de fiesta. Os diré que después de casi dos horas de siesta en el sofá de casa nos levantamos y yo NO PUDE tomarme mas que un misero Gin tonic teniendo que dejar la fiesta para otro día, el bueno de David cubrió el pabellón y se tomo 4 dejando bien claro quien fue el MVP de ese día.

 

 Restaurante Baserri

Menéndez y Pelayo, S/N

Basauri

Teléfono: 944 407 302


Ver mapa más grande

 

El Cachopo de la Sidreria El Texu en Meluerda (Ribadesella)

Hace unos fines de semana y para cerrar la temporada de verano quedamos con Pablo I de Cantabria y Enrique V de Pinto para afrontar lo que nos habían dicho que era un reto sobre humano, comernos un cachopo de Kilo.

El reto surgió un día de verano en el chiringuito del Borizu (Celorio, LLanes) y no pudimos echarnos para atrás, asi que buscamos un día que nos iba bien a todos y allí nos plantamos con ganas de hacer sufrir a nuestro cuerpo.

Tras una noche de rumba y chupitos (cosa que no ayudo mucho al día siguiente) nos despertamos y nos dirigimos a Ribadesella. Para los que no conozcáis la zona os diré que Ribadesella es un pueblo costero que esta a media hora de Celorio (Llanes) y que es precioso, posee un paseo muy bonito rodeando la ria y el mar que nos lleva a un pequeño alto desde el que ver los acantilados, el pueblo… mientras vemos unos murales que nos cuentan la historia del pueblo.

Uno de los murales con la historia de Ribadesella

Vistas de Ribadesella desde lo alto

monumento en ribadesella por los marineros muertos en faena

paseo de Ribadesella

A 10 minutos de Ribadesella se encuentra el pueblo de Meluerda, un pequeño pueblo donde podréis encontrar el Restaurante “El Texu”, lugar donde comeréis como autenticas bestias.

Íbamos con la lección bien aprendida, tabla “el texu” y cachopo de jamón y queso 🙂 , lo que nos habían recomendado.

Para empezar llego la tabla mixta “el texu”, una tabla giratoria que traía de todo, jamón serrano, chorizo picante, chorizo dulce, lomo ibérico, cecina, queso ahumando de pria, queso de Cabrales, queso blando de barro y chóped. Sobra decir que todo estaba delicioso y que fue un buen entrante para “hacer hueco al cachopo”. Luego nos arrepentiríamos un poco de haberle dado tanto al embutido, al queso y sobre todo al pan, pero lo dicho…quien puede resistirse a una tabla de embutidos que da vueltas???
El coste de la tabla fue de 14 € y era bien hermosa.

tabla el texutabla el texu

Llego el turno de los platos fuertes, laura se pidió un plato de cachopos de setas (8 €), el plato consiste en una fuente con 8 cachopos de setas (seta, jamón, queso, otra seta y todo rebozado).
Yo no llegue a probarlos porque bastante tenía mi alma con aguantar los chupitos del día anterior y el pedazo cachopo que me esperaba en mi plato, pero Laura y Pablo (que hizo hueco para probar medio) comentaron que estaban bien ricos.

Cachopos de setas “El Texu”

El cachopo de kilo, que decir del cachopo…no entraba en el plato, costaba dios y ayuda comerlo sin tirar nada fuera del plato por las dimensiones del cachopo y por la guarnición de patatas y ensalada.

cachopo el texu

Para los que no sepan que es un cachopo os diré que son dos filetes de ternera uno sobre otro rodeados de jamón serrano y queso, ¿¿se os hace poco?? Será que no os he dicho que además esta rebozado….

16 € cuesta esa joya gastronomita que estaba de 10, además de una buena cantidad el plato hacia gala de una calidad extraordinaria, ya que estaba muy jugoso, muy blandito y muy bien relleno.
Yo que soy de buen comer me las vi y desee para acabarme el cachopo y aunque lo hice debo confesar que deje la gran mayoría de las patatas y ensalada (no como el gran Pablo que se comió todo!!!!).

Mi amigo Kike sufrió los excesos de la noche anterior y poco pudo hacer contra ese demonio que se le presento vestido de carne, jamón y queso…

Kike con su cachopo

Pablo “el grande” tras meterse un kilo de cachopo al cuerpo

Con este plato coméis tranquilamente y os quedáis bastante bien (salvo que seáis unas mulas pardas como Pablo).

Después de comernos un heladito para bajar el llenazo de la comida debí hacer frente al ultimo obstáculo del día, laura había pedido una tarta de queso que no podía acabarse…la tarta casera al igual que el resto de platos tenia unas dimensiones bastante considerables y uno que además de gordo es masoca copio el capote, la muleta y se lanzo al ruedo a lidiar con semejante morlaco… deliciosa!!!!! 😀

tarta de queso El texu

La cuenta para 4 personas nos ascendió a poco mas de 103 €, pero habíamos pedido 3 cachopos, una de cachopos de seta, dos helados, la tarta, una de vino de la casa, dos caseras,2 de agua,3 cafés y 4 coca colas…

Yo personalmente si estáis por la zona os recomiendo muy mucho ir al restaurante “El Texu”, comeréis muy bien a un precio normal y saldréis saciados no, lo siguiente.

Sidreria El Texu (meluerda)

La única pega es que si no conoces la zona igual te pierdes por el camino y que salvo que vivas en el pueblo hay que ir en coche si o si, y la verdad es que a todos nos gusta darle al Larios…

Sidrería El Texu
Meluerda (Ribadesella)
665 083 200


Ver mapa más grande

Restaurante Batzoki del Casco Viejo de Bilbao

Aprovechando la semana santa y después de ver al Athletic ganar el derby vasco a la real sociedad decidimos juntar a la cuadrilla e ir a comer y tomar unos vinos.
El día comenzó en el casco viejo con unos “potes” por barrenkale y las calles más cercanas ya que la comida (tras una barbacoa fallida) decidimos celebrarla en el batzoki del Casco Viejo de Bilbao.

La comida empezó mal, teníamos reservada una mesa para 10 personas a las 15:15 de la tarde y por un error al apuntar la reserva nos toco esperar una hora en la barra del batzoki. Al menos nos invitaron a un vino, pero vamos…la comida no empezaba muy bien.

Con este retraso de una hora nos sentamos a comer,por la espera nos invitaron a unas cazuelitas de chorizo a la sidra para compartir (una para cada cuatro), el chorizo estaba muy rico y para nada grasiento como suele ocurrir con este tipo de plato.

Parecía que todo iba bien pero ya vimos que los camareros tenían prisa y que nos iban a estar sacando los platos uno tras otro para acabar pronto. Lo que faltaba…nos hacen esperar una hora y encima sacando los platos uno tras otro y lo mas rápido posible.
Si hemos entrado tarde por vuestra culpa, porque NO habéis apuntado bien la hora es problema vuestro, bastante que hemos esperado en lugar de irnos, vamos a pagar 30 € por un menú así que al menos ten la decencia de servir las cosas como dios manda.


El menú eso si, estaba muy rico. Al respecto ninguna queja (salvo el asunto de la piedra que os comentare mas tarde), la comida estaba bien realizada y estaba riquísima, todo en su punto perfecto.

Para comer teníamos para compartir un surtido de ibéricos con pan tumaca, ensalada de queso de cabra y piquillos con piña y vinagreta suave, hojaldre crujiente de mantequilla relleno de setas y hongos.

Estaba todo riquísimo, los ibéricos eran muy buenos, la ensalada estaba rica y la piña le daba un toque muy fresco y el hojaldre era insuperable eso si, a mi amigo Iker le toco una piedra dentro de un hojaldre, si, si, ¡¡¡UNA PIEDRA dentro del plato!!! Y no una chinita, la piedra tendria unos 2 o 3 centímetros de largo y uno o dos de ancho, menos mal que Iker se dio cuenta pronto y no se la tragó.

Lo peor además de encontrar la piedra fue que al decírselo a la camarera nos dice un “si, ya veo que es una piedra” con un tono como de cabreo, ¿¿¿perdona??? Me metes una hora tarde, me sacas los platos casi sin masticar el anterior y encima me metéis una piedra en uno de los platos y…¿¿¿la culpa es mía???

La razón que nos dieron es que al ser hongos de piedra se les colaría alguna, si sois aficionados a los hongos (mi madre en temporada siempre va al monte y trae la cesta llena) sabréis que los hongos hay que lavarlos antes de comerlos y en ese momento se ve bien lo que es hongo, lo que es tierra y obviamente lo que es una piedra, lo que me lleva a pensar que o bien no lavaron los hongos o lo hicieron sin prestar atención.

De segundos platos y ya para cada comensal teníamos entrecote con patatas, muslo de pato asado con cama de pasta fresca, bakalao al pil pil y revuelto de langostinos y champiñones.

Yo probé el bacalao y el pato y debo decir que como los entrantes estaban buenísimos, en lo referente a la comida no tengo ninguna pega ya que estaba todo delicioso y muy bien preparado.

De postre nos ofrecieron un surtido de postre que si fue decepcionante, consistía en un sorbete de champagne y limón acido que era sosísimo y no tenia sabor a nada, mousse de queso fresco y confitura de naranja que estaba rico, tenia un sabor fuerte a queso pero estaba bueno, helado de fresas del bosque y sus coulins que era un helado sin mas y tarta bombón de chocolate sobre dulce de leche que yo esperaba como agua de mayo…y que no dejo de ser un pastelito de chocolate.

De la comida el postre fue lo peor de todo ya que como he dicho tanto los entrantes como el plato fuerte era una delicia.

Lo que no me pareció bien es que cobrándote 30 € el menú de vino te den un cosechero de rioja cuando en casi todo el casco viejo en los menús de fin de semana te añaden una botella de crianza rioja. El vino no estaba malo pero no es lo esperado en un menú especial de fin de semana.

A favor:
En pleno casco viejo, cercano a la plaza nueva, a las 7 calles, a Unamuno…
La comida deliciosa y bien realizada

En contra:
Esperar una hora a pesar de tener reserva
Encontrar una piedra dentro de los hojaldres y el tono con el que contestaron al reclamarles (educadamente por cierto)
Las prisas que tenían después para acabar de trabajar que son comprensibles, pero voy a pagar por comer y quiero comer a gusto y repito, fue un error suyo.

Yo no creo que vuelva a comer en mucho tiempo, fue un cúmulo de cosas, errores…que hizo que saliera (saliéramos) poco contentos con el restaurante. Aunque debo reconocer que sin la espera y la piedra mi opinion del lugar hubiese sido totalmente diferente, esperemos que sea un mal día.

Batzoki del Casco Viejo de Bilbao

Menu fin de semana

C/ Tendería, 17 bajo
Tfno. Reservas: 94.679.22.30

 


Ver mapa más grande

Restaurante Chez Marie en Montmarte (Paris)

Hace poco encontramos un viaje muy baratito a Paris y como hacia tiempo que no nos íbamos de vacaciones a algún sitio no dudamos en comprarlo y marchar a la ciudad de la luz.

Me habían hablado sobre lo caro que es comer bien en Paris y sobre lo poco limpia que es la gente de la hosteleria de aquel país y mi predisposición no era muy buena en ese sentido.

Un día dando una vuelta por Montmarte y después de hacer la visita obligada al Sagrado Corazón y ver la maravillosa vista que desde allí hay de Paris nos pusimos a buscar un lugar al que ir a comer, no era fácil ya que casi todos los sitios vienen a ofrecer lo mismo y al desconocer totalmente como son los sitios te aventuras a que te tomen el pelo y pagues la novatada por ser un gÜiri. En esta ocasión hicimos una cosa que no me suele gustar, hacer caso a la guía de Paris que habíamos comprado y acudir al pequeño restaurante Chez Marie en Montmarte.

La guía Lonely Planet decía que era un restaurante pequeñito, acogedor, con una decoración con motivos teatrales y que da bien de comer y debo decir que en esta ocasión la guía no mentía.

El menú del día costaba 12 € por persona y contenía un entrante, un plato principal y el postre, intentamos pedir las cosas mas típicas que nos ofrecían y quitando la ensalada que me pedí yo de entrante lo conseguimos.

De primero Laura pidió la sopa de cebolla, un plato típico francés que es muy básico pero muy sabroso. El plato consiste en un caldo de pollo con cebolla y pan desmigado, después le añaden queso rallado por encima y lo gratinan.

A mi no me hacia mucha gracia la sopa, pero al probarla me gusto mucho, no sabia a cebolla y tenia un gran sabor, además después de un día de caminata se agradecía meter algo caliente al cuerpo.

Yo pedí una ensalada de beicon que estaba deliciosa, llevaba tomate, lechuga, beicon, cebolla y una salsa que no había probado nunca y que estaba muy rica. La verdad que el plato no tiene mucha historia, pero el resto de los primeros no me motivaban y opte por el tiro fijo.

De segundo llegaron dos platos típicos franceses, Laura que había vivido unos años en Francia eligió el beuf bourguignon , un plato muy parecido a la carne guisada española.

Estaba deliciosa, me recordaba mucho a la carne guisada que hace mi madre (que posiblemente sea el plato más rico que existe con sus caracoles a la vizcaína) pero llevaba un toque especiado que no logre sacar. además la salsa tenia mucho cuerpo y sabor gracias al vino de Burdeos que llevaba. A mi este plato me encanto, sin duda el mejor de la comida.

Yo me pedí el andouillete sauce moutarde (como se te queda el cuerpo al decirlo??), ni yo ni laura sabíamos lo que era  y no me pude resistir a la atracción de lo desconocido.

Después pregunte a la señorita que nos atendía y en un ingles macarrónico (cosa que no entenderé ya que Laura le pregunto en un perfecto francés) me dijo que era “la parte de dentro del cerdo”, como si no hubiese partes XD XD

Al final el andouillete sauce moutarde resulto ser una especie de salchicha de callos, tenia sabor a los callos que se hacen España pero mas fuertes, no iba acompañado de ninguna salsa como se suele hacer aquí sino que iban a palo seco con un poco de mostaza picante.

El plato en si estaba rico, ojo, te tienen que gustar mucho los callos y los sabores fuertes, si no es así…mejor elige otro plato porque no te va a gustar. El plato además es muy contundente.

De postre elegimos una Mouse de chocolate y una tarta, estos postres eran los típicos que ponen en todos los lados así que no tienen mucha historia.

Para acompañar tomamos una jarra de 750 centilitros de Vino tinto de la casa que costo 8,50 €, la bebida no esta incluida en la casi totalidad de menús de Francia, así que si vas a comer al país vecino hazte a la idea que el menú no van a ser 12, 15 o lo que cueste, ya que tendrás que añadir entre 3 y 8 € en función de lo que quieras beber.

En resumen, el restaurante Chez Marie esta bien, no es un restaurante de alto copete pero se come muy bien, yo me quede a gusto con la cantidad y no fue nada caro (30 € los dos).

Además tiene encanto al ver esa entrada como de película y esas paredes con los cuadros y posters de teatro. A mi me gusto y si queréis ir a comer en un sitio cercano al Sacre Coeur  y barato os lo recomiendo muy mucho.

Eso si, la cocina francesa tiene mucha fama internacional pero a mi personalmente me parece que es mas marketing que otra cosa, en España hay restaurantes y cocineros  que les dan mil vueltas a los franceses y al resto de la gastronomía mundial.

 

Restaurante Chez Marie

Barrio: Buttes-Montmartre

27 rue Gabrielle, 18e, París, Francia

(01) 42 62 06 26

Ver mapa más grande

 

Hamburguesería Boys en Bilbao

Hace un par de días mi hermana Nekane me sorprendió invitándome a comer, acabábamos de salir de la oficina y nos fuimos a uno de los sitios que mejores recuerdos me trae de Bilbao, la hamburguesería Boys de Hurtado Amezaga.

En esta hamburguesería celebraba mis cumpleaños adolescentes, siempre acompañado por mi amigo Javirulo , me acuerdo como por 1000 pelas teníamos dos hamburguesas boys, una de patatas y dos coca colas…que recuerdos 😀 .
Después ya nos haríamos un poco mas mayores y dejamos las hamburguesas para hacer “litros” y gastarnos esas 1000 pesetas en cerveza, kalimotxo y vete tu a saber que mas  😉

Después del golpe de nostalgia y de recordar aquellos tiempos en los que mi peso no tenia tres dígitos, podía jugar 3 partidos de fútbol seguidos sin echar las tripas y el mundo estaba a mis pies alce la vista y pude comprobar que por mucho que hayan pasado 15 años desde aquellas veces que bajaba desde Santutxu a merendar todo sigue igual.

En la hamburguesería Boys puedes encontrar bocadillos, platos combinados, sándwiches e incluso platos del día (por ejemplo, suelen tener un plato de pasta como pechuga de pollo a la plancha por 7,50 € que si tienes que quedarte a comer no esta nada mal de precio) pero el 15 añero que llevo dentro no podía dejar pasar la ocasión de rememorar aquellas tardes de 1995 cuando era un joven melenudo que escuchaba exkixu y llevaba una camiseta de la peña julen guerrero.

Mi elección fue clara, el menú “big boys” consistente en una hamburguesa triple (con su pepinillo, huevo, bacón…), unas patatas gajo y una pinta de cerveza bien fresquita.

Mi hermana Nekane como esta a régimen se tuvo que conformar con el menú “gran boys”, una hamburguesa doble (como la mía pero sin huevo) acompañada de patatas fritas normales y una coca cola.

Por si nos quedábamos con hambre pedimos unos nagets de pollo (6 unidades a 3,50 € la ración), aunque fue una mala elección porque mi hermana al final no pudo con su hamburguesa (y es de buen comer).
La comida nos salio por 19 € los dos.

En los menús puedes elegir el acompañamiento de entre estos tres platos, patatas fritas normales, patatas gajo y croquetas de jamón. Yo recomiendo las patatas gajo ya que las patatas normales son eso, simples patatas y las croquetas a mi me decepcionaron un poco.

La hamburguesa…que os voy a decir, es de 10, esta riquísima, la carne se nota que es buena y tiene un sabor delicioso, la única pega que le puedo dar es que el pan es de bollo al mas puro estilo americano, yo soy mas de pan de toda la vida, pero eso si, con un pan normal me costaría acabarme el menú. Aunque una hamburguesa con tanto peso necesita un pan más solidó para mantenerse (a mi siempre se me rompe) porque al final entre las tres piezas de carne, el beicon, las salsas…el pan va cediendo y se acaba rompiendo entero si no tienes cuidado.

Yo os recomiendo muy mucho la hamburguesería Boys de hurtado amezaga, vais a quedaros bien llenos por menos de 9 € y encima una hamburguesa bien buena que no tiene nada que envidiar a otras famosas hamburgueserías de Bilbao.

A favor:
Buena cantidad
En el centro de Bilbao (a escasos 200 metros de la plaza circular y su salida de metro)
Barato
Rápidos sirviendo
Las camareras que me han atendido siempre llevaban una sonrisa en la boca, cosa que se agradece.
Para lo vagos, tienen servicio a domicilio 😉

En contra:
Es una hamburguesería, no esperéis platos de Ferran Adria
Las ensaladas a mi se me hacen pequeñas, hace poco pedí la ensaladilla rusa y la verdad que parecía mas bien una tapa que un plato de ensaladilla rusa.

HAMBURGUESERÍA BOYS
Hurtado amezaga 22
944163284




Ver mapa más grande

Restaurante Torre Salazar en Portugalete

Hace unos meses compre en groupon un descuento para un codillo en un restaurante de Portugalete, la idea me la dio mi amigo Somoza y como mi novia se ha criado prácticamente en la villa barrillera me pareció una maravillosa idea para sorprenderla.

El restaurante es el Torre Salazar, un restaurante que lleva pocos años abierto y que la verdad es todo un descubrimiento.
Mi amigo Asier López me había hablado del lugar, me dijo que el dueño era un viejo conocido de mi barrio de Santutxu José Luís Neira que ante regentaba un bar frente al Batzoki del mencionado barrio bilbaino. Allí nos encaminamos después de tomar una par de zuritos en la calle Ledesma y tras bajarnos en la parada de metro de Portugalete nos dimos una vuelta por las antes llenas calles de Koskojales y Santa Maria, estas calles antaño eran el centro de encuentro de los jóvenes de la margen izquierda y Bilbao que buscaban fiesta y un par de chavalitas o chavalitos con los que alegrar la vista, ahora es un desierto gracias a la no muy acertada política del ayuntamiento que vio nacer al gran Julen Guerrero.

Tras tomar unos potes nos dirigimos al restaurante, lo primero que llama la atención a parte del propio restaurante que esta en la torre Salazar es que hay que llamar a un timbre, identificarte y decir que vas al restaurante, imagino que este control es debido a que en la torre se expone un pequeño museo de historia de portugalete y querrán que los amigos de lo ajeno no entren, a mi al menos me pareció curioso.

Al entrar nos encontramos un restaurante muy acogedor, con música Jazz muy suave como hilo musical y todo cuidado al detalle pero sin grandes lujos. José Luís, muy atento durante toda la comida, se encarga del comedor y de atender muy cortésmente y con mucha educación a los comensales, a nosotros el trato que nos dio fue excelente.

Antes de empezar la comida y para amenizar la espera nos obsequiaron con un pequeño canapé que estaba delicioso, no acierto muy bien a saber de que era el pudín pero me daba un sabor a huevas que me gusto mucho.

Después y para abrir apetito y esperar al codillo pedimos una ensalada de langostinos y foie, yo no soy muy amigo de las ensaladas ya que me parece un pecado ir a comer a un sitio y pedir una ensalada que por muy buena que este no deja de ser ensalada pero debo decir que la elección de Laura fue muy acertada ya que estaba riquísima. El foie y los langostinos combinaron a la perfección. El coste de la ensalada fue de 14 € y la comimos entre los dos.

Después del plato Light de la noche nos trajeron el codillo, estaba delicioso y en su punto perfecto, la piel tostadita y la carne cocinada y jugosa Es el único codillo que he comido en España que se parece en algo a lo que probamos en NÜremberg, venia acompañado de la típica salsa que acompaña las carnes germanas y unas patatas con un toque a canela que me enamoraron y como no…el mítico e inseparable chucrut 😀 Estaba delicioso, la única pega tal vez, es que para comer seria escaso, para cenar estaba muy bien pero a las 2 de la tarde se me hubiese antojado escaso. Su precio es de 16 € por comensal.

Después del Codillo de Ibérico al estilo Baviera llego el momento del postre, yo no quise nada pero laura pidió un brownie de chocolate casero que tras catar puedo decir que estaba de 10, muy rico y templadito. (5,50 € por postre casero)

Para regar la cena y combinando perfectamente con el codillo pedimos un Crianza rioja Muga, un vino que a mi me gusta mucho y que siempre es una gran elección, su coste fue de 23 € la botella.

El restaurante Torre Salazar debo decir que me gusto mucho, la comida era excelente, el ambiente perfecto y la atención del personal exquisita.

Si queréis dar una sorpresa a vuestra pareja o familia os lo recomiendo, nuestra cena con el pan y los cafés salio 50 € mas el cupón de groupon (que costo 19€, es decir, por 19€ nos dieron una ración de codillo para dos personas), si vais normal el coste hubiese sido de 85 € en lugar de los 69 que nos costo a nosotros, igual puede salirse del presupuesto de muchos para una cena sin mas pero cambiando el vino por agua os ahorráis 20 € de la cuenta 😉

Yo en breve iré de nuevo con unos amigos ya que tenemos un par de vales más y ya os contare 😉

A favor:

Portugalete es una villa con mucho encanto, su proximidad a las arenas con su playa, su cercanía a Santurce y su puerto, su puente colgante…un plan perfecto para pasar el día.

La comida esta deliciosa y se ve calidad en los ingredientes.

El restaurante tiene encanto

Posibilidad de conocer un poco de la historia de Portugalete

 

En contra:

Hay que ir hasta Portu

La cantidad para un glotón como yo puede resultar escasa

Es un restaurante que puede salirse del bolsillo de todos al ir a la carta (aunque esta bien)

 

Restaurante Torre Salazar

Travesía de Lope García Salazar s/n Portugalete

944966585

Carta del restaurante Torre Salazar

Ver mapa más grande

Recientemente he conocido a los compañeros de gastrourdiales, un blog que descubre y de una manera muy buena (para mi gusto) diversos restaurantes de Castro y ciudades de alrededor. He podido ver que han acudido al restaurante Torre Salazar de Portugalete y que a diferencia de mi el trato recibido no ha sido muy bueno.
Os dejo aqui la cronica que han escrito los amigos de gastrourdiales.