Receta de la Tarta de Espinacas

Hoy voy a compartir con vosotros una receta que ha pasado de generación en generación en mi familia desde hace un par de años que la descubrí, la receta de la tarta de espinacas.

Se que el nombre no es muy seductor y que muchos dirán “tarta y espinacas no pueden estar en la misma frase”, pero si, es una receta y muy rica la verdad.

La receta esta especialmente pensada para los que son reacios a comer verdura y pescado ya que enmascaremos espinacas, anchoas y atún en una receta que desde luego no es lo que parece y que tiene un sabor único (adelantamos ya que ni sabe a espinacas, ni a atún, ni a anchoas)

Ingredientes:

1 pieza de hojaldre
400 gramos de espinacas
1 lata de anchoas
1 lata de atún
2 tranchetes.

Para empezar si el hojaldre es congelado tendremos que descongelarlo y amasarlo, yo suelo emplear los hojaldres congelados del eroski ya que tienen la medida perfecta y se hacen muy fácil, una vez que hayamos realizado esto tendremos que meterle en el horno durante unos15 minutos a 200 grados para que se vaya levantando y dorando. (Darle un ojo de vez en cuando para que no se queme)

De mientras en un plato trocearemos y desmigaremos el atún y las anchoas y los dejaremos apartados con los tranchetes.

Ponemos a cocer las espinacas, yo aquí empleo un truco, compro espinacas congeladas de la marca frudesa que vienen en bloques cuadrados de 400 gramos y lo meto al micro hondas a máxima potencia durante dos minutos, en ese tiempo las espinacas se cuecen perfectamente con el agua del deshielo 😉

Una vez cocidas las escurrimos y mezclamos con los tranchetes, es importante hacerlo según las hayamos cocido ya que el calor de las espinacas hará que se derrita el queso mas fácilmente y se hará que se esparza mejor, una vez hecho esto mezclaremos la masa con las anchoas y el atún (ya cortados y desmigados) procurando que todo quede bien mezclado.

Cuando el hojaldre se haya levantado y este dorado lo sacamos y ponemos con cuidado la mezcla de la espinaca, el pescado y el queso sobre el hojaldre intentando que cubra toda la masa, tened mucho cuidado y dejar a salvo los bordes ya que los emplearemos para comer (como si fuese una pizza).

Tras esto, lo metemos al horno otros 10 minutos y ale, ya esta una receta bien rica, nutritiva y sobre todo barata ya que nos cuesta un par de euros el realizarla y da para comer una persona o servir de primer plato para dos.

Para que os sirva de medida yo suelo poner una para cenar dos personas, si es para comer os recomiendo poner algo de segundo.

Si sois desconfiados y no creéis que la receta esta riquísima, probad a hacerla un día y ya me diréis, yo con gente bastante reacia a comer anchoas y atún he pasado el examen 😉

Que aproveche

Comer en Barcelona Bar Restaurante Abril

En el barrio barcelonés de “el Raval” encontramos el bar restaurante abril, un restaurante familiar en el que he comido como un autentico rey y aun precio mas que módico.

La familia Abril nos ofrece cada día un menú de diario por 10 € que consta de tres platos (entrante, primer plato, segundo plato), postre, pan y vino.

La mano que tiene Vicky (la cocinera) para la cocina es incluso mejor que la que tiene rafa Nadal para el tenis, por esos 10 € que nos cuesta el menú podemos encontrar de diario los mejores platos de la cocina catalana y española con el sello de la comida que nos hacia nuestra madre cada día en casa, amen de un buen rato de conversación con la gente que trabaja y acude a este bar.

Suelo acudir comer allí cuando estoy en Barcelona y entre otras cosas he podido disfrutar del riquísimo fricando de ternera, de las múltiples recetas de pescado del día (plancha, rebozado, asad…), cocidos (de sopa, típicos catalanes…), ensaladas… dicen que cada maestrillo tiene su librillo, pues el libro de recetas que manejan no tiene fin.

El fin de semana el menús sube a los 12 € y los platos suben un poco de nivel, hace poco acudí con unos buenos amigos y pude meterme entre pecho y espalda una ensalada especial compuesta por su tomate, su lechuga, su pepino, sus zanahorias, sus olivas… y su selección de embutidos nacionales!!!, la verdad que mi novia con esa ensalada hubiese comido, después de primero me metí una paella mixta de carne y marisco que estaba de 20 (el 10 se quedaría corto), el arroz perfecto, bien hecho, suelto y con un gusto inmejorable y los acompañamientos no le estaban a la zaga (mejillones, langostinos, gambitas, una cigalita, carne de pollo, conejo…)

Yo ya con esto estaba “hasta las cartolas” que dice mi amigo Galder y aun faltaba el plato fuerte, el cordero!!!! Me costo dios y ayuda acabarlo (de hecho deje las patatas de acompañamiento) pero le eché un poco de animo porque estaba buenísimo.

Mis acompañantes comieron la ensalada, habas con butifarra y patas de cerdo a la bizkaina y según sus palabras era todo un manjar de dioses.

Fui el único que se atrevió con el postre, unos pastelitos con moscatel que son sello de la casa y que a pesar de que entraron solos me dejaron K.O. para todo el día 😀

Si pasáis por Barcelona y queréis comer muy bien y a un buen precio dejaros de kebabs, chinos y tonterías, tenéis en la calle Sant antoni abad 39 (salida del metro Sant Antoni) un bar restaurante regentado por una gente maravillosa que os dará de comer (y muy bien) por muy poco.
bar restaurante abril

He comido mejor en este lugar por 10 € que en muchos sitios que me ha costado 9 o 10 veces mas, un lugar recomendable a mas no poder.

Lo mejor:

El trato familiar y el cariño con el que siempre te tratan Pedro, Sergio, Vicky, Oscar y demás
La comida casera que tanto se echa en falta cuando comes fuera de casa
Su emplazamiento, a 5 minutos de las ramblas y la plaza universitat y junto al metro
La relación calidad precio

Lo peor: La verdad que no se me ocurre nada, tal vez que por la noche no dan cenas y que me queda muy lejos de bilbao 😉

Si se anima alguien a ir (no os decepcionará), que les de recuerdos de su amigo Iker de Bilbao

Bar Restaurante Abril
Persona de contacto: Sergio Abril
Sant antoni abad 39
934413001

Desgraciadamente el gran Pedro Abril falleció hace unos años, su hijo Sergio y su mujer siguieron con el negocio un tiempo. La siguiente vez que me acerque a saludarles y darles un abrazo vi que mi querido bar Abril ahora era un Kebab, una gran perdida para el barrio de El Raval y una gran perdida para mi que quería a Pedro como si fuera de mi familia. Un brindis por ti Pedro!!!

 


Ver mapa más grande