Restaurante El Campanu en Llanes (Asturias)

El día 4 de agosto es el cumpleaños de mi hermana Nekane y el 8 el de mi madre Tella, por ese motivo y aprovechando que tanto ella como mi madre estaban ya veraneando en el pueblo asturiano de Celorio (Llanes) nos decidimos a acercarnos el fin de semana allí y celebrarlo comiendo en el restaurante “El Campanu”.

El Campanu es el restaurante al que siempre iba con mi madre y mi padre cuando era un poco más joven y delgado y queríamos celebrar algo en Llanes, por ello le guardo muy buen recuerdo y siempre estará entre mis lugares favoritos, por ello cuando decidimos acercarnos a ver a mi ama y hermana no dude en donde debía reservar mesa.

Como teníamos mesa reservada a las 15:00 del sábado y como Llanes siempre esta lleno de turistas que copan y abarrotan las calles y parkings nos acercamos un poco antes de la hora al pueblo, para la causa ya habíamos reclutado un rato antes al gran Jesús de la Cruz García, más conocido mundialmente como el gran Txus que no es de la familia pero como si lo fuese.

Para la comida pedimos tres entrantes a compartir y un plato principal cada uno, todas las veces que habíamos ido a comer al Campanu habías aprendido la lección de pedir poco al ser las raciones bien grandes, esta vez vimos que como todo eso también había cambiado.

Llegó el primer entrante, unas croquetas de queso y huevo cocido que sin ser nada del otro mundo se dejaban comer, para mi gusto estaban un poco flojas de sabor. Eso si, la bechamel perfecta, muy fina pero lo dicho, flojas de sabor (aunque ya sabéis que soy un enamorado de los sabores fuertes). La ración era la típica docena, no esta mal ya que por su precio (7 €) en la mayoría de los sitios te suelen dar media docena.

Después de las croquetas llegó un fijo en las visitas de mi familia al restaurante, el revuelto de setas y gambas, un revuelto que tal vez está bien para compartir tres personas pero no para 5 que éramos. El plato era muy sabroso tanto que para el resto de comensales estaba salado. Para mi que un restaurante te sirva un plato salado es un error imperdonable, es un error o bien de concentración (no acordarse de si he puesto sal o no) o bien de inexperiencia. Si a mi no me queda un plato salado en casa…¿¿como es posible que le quede a un profesional de la cocina??
Un revuelto que de estar en su punto de sal hubiese sido delicioso no puede pasar del aprobado por ese fallo garrafal. Su precio es de 12 €.

Antes del plato principal llegó el plato de jamón ibérico, un buen plato de jamón cortado a cuchillo y a loncha pequeña que estaba bien sudado y tenía un sabor delicioso. Un entrante perfecto, poco más puedo decir. El plato de jamón sale a 20 € el plato.

Después de los entrantes tocó el momento de los platos estrella, mi hermana, Txus y yo nos decantamos por el San Jacobo (no se porque no le llaman cachopo), mi madre por un Xargo a la plancha y mi novia Laura por unos pimientos rellenos de ternera.

A pesar de haber catado todos los platos que se pidieron para probarlos y dar mi opinión en el blog me centraré en el cachopo que es el plato que yo pedí y que siempre pido cuando voy al Campanu.

Lo primero que debo decir es que es el cachopo más pequeño que he comido nunca comiendo a la carta en Asturias. Hace años el cachopo del Campanu servíaa para comer sin necesidad de tomar un entrante previamente, esta vez de no haber comido nada más me hubiese quedado con hambre. Por los 18 € que cuesta te comes un pedazo cachopo en el bar Borizu de Celorio que no se lo salta un gitano.

Debo decir que me decepciono un poco, para que os hagáis una idea deciros que me comí el mío, un tercio del de mi hermana Nekane, medio pimiento relleno de mi novia Laura y un buen cacho de pescado de mi madre. Eso antes era impensable.
De sabor el cachopo estaba muy rico, tal vez lo único que le puedo achacar es que el queso era muy flojo de sabor, los que siguen mi blog saben que me gustan los sabores fuertes y este queso era muy suave.

Los pimientos rellenos, este plato prometía mucho estéticamente cuando lo sacaron, dos pimientos de considerable tamaño naturales (generalmente siempre ponen de bote) y asados en el propio restaurante. Digo prometían porque sequedó en eso, los pimientos estaban sin pelar, algo que puedo hacer yo en casa, pero no en un restaurante, además el relleno era carne picada así sin más, sin nada de gracia. De sabor estaban muy ricos eso si, pero claro, era pimiento asado con carne, era imposible que estuviese malo. Como dato a mejorar no hubiese estado mal que nos hubiesen indicado que el pimiento tenía algún palillo sujetando los pimientos, porque mi novia casi se lo traga. El precio de los pimientos era de 11 € el plato.

El xargo que comió mi madre estaba muy rico, estaba bien hecho y tenía un gran sabor, me comí una cuarta parte del mismo y debo decir que a pesar de que cuando lo probé estaba ya frío me encanto su sabor. Su precio es de 21 €, si lo vais a probar preguntar el precio antes ya que los pescados frescos varían su precio según el precio de la lonja o el mercado y si no queréis llevaros un disgusto después es mejor que preguntéis, el precio del kilo es de 30 € (o al menos cuando nosotros lo pedimos).

La comida la acompañamos con su pan recién horneado (1€ cada uno), dos botellas de agua (2,50 cada una) y dos botellas de crianza rioja Coto que salió a 11 € por botella. Después de la comida (de la que mi madre y hermana salieron llenas y contentas) tomamos en la terraza del restaurante un escocés (txetxu y yo) y tres cafés para las señoritas que nos acompañaban.

El precio total de la comida ascendió a 168,90 € y en notas generales debo decir que estuvo bien, tal vez soy un poco mas critico con el Campanu porque para mi es un lugar especial al que guardo mucho cariño.
Los platos principales salvo los pimientos que no tenían nada especial eran buenos y muy ricos, la calidad de los ingredientes es excepcional y debo recalcar que la educación y las buenas maneras de la camarera que nos atendió fueron en todo momento magníficas.

Si vais a Llanes de veraneo y queréis daros un homenaje no dudéis en pasaros por el Campanu, seguro que no os decepciona. Si pasáis os agradecería que me dejéis vuestras impresiones.
Tenéis más datos sobre restaurantes en Llanes en otros artículos de mi blog.

Comer en Llanes

Restaurantes en Lanes

llanes

El Campanu
Calle de la Calzada
Llanes
985 40 10 21

Restaurante Wook Asiatico Kokoxili en Barakaldo

Hace unos fines de semana acudí a comer al restaurante kokoxili de Barakaldo, acudí allí muy animado por dos razones fundamentales, que soy un fan de los buffets libres y que varios amigos me habían hablado muy bien del sitio.

Al final nos decidimos a ir un sábado y nos acercamos al restaurante asiático mas conocido de la ciudad barakaldesa. El restaurante es un sitio muy amplio que cuenta con dos secciones, una planta baja muy amplia destinada a los gordos como yo que vamos al buffet libre y una parte alta de carta.

 kokoxili

Mi primera consideración del lugar es que es horrible, hay mas gente que en la cola del paro, además tuve la suerte de que ese día parecía que estaba toda la gente cutre y maleducada de toda la margen izquierda, canis gritonas, viejas maleducadas, cincuentonas que se piensan que son la esteban y gente que no ha visto el jabón en años, vamos, ambiente selecto y agradable, pero vamos, ya sabíamos a donde íbamos.

La comida bueno, la analizare según los platos que comí ese día 🙂

1 Entrantes

entrantes kokoxili

Siempre que voy a un buffet chino me meto un plato de fritanga para hacer base, en este caso me meti para el pecho un plato de croquetas, de nuggets, alitas de pollo, muslo de cangrejos y pechuga de pollo y un pescado rebozado.

¿¿Mi opinión?? sin mas, para llenar el estomago bien, pero vamos, que si son cosas que hay que pagarlas en una ración de bar es para pedir la hoja de reclamaciones.

Lo único el muslito de cangrejo que me apasiona desde pequeño.

 

2 arroz tres delicias y fideos fritos tres delicias

De segundo me tire a la tradición y me puse un plato de arroz y fideos, como todos los plato de un buffet masificado debo decir que no llegaban al aprobado, los fideos estaban pasados y sin gran sabor, el arroz sin mas, no era como comerse un plato de arroz frito del eroski pero no era como para llevar a la familia a comer.

Lo dicho, sin mas. Perfecto para llenar el buche.

 

3 Sushi y Kebab

 sushi

Vi a lo lejos a un chino un poco rollizo preparando sushi y ahí me lancé. Fue lo mejor del menú, me puse a sushi, maki, sasimi y nigiri hasta arriba. Repeti tres veces.

No es un sushi como el que se pueden poner en un japones de carta pero da el pego y debo decir que cumple con creces.

Me desilusiono que no podias ver como lo hacian porque lo tenian ya preparado, pero vamos, que es un menú buffet no un japones de carta con espectaculo.

Después para complementar con la parte chic del sushi me puse un plato de dos tipos de carne kebab para sentirme un poco mas de barrio. La carne sabia como la de cualquier kebab de barrio, buenísima pero frío.

 

4 Pato Pekin

 pato pekin

Ya con el estomago un poco lleno me puse un poco de pato pekin, un plato que me encanta con el ritual de coger la torta, el pato, la salsa y la verdura y enrollarlo, para mi imposible hacerlo con los palillos (me encanta cuando lo hace el chino. delante tuyo).

El pato pekin estaba bien de sabor, eso si, estaba frío y eso hacia que la torta se pegase y que no fuese muy maleable (se hacia un poco masa).

Sin mas el plato del kokoxili, eso si, el pato estaba muy bien asado.

 

5 Wook y plancha

 plancha wook

Para acabar la tarde con algo de dignidad me puse un plato de plancha, los ingredientes elegidos fueron navajas, brocheta de gambas, chipirón y salmón. Todo ello acompañado con el ajito que solo los wooks chinos saben hacer con el pescado.

plancha wook

Con el sushi lo mejor de la comida, de hecho me puse un segundo plato de plancha sumándole unos langostinos al plato anterior.

Lo que no me gusta es que tienen un montón de pescado y marisco y NO lo tienen refrigerado, menos mal que con toda la gente que va circula rápido porque sino..

 plancha wook

Mi visita al restaurante kokoxili creo que sera la ultima que haga, no me apasiono ni la comida ni el ambiente ruidoso y mal educado del local (esto es mas culpa de la gente que del propio restaurante). Mucha gente, mucho ruido, mucho cani y una comida que en verdad no merece la pena salvo que quieras comer a reventar.

 

El menu costo 13,95 por persona y a ellos debemos sumarle una botella de agua de medio litro (2 €) y una coca cola por 2,50 €. De postre me tome un Helado de chocolate con nata.

 

http://www.kokoxily.com/

Avda. La ribera 1A

48903 Barakaldo

9446559933

 

Ver mapa más grande

Restaurante Baserri en Basauri

Hace unas semanas fueron las fiestas de Basauri, el que es mi pueblo de acogida. Por este motivo nos propusimos ir algunos amigos a cenar el primer viernes de fiestas al Bar Baserri, aunque tuvimos que desistir y marcharnos a la polleria Carpanta porque era imposible entrar ni siquiera a tomar una triste caña.

Como nos habíamos quedado con las ganas,aprovechando que estaba el bueno de DD por estas tierras nos acercamos a comer al viernes siguiente acompañados de Laura mi novia y acompañante en este periplo gastronomito que comparto con vosotros.

 

El día empezó como debe empezar en el bar de las cortezas y los torreznos (tienen las mejores cortezas y torreznos de todo Basauri y parte de Bizkaia) donde me metí para el cuerpo una tortilla de patata que hacen riquísima y una cañita con David, después fuimos a buscar una “papa rellena” al elkartetxe de Basauri que queda justo en frente, pero no quedaban y nos toco (vaya por dios) tomarnos otra cervecita así sin mas 🙂

 

El baserri es el típico bar de barrio donde puedes meterte para el pecho un menú del dia, un bocadillo, hamburguesa o un plato combinado y salir con la tripa llena por menos de 10 euros.

Para que os hagáis una idea por menos de 5 euros, tenéis un bocadillo que es como mi antebrazo de largo, para dos personas tranquilamente, las hamburguesas, pues más de lo mismo, bastante grandecitas, pero eso si, la estrella son los platos combinados.

 Interior del Baserri en Basauri

El menú como podéis imaginar fue bastante básico, dos platos combinados especiales llamados “fritanga baserri” (Para el bueno de David y para el que escribe) y un plato numero 28 para Laura.

 

Como veis el nombre del plato es contundente y bastante significativo, cada plato de fritanga baserri cuesta poco mas de 11 € y lleva  3  San Jacobo naturales, nuggets de pollo, croquetas de jamón, aros  de cebolla, patatas bravas y alitas de pollo, todo muy Light como podéis ver. Alguno dirá, “joder, que mariconada”, o “vaya hostia que te dan por unos San Jacobo… os diré que ninguno de los dos nos lo acabamos, yo deje patatas porque si comía algo mas vomitaba. La gente que me conoce sabe que mi lema es “antes reventar que tirar” y que no acostumbro a dejar comida salvo que no pueda mas, pues bien…este fue uno de esos casos.

 Fritanga Baserri, un plato para aquellos que sufren del corazon.

El plato de Laura era mas ligerito, croquetas, merluza a la romana, ensalada marinera y patatas, el coste del plato fue de 8,50 € y sobra decir que Laura no se acabo el plato dejando medio filete de merluza que ni yo ni David pudimos mendigar por estar llenos no, lo siguiente

 plato combinado 28, para los que etan regimen 🙂

El plato lo acompañamos con un cosechero rioja de la casa que salía a 9 € y que era mas que correcto, el pobre duro poco y esque había que engrasar la traquea para que pasase la fritanga baserri.

 Aqui mi estomago dijo basta, si quieres que la comida siga dentro..deja de comer

Tras el plato y mientras laura y David salían a la calle a echar un pitillo e intentar bajar la comida yo me metí un goxua entre pecho y espalda, un postre típico vasco que me encanta, bizcocho, nata y crema que como me dijo la chica del  baserri cuando le pregunte si era grande, “aquí todo es grande chaval”, ufff… lo que me faltaba para reventar.

 Goxua para el pechamen, estaba delicioso y me remató

Al final la cuenta salio 45 euros para tres personas y se incluía en la cuenta 2 cañas, botella de cosechero rioja, 2 fritangas baserri, plato combinado 28, goxua de postre y tres cafés

 

Después y para que veáis como salimos del lugar fuimos a tomar un gin tonic, pues bien, costo dios y ayuda meterlo al cuerpo, no había dios que lo tragase y ya casi por vergüenza torera lo tomamos y nos dirigimos a casa a echar una siesta para intentar salvar la noche y poder salir de fiesta. Os diré que después de casi dos horas de siesta en el sofá de casa nos levantamos y yo NO PUDE tomarme mas que un misero Gin tonic teniendo que dejar la fiesta para otro día, el bueno de David cubrió el pabellón y se tomo 4 dejando bien claro quien fue el MVP de ese día.

 

 Restaurante Baserri

Menéndez y Pelayo, S/N

Basauri

Teléfono: 944 407 302


Ver mapa más grande

 

Restaurantes en Celorio y Llanes, donde comer

Bueno, después de estar mas de un mes tocándome las narices sin actualizar el blog ya va siendo hora de ir actualizando esto un poco, que ya tengo 8 crónicas pendientes de publicar…

Hace poco os deje un pequeño articulo para sobrevivir en el verano llanisco y os hablaba de un par de sitios a los que podíais ir para comer bien y a un precio moderado 🙂

Pues después de haberos aconsejados llega el momento de hablaros de mi experiencia este año tanto en Llanes como en Celorio.

 

Bar El Dorado

Empezare hablando por el bar Dorado, como os comente este bar esta situado en Llanes, a un par de calles de lo que es el centro y a unos metros de la zona de fiesta llanisca por lo que es la mejor opción si después queréis ir a tomar un cacharro por los pubs de Llanes.

Bar el Dorado en LLanes

El bar suele estar lleno pero sin la aglomeración del resto de sidrerías y chigres (por aquello de no estar en el centro) y para mi es uno de los mejores en Llanes en lo referente a cantidad, calidad y precio.

En el interior de el Dorado con Pablo, Laura y Rebeca

Fui a cenar con laura, mi amigo Pablo y Rebeca, tomamos para los 4 una sangría de sidra, una ración de cecina (que es bien hermosa), calamares,costillas, un cachopo a compartir y alguna cosa mas que no recuerdo (porque no habré guardado el ticket y sacado fotos!!!) y salio todo por menos de 15 € por cabeza y debo decir que yo salí con el estomago lleno :).

 

Restaurante El Borizu

A 5 kilómetrosde Llanes se encuentra el pueblo de Celorio, pueblo donde veraneo y que posee una de las playas más bonitas de España “El Borizu”. Esta playa da nombre al restaurante El Borizu o como los lugareños de Celorio lo conocemos “el indurain”.

 

Mi amigo Kike en el restaurante Borizu de Celorio

Este restaurante esta regentado desde hace años por Antonio y su familia y la verdad que es un sitio que no os defraudará a la hora de comer o tomar una cervecita (es de los pocos sitios de la zona del Borizu que tiene las cervezas frías siempre).

Allí acudí a comer con mi hermana Nekane y mi novia Laura y unos días después con la cuadrilla de Celorio (los grandes Txetxu, Kike…)

El menú con mi hermana y Laura fue, 1 de croquetas (8€), 1 de calamares (8€) y 2 cachopos de jamón y queso (15 € cada uno).

Las croquetas y los calamares estaban buenísimos, el rebozado tenía un toque a ajo y perejil que me encanto y las croquetas llevaban bien de sustancia.

El cachopo diré que simplemente fue impresionante, me encanto, bien surtido de jamón y queso y un tamaño considerable que no se lo salta un gitano. Pedimos uno para mí y uno para Nekane y laura y fueron incapaces de comerse mas de la mitad entre las dos con l oque a pesar de estar lleno por el mío tuve que sacar fuerzas de flaqueza y engullir el tercio de cachopo que habían dejado.

Cachopo del restaurante Borizu en Celorio

Aun así y para contentar al gordo que llevo dentro (y a pesar de no tener hambre ya) me pedí una tarta de sidra (4 €) que solo diré que era riquísima, mi hermana pidió unas natillas caseras (3€).

 

Tarta de Sidra

La comida la acompañamos con un vino cosechero de la casa y nos costo 65 € y nos invitaron al café y al chupito de crema de orujo, un detallazo :).

Para que os hagáis una idea de lo que me gusto os diré que con los amigos fuimos a comer el cachopo y que de postre me pedí nuevamente la tarta 😉

 

Camping de Barro

El gran descubrimiento de este año, el bueno de Goma nos hablo del nuevo restaurante del camping de barro así que ni cortos ni perezosos nos juntamos una buena tropa de tragones y subimos ahí arriba. Fue todo un descubrimiento la verdad.

Uno de los mejores sitios para comer en Celorio en cuanto a calidad, precio y sobre todo cantidad.

Tanto nos gusto que no solo repetí sino que subí hasta tres veces en 10 días!!!!

Todas las veces pedimos de tapas ya que las raciones son generosas y además nos gusta picotear de varias cosas, os paso el menú de alguna de las veces.

Pulpo a la gallega (12 €), patatas tres salsas (4 €), 2 de callos (9 € cada una, se acompaña de patatas), pollo al ajillo (8 € una pedazo bandeja).

La primera vez que fui con Goma, Kike, Pablo y Rebeca nos gastamos mas en beber que en comer y salimos llenos (fartucos que dirían mis amigos asturianos), nos costo menos de 20 € por persona y además regamos la cena con bastantes jarras de cerveza y después un par de copazos, así que os lo digo todo.

Patatas tres salsas (cabrales, ali oli y brava)

El plato estrella de este verano han sido los callos, la ración si se pide un entrante delante da para tres platos normales, yo os recomendaría coger una de pollo y una de callos y vais que corréis, con eso y un postre para cada uno podéis comer tres personas de apetito mediano o dos de bien comer y por tan solo 17 € el par.

Los famosos callos del Restaurante del Camping de Barro

Además, si tenéis suerte de coger una mesa en la terraza podréis comer con unas vistas impresionantes a la playa de barro.

Las vistas desde el camping de Barro (Txetxu no suele estar siempre)

Camping de Troenzo

Llevo muchos años veraneando en Celorio y la verdad que nunca había entrado a este camping (y eso que esta a 5 minutos del camping Maria Elena que es donde veraneo).

Un día tras intentar convencer a mi novia para ir a comer al Camping de Barro 8unos callos obviamente) pasamos por el camping de Troenzo y vimos que tenían un menú del día por 10 €. Además los muy cabrones parece que sabían como llegarme al corazón ya que incluían de primero fabada y de segundo cachopo, “para que quieres mas” pensé a mis adentros y en menos que canta un gallo estábamos dentro pidiendo mesa.

Ni me fije en el resto de primeros platos que tenían la verdad, mi cabeza solo pensaba en la fabada y en el cachopo así que nos pusimos en materia.

La verdad que se portaron porque estaban a punto de cerrar la cocina y nos dieron de comer, las maneras del camarero en un primer momento no fueron las mejores pero después resulto ser un tipo muy amable y gracioso.

Nos trajeron la fabada, el plato estaba bien, a mi en estos casos me gusta que me traigan el perolo y me lo pongan en el momento pero bueno, no estaba mal el plato.

Fabada asturiana camping de Troenzo

La fabada estaba bien, las fabes bien cocidas y acompañadas por su chorizo, tocino y morcilla asturiana, el único pero es que no estaba caliente, estaba “para comer”, no es algo que me importe mucho y menos cuando nos han atendido sobre la bocina pero si un detalle a mejorar.

Después de la fabada llego el cachopo, debo decir que después del verano de cachopos que me he pegado (comí uno en el dorado, dos donde el indurain, uno en el restaurante María Elena…) me decepciono un poco pero claro, no puedes comparar un cachopo de 15 e unidad con el que incluye el menú del día de un restaurante a 10 € con postre y bebida incluida.

El cachopo de sabor estaba bien, estaba un poco falto de relleno (queso sobre todo) pero estaba bien de sabor.

Cachopo del menú del dia del camping de troenzo

Debo decir que con la fabada, el cachopo y el pudding de leche condensada de postre me quede como un señor, además tuve ocasión de probar el cordero guisado que pidió laura de segundo, estaba correcto, bien guisado aunque un poco insípido.

Cordero guisado camping de troenzo

Este restaurante tiene varios menús y tapitas y muchos me han hablado bien de sus hamburguesas, para el menú de día esta bien, son 10 € todo incluido (en la zona el menú mas barato son sobre los 14 €) y la verdad que llenas el estomago. Para mi seria restaurante de la categoría “bar de currelas”, es decir, un bar en el que por poco comes correcto y sales bien.

 

Chiringuito del Borizu

Los mas guapos de Celorio en el chiringuito de la playa del Borizu (servidor, Kike,Txetxu,Pablete y el gran Goma)

El chiringuito donde pasamos las horas muertas de verano (básicamente el tiempo que no dedicamos a dormir) me ha tenido varias veces como comensal este verano.

En casi todas el menú a sido el mismo, chorizos criollos (4 € el chorizo) y costillas (18 e la costilla).

Cualquier apasionado de las barbacoas acabará mas que contento con los platos (también puedes encargar un chuletón a la brasa, pinchos morunos, pulpo, pollos asados y pizzas) y sobre todo con la vistas que se tienen a la playa del Borizu, eso si, patina en un par de cosas.

Olvídate de tener cubiertos o platos, si eres de los que ponen malas caras a comer con las manos o a no tener un plato en el que apoyas la costilla…mejor ve a otro lado.

Otro punto negro es la escasa iluminación que hay por la noche, no se ve nada si te pones un poco alejado al chiringuito (a5 metros).

El año pasado tenían otro parrillero que ha abierto un restaurante en el pueblo de Poo y a mi particularmente me gustaba mas, las costillas este año tenían mas grasa y eran mas caras y siempre daban platos de plástico, este año de las dos veces que he ido NINGUNA me han dado y he tenido que comer sobre la bandeja de las costillas o sobre servilletas, sino he ido mas este verano ha sido por este detalle.

 

Todos los restaurantes de Celorio estan en la carretera de Celorio a Barro 🙂

 


Ver mapa más grande

Restaurante La Kuina en Bilbao

El pasado 10 de julio fue mi cumpleaños, generalmente lo celebro con la familia y los amigos pero este año no tenia muchas ganas de hacer nada ni de estar con mucha gente y me decidí por celebrar una buena comida con la familia. El lugar elegido fue el restaurante La Kuina de Bilbao.

Del lugar me habían hablado muy bien varias personas (entre ellas Diana e Iker los chicos con los que compartimos la velada del Bistró Guggenheim) y entre eso y que es céntrico a mas no poder la elección fue clara.
Después de quedar en la plaza Unamuno con mi madre y hermana y tras tomar unos zuritos por las siete calles nos dispusimos a entrar en le restaurante.

Al ser una celebración y al quedar muy pocas veces con la familia para comer fuera nos decidimos por el menú degustación consistente en un surtido de primeros que van trayendo a la mesa y después un segundo . Su coste es de 36,50 € por persona (IVA incluido) y lleva incluido el postre y la bebida (crianza de Rioja)

Los entrantes son los siguientes

Aperitivo de paletilla ibérica con pa amb tomàquet

Este aperitivo de pan tostado con tomatito y ajo estaba delicioso, al buen sabor de la paletilla ibérica (que rico estaba el jamón) se unia el buen “retregao” que llevaba, tenia el toque justo de ajo y tomate para tener un buen sabor sin ser fuerte.

Royal de foie con granizado de citricos

Cuando nos trajeron este plato nos quedamos un poco mirando, ya he dicho que no estamos acostumbrados a salir mucho y al tener como caramelo encima no sabíamos exactamente si el plato era sólido o liquido, menos mal que mi hermana en seguida nos saco de dudas untando el foie en uno de los panes de pasas que nos habían traído para acompañar. ¿¿El resultado del plato?? Buenísimo, y puedo dar fe porque me acabe el de mi novia, el de mi hermana y cate un poco el de mi madre. Riquísimo, además el granizado de limón le daba un contraste buenísimo y un toque que me gusto mucho.

Vieiras crujientes con coral de bogavante

El mejor entrante de todos para mi, se me hizo un poco escaso, pero mas que nada por lo rico que estaba. Nos pusieron dos vieiras rebozadas con la espuma de bogavante y que decir…simplemente que eran sublimes. Muy ricas.

Huevo a baja temperatura con arena de jamón y boletus

Este plato me sorprendió, el huevo venia con unas migas de pan, boletus y jamón ¿? Que eran simplemente deliciosas, riquísimas, además el huevo estaba perfecto.

Solo tengo una cosa que achacar al restaurante La Kuina, antes del menú pedimos una ración de croquetas de bacalao ajo arriero (8,50 €), que estaban muy finas y deliciosas. Las pedimos porque nos habían comentado que era la especialidad de la casa junto a sus arroces y la verdad que no desmerecieron a su fama pero después de comérnoslas en los platos que nos pusieron se dedicaron a traernos los entrantes y depositarlos en el mismo plato en que habíamos comido las croquetas y que obviamente guardaba los restos del manjar que habíamos comido minutos antes, para mi un detalle imperdonable.

De segundo teníamos otros cuatro a elegir

Lubina salvaje con sofrito de chipirones y aire de carabinero
Chuleta a la piedra con patatas
Paletilla de cordero en leche de cabra
Arroz de bogavante (este es para dos personas)

Me quede con ganas de comer y probar el arroz pero un buen chuleton siempre es un plato del que no puedo escapar y así fue esta vez. Mi hermana y yo pedimos el chuleton a la piedra, mi madre la lubina con el sofrito de mejillones y mi novia Laura la paletilla de cordero sobre leche de cabra.

El chuleton estaba de 10, riquísimo, la carne muy buena, tierna y con el palto caliente para que se termine de hacer, una delicia de plato. Si existe el cielo me lo imagino como un lugar en el que además de no dar palo al agua te sirven para comer siempre chuletón para comer. Las patatas que acompañaban al chuleton estaban bastante sosas y se quedaban como asadas mas que fritas con el efecto de la piedra caliente, pero el conjunto del plato fue perfecto.

El pescado no lo probé, mi madre dejo un buen cacho de pescado ya que estaba ya llena y porque se lo sirvieron poco hecho y le da un poco de asquito comerlo así.

El cordero que pidió laura estaba delicioso, la carne estaba en su punto, crujiente por fuera y jugosa y blanda por dentro. La salsa de leche de cabra también estaba deliciosa, otra vez que vaya sino me pido el arroz caerá el cordero seguro (con permiso del chuleton obviamente)

De postre existe un postre único (para este menú) de torrijas con helado de mandarina, que estaba de muerte, delicioso. Las torrijas bien hechas, blanditas, dulcecitas en su punto justo y con un contraste con el helado de mandarina que hacia que quedase perfecto.

A mi la comida me gusto mucho, salí muy contento con la sensación de haber comido bien y con el estomago lleno, lo recomiendo al 100%, además lo tenéis en el centro del casco viejo de Bilbao junto a un conjunto de calles lleno de bares en los que tomar unos zuritos y a pocos metros de la plaza circular, la gran via… perfecto para los visitantes de Bilbao o para quien quiera comer bien  🙂

Además esta bastante cerca de la parada de metro de Casco Viejo 🙂

Restaurante La Kuina
Calle Nueva 4
94 479 41 24
Bilbao


Ver mapa más grande

Barrio del Húmedo y Parador Nacional de León

Hace pocos días fue el cumpleaños de Laura, desde hace unos años hemos cogido la costumbre de pasar unos días de relax y vacaciones a algún hotelito con encanto a modo de regalo para los dos. Esta vez toco el parador nacional de León (Hostal San Marcos).

El parador de león es un edificio con mucha historia, en su época fue un hostal de peregrinos que hacían el camino de santiago, después fue cárcel y fuerte en la guerra civil y ahora, y gracias a que las mentes iluminadas que quisieron demolerlo por considerarlo un símbolo del franquismo no lo hicieron, es un hostal de 5 estrellas que guarda en sus fachadas y en su interior pequeñas joyas del arte plateresco español.

El hotel es una pasada, ya al llegar impresiona su fachada repleta de símbolos que recuerdan su pasado jacobino, la cruz de santiago esta presente en casi toda ella. Al entrar es como si te alojases en un castillo por el efecto de sus paredes, sus cuadros, tapices…merece la pena. Además como no debía ser menos la atención y el trato de los trabajadores del Parador Nacional de León fue exquisito en todo momento (cosa que a veces en otros lugares no ha sido así)

Por lo demás la habitación era muy cómoda y amplia, si pecaba de ser muy antigua, se ve que al querer dar un aire añejo al hotel no han dejado que entre la moda actual y las habitaciones se han quedado un poco desfasadas en diseño que no en prestaciones.

La única pega que le puedo encontrar es que para ser un hotel de 5 estrellas había telarañas en los barrotes de la terraza y en las estatuas que adornan su claustro. Dicho claustro es digno de ver y de dedicar un buen rato a contemplar las columnas, los detalles del techo, los jardines…una pena que no tengan una barra de bar junto a las mecedoras que poblaban los pasillos del mismo porque no me imagino un lugar mejor para tomar una cervecita al atardecer.

Como imaginareis no fuimos a León para estar adorando el parador sino que nuestro viaje llevaba detrás un objetivo bastante mas pecaminoso y es que si amigos, nuestro viaje lo dirigió la gula y las ganas de probar las famosas tapas de León 🙂

No os voy a poner todos los sitios a los que fuimos pero si algunos de los que mas me habían hablado y sobre los que había leído en algunos foros de Internet

Rebote:
Este bar se caracteriza por unas tapas de croquetas que son una delicia, al pedir cualquier consumición puedes elegir una tapa de croqueta (solo viene una) de varios sabores. Yo probé la croqueta de Pizza, la de morcilla de León y la Jalisco con un toque picante. Para mi la mejor es la de la Morcilla. No podéis dejar de ir, eso si, el servicio es pésimo, las camareras parece que tienen una parálisis facial que les impide sonreír.

La Bakanal
Este bar tiene mas pinta de pub para tomar una copilla, nosotros fuimos cuando estaban ya cerrando el resto de bares (16:30) y la chica nos sirvió muy amablemente y además nos dio de tapa un plato de patatas fritas con bacón que era mas que generoso. Si no te gusta el bacón o eres de esos que no comen animales también puedes pedirlo con champiñones 😉

Jabugo
El bar que mas me decepcionó, ojo, las tapas son gratis y te la dan por cortesía por lo que esta mal y es injusto quejarse (vaya por adelantado) pero al comparar con los bares que le rodeaban salía perdiendo. Aquí tomamos una tapa de patatas fritas y de morcilla (cuando me refiero a tapa de morcilla, me refiero a una rebanada de pan con morcilla encima)

Latino
El Latino, otro bar donde la amabilidad de los camareros brilla por su ausencia, fuimos tres veces y nos tocaron tres camareros diferentes y no se salvaba ni uno, quitando una chica que nos atendió el primer día el resto eran mas lentos que el caballo del malo (y no estaba lleno el bar cuando fuimos). De tapa tienes un platito de salchichas con patatas y de chipirones estofados con patatas. Si vais pedir la de txipis porque las salchichas no eran muy abundantes.

Rocco
Este bar ofrece de tapa un cacho de chorizo frito o de morcilla de León, os recomiendo pedir la morcilla ya que esta deliciosa aunque eso si, si queréis morcilla ir al bar “La Bicha”

La Bicha
Tiene fama de tener la mejor morcilla de todo León y así nos lo dijo un charcutero muy majo de la charcutería Inma del mercado Conde Luna de león. El camarero es un tipo muy majo que incluso se atrevió a hacer un par de bromas a las chicas que estaban delante mío y que incluso se me insinúo en bromas. Lo dicho, si vais al húmedo no podéis dejar de pasar por este bar, eso si, aviso a navegantes esta siempre lleno y es difícil hacerse un hueco.

Rincón Andaluz
De los primeros bares que vimos abiertos y de los primeros que entramos, la verdad que estaba vacío y con sevillanas a todo volumen y dijimos…¿Por qué no?.
El camarero era un señor andaluz que desde luego debió haberse dejado la gracia en su Andalucía natal aunque para meternos una pedazo de tapa de jamón y cecina no le hizo falta gracia. Nos puso una pedazo tostada de pan tumaca con jamón y cecina que era un manjar de dioses. NO dejéis de pasar por este bar 🙂

Gaucho
Lo encontramos por la noche y tenia muy buena pinta, es un bar con menos pinta de tasca que el resto y que da tres tapas para elegir, patatas gaucho, patatas con picadillo y sopas de ajo. Nosotros optamos por el picadillo y las patatas gauchas, me quede con ganas de las sopas de ajo.

Besugo
Aunque el primer día nos atendió el hermano perdido de cañita brava al día siguiente regresamos y mi opinión del bar cambio por completo. La primera noche nos obsequiaron con unas patatas bravas y un plato de gambas cocidas, al día siguiente sin embargo y a pesar de ir cuando ya estaban cerrando la camarera que era una chica de lo más maja y sonriente nos puso de ágape unos chipirones estofados que estaban de 10.

Llar
Este fue el primer bar al que entramos, acababan de abrir y el servicio fue un resumen de lo que nos iba a esperar, un chico sudamericano que nos puso los cortos y la ración de patatas con salsa de queso (también había ali oli o ajo aceite que dicen mis amigos valencianos) igual que si estuviese echando el grano a las gallinas.

Alpargata
Ya a unas horas intempestivas encontramos abierto este bar, ya solo quedábamos en el húmedo mi señora, yo y un grupo de despedidas de solteros que desde luego iban ya un poco tocados. El camarero aun así nos sirvió muy amablemente y nos obsequió con un par de cojonudos, unos huevos de codorniz a la plancha con un toque de pimentón picante que le daban mucha gracia.

La Gitana
Este bar fue el más anecdótico de todos, pedimos un par de cortos y nos pusieron una bandejita muy bien surtida de pollo frito, el pollo buenísimo y el camarero de lo más correcto. Todo estaba en orden hasta que llegaron un grupo de matrimonios asturianos que se dejaron la educación en la cuenca porque desalojaron el bar entero con sus malos modales y sus gritos. Y no exagero, uno de los parroquianos habituales del bar llamo y todo a la policía.

Mesón San Martín
Este bar esta justo en frente del rebote y ningún día lo vimos a rebosar como estaban el resto, vale que el servicio era como en todos los bares y el precio el mismo pero leñe, la tapa era un huevo con picadillo. Una persona que no acepta una tapa de huevo con picadillo no es de fiar, os lo digo yo.
El bar por lo demás muy limpio, rápidos en el servicio y con una tapa que merece la pena.

Con este grupo de bares que os comento ya tenéis para estar entretenidos una mañana entera, recordad que León es una ciudad preciosa con muchos edificios que ver, tenéis la catedral que es una verdadera joya arquitectónica, el palacio de los guzmanes, la casa botines o el mismo parador San Marcos. No dudéis en visitarla, si vais a la oficina de información que esta en el antiguo ayuntamiento os explicaran muy bien la historia de León y sus monumentos, a nosotros nos atendió una chica llamada Zaira que además de enseñarnos un poco el León cultural nos explico donde tapear de 10.

Parador de León

Pza. de San Marcos, 7

987237300

Para las tapas, os recomiendo la plaza San Martín que es el epicentro de los bares de tapas, disfrutadlo. No he sacado muchos fotos de los bares y las tapas porque me dedique a disfrutarlos 😉


Ver mapa más grande

Hamburguesería Boys en Bilbao

Hace un par de días mi hermana Nekane me sorprendió invitándome a comer, acabábamos de salir de la oficina y nos fuimos a uno de los sitios que mejores recuerdos me trae de Bilbao, la hamburguesería Boys de Hurtado Amezaga.

En esta hamburguesería celebraba mis cumpleaños adolescentes, siempre acompañado por mi amigo Javirulo , me acuerdo como por 1000 pelas teníamos dos hamburguesas boys, una de patatas y dos coca colas…que recuerdos 😀 .
Después ya nos haríamos un poco mas mayores y dejamos las hamburguesas para hacer “litros” y gastarnos esas 1000 pesetas en cerveza, kalimotxo y vete tu a saber que mas  😉

Después del golpe de nostalgia y de recordar aquellos tiempos en los que mi peso no tenia tres dígitos, podía jugar 3 partidos de fútbol seguidos sin echar las tripas y el mundo estaba a mis pies alce la vista y pude comprobar que por mucho que hayan pasado 15 años desde aquellas veces que bajaba desde Santutxu a merendar todo sigue igual.

En la hamburguesería Boys puedes encontrar bocadillos, platos combinados, sándwiches e incluso platos del día (por ejemplo, suelen tener un plato de pasta como pechuga de pollo a la plancha por 7,50 € que si tienes que quedarte a comer no esta nada mal de precio) pero el 15 añero que llevo dentro no podía dejar pasar la ocasión de rememorar aquellas tardes de 1995 cuando era un joven melenudo que escuchaba exkixu y llevaba una camiseta de la peña julen guerrero.

Mi elección fue clara, el menú “big boys” consistente en una hamburguesa triple (con su pepinillo, huevo, bacón…), unas patatas gajo y una pinta de cerveza bien fresquita.

Mi hermana Nekane como esta a régimen se tuvo que conformar con el menú “gran boys”, una hamburguesa doble (como la mía pero sin huevo) acompañada de patatas fritas normales y una coca cola.

Por si nos quedábamos con hambre pedimos unos nagets de pollo (6 unidades a 3,50 € la ración), aunque fue una mala elección porque mi hermana al final no pudo con su hamburguesa (y es de buen comer).
La comida nos salio por 19 € los dos.

En los menús puedes elegir el acompañamiento de entre estos tres platos, patatas fritas normales, patatas gajo y croquetas de jamón. Yo recomiendo las patatas gajo ya que las patatas normales son eso, simples patatas y las croquetas a mi me decepcionaron un poco.

La hamburguesa…que os voy a decir, es de 10, esta riquísima, la carne se nota que es buena y tiene un sabor delicioso, la única pega que le puedo dar es que el pan es de bollo al mas puro estilo americano, yo soy mas de pan de toda la vida, pero eso si, con un pan normal me costaría acabarme el menú. Aunque una hamburguesa con tanto peso necesita un pan más solidó para mantenerse (a mi siempre se me rompe) porque al final entre las tres piezas de carne, el beicon, las salsas…el pan va cediendo y se acaba rompiendo entero si no tienes cuidado.

Yo os recomiendo muy mucho la hamburguesería Boys de hurtado amezaga, vais a quedaros bien llenos por menos de 9 € y encima una hamburguesa bien buena que no tiene nada que envidiar a otras famosas hamburgueserías de Bilbao.

A favor:
Buena cantidad
En el centro de Bilbao (a escasos 200 metros de la plaza circular y su salida de metro)
Barato
Rápidos sirviendo
Las camareras que me han atendido siempre llevaban una sonrisa en la boca, cosa que se agradece.
Para lo vagos, tienen servicio a domicilio 😉

En contra:
Es una hamburguesería, no esperéis platos de Ferran Adria
Las ensaladas a mi se me hacen pequeñas, hace poco pedí la ensaladilla rusa y la verdad que parecía mas bien una tapa que un plato de ensaladilla rusa.

HAMBURGUESERÍA BOYS
Hurtado amezaga 22
944163284




Ver mapa más grande