Restaurante Chez Marie en Montmarte (Paris)

Hace poco encontramos un viaje muy baratito a Paris y como hacia tiempo que no nos íbamos de vacaciones a algún sitio no dudamos en comprarlo y marchar a la ciudad de la luz.

Me habían hablado sobre lo caro que es comer bien en Paris y sobre lo poco limpia que es la gente de la hosteleria de aquel país y mi predisposición no era muy buena en ese sentido.

Un día dando una vuelta por Montmarte y después de hacer la visita obligada al Sagrado Corazón y ver la maravillosa vista que desde allí hay de Paris nos pusimos a buscar un lugar al que ir a comer, no era fácil ya que casi todos los sitios vienen a ofrecer lo mismo y al desconocer totalmente como son los sitios te aventuras a que te tomen el pelo y pagues la novatada por ser un gÜiri. En esta ocasión hicimos una cosa que no me suele gustar, hacer caso a la guía de Paris que habíamos comprado y acudir al pequeño restaurante Chez Marie en Montmarte.

La guía Lonely Planet decía que era un restaurante pequeñito, acogedor, con una decoración con motivos teatrales y que da bien de comer y debo decir que en esta ocasión la guía no mentía.

El menú del día costaba 12 € por persona y contenía un entrante, un plato principal y el postre, intentamos pedir las cosas mas típicas que nos ofrecían y quitando la ensalada que me pedí yo de entrante lo conseguimos.

De primero Laura pidió la sopa de cebolla, un plato típico francés que es muy básico pero muy sabroso. El plato consiste en un caldo de pollo con cebolla y pan desmigado, después le añaden queso rallado por encima y lo gratinan.

A mi no me hacia mucha gracia la sopa, pero al probarla me gusto mucho, no sabia a cebolla y tenia un gran sabor, además después de un día de caminata se agradecía meter algo caliente al cuerpo.

Yo pedí una ensalada de beicon que estaba deliciosa, llevaba tomate, lechuga, beicon, cebolla y una salsa que no había probado nunca y que estaba muy rica. La verdad que el plato no tiene mucha historia, pero el resto de los primeros no me motivaban y opte por el tiro fijo.

De segundo llegaron dos platos típicos franceses, Laura que había vivido unos años en Francia eligió el beuf bourguignon , un plato muy parecido a la carne guisada española.

Estaba deliciosa, me recordaba mucho a la carne guisada que hace mi madre (que posiblemente sea el plato más rico que existe con sus caracoles a la vizcaína) pero llevaba un toque especiado que no logre sacar. además la salsa tenia mucho cuerpo y sabor gracias al vino de Burdeos que llevaba. A mi este plato me encanto, sin duda el mejor de la comida.

Yo me pedí el andouillete sauce moutarde (como se te queda el cuerpo al decirlo??), ni yo ni laura sabíamos lo que era  y no me pude resistir a la atracción de lo desconocido.

Después pregunte a la señorita que nos atendía y en un ingles macarrónico (cosa que no entenderé ya que Laura le pregunto en un perfecto francés) me dijo que era “la parte de dentro del cerdo”, como si no hubiese partes XD XD

Al final el andouillete sauce moutarde resulto ser una especie de salchicha de callos, tenia sabor a los callos que se hacen España pero mas fuertes, no iba acompañado de ninguna salsa como se suele hacer aquí sino que iban a palo seco con un poco de mostaza picante.

El plato en si estaba rico, ojo, te tienen que gustar mucho los callos y los sabores fuertes, si no es así…mejor elige otro plato porque no te va a gustar. El plato además es muy contundente.

De postre elegimos una Mouse de chocolate y una tarta, estos postres eran los típicos que ponen en todos los lados así que no tienen mucha historia.

Para acompañar tomamos una jarra de 750 centilitros de Vino tinto de la casa que costo 8,50 €, la bebida no esta incluida en la casi totalidad de menús de Francia, así que si vas a comer al país vecino hazte a la idea que el menú no van a ser 12, 15 o lo que cueste, ya que tendrás que añadir entre 3 y 8 € en función de lo que quieras beber.

En resumen, el restaurante Chez Marie esta bien, no es un restaurante de alto copete pero se come muy bien, yo me quede a gusto con la cantidad y no fue nada caro (30 € los dos).

Además tiene encanto al ver esa entrada como de película y esas paredes con los cuadros y posters de teatro. A mi me gusto y si queréis ir a comer en un sitio cercano al Sacre Coeur  y barato os lo recomiendo muy mucho.

Eso si, la cocina francesa tiene mucha fama internacional pero a mi personalmente me parece que es mas marketing que otra cosa, en España hay restaurantes y cocineros  que les dan mil vueltas a los franceses y al resto de la gastronomía mundial.

 

Restaurante Chez Marie

Barrio: Buttes-Montmartre

27 rue Gabrielle, 18e, París, Francia

(01) 42 62 06 26

Ver mapa más grande