Inauguración Bistro Guggenheim Bilbao

El viernes pasado tuve el placer de ser invitado a la inauguración del nuevo restaurante Guggenheim y Bistró Guggenheim de Bilbao, así que me puse la sonrisa de los domingos y acudí al evento con todas las ganas del mundo.
Un amigo mío fue a comer al restaurante hace meses y me dijo que salio encantado, que se sale un poco del alcance de los bolsillos en general pero que merecida la pena.

El evento comenzaba a las 21:00 y como toda personalidad importante tuvimos que llegar un poco mas tarde para hacernos esperar, a las 21:30 nos plantamos en la alfombra roja y tras dar nuestro nombre a las chicas que custodiaban la entrada nos dirigimos flanqueados por dos hileras de velas al interior del restaurante y bar del museo. Por el camino un grupo de chicos y chicas que eran todo amabilidad nos ofrecían unas frutas bañadas en diferentes licores (piña con piña colada, fresas con mojito…), como aun no habíamos vencido a la vergüenza que siempre se apodera de nosotros en las inauguraciones no nos atrevimos a asaltar las diferentes mesas 🙂

El entrar al bar del museo Guggenheim vimos que estaba todo cuidado al detalle, a la decoración que siempre tiene el local había que sumarle las diferentes mesas donde preparaban delante nuestro los diferentes pinchos y tapas que iban a servir en la inauguración y una mesa de mezclas para el Dj que amenizaba la noche.

Para meternos en el ambiente nos movimos hasta la terraza del museo donde una chica nos ofreció unas copas de champagne Mumm, en un momento nos encontramos en medio de la terraza del museo Guggenheim, con vistas a un Deusto atardecido y una copa de champagne en la mano, un “feel like a sir” en toda regla.

Esta claro que este tipo de eventos en los que se ofrecen canapeses y bebidas gratis da igual que lo celebres en el Guggenheim con “gente guapa” que con los gitanos de Otxarkoaga, la gente se abalanza sobre la comida como si llevase tres meses sin comer, por ello mismo y a pesar de tener varios canapeses para probar solo pude catar un par de ellos.

Entre los pinchos que pude catar (que estaban todos de muerte) estaban la corteza de bacalao, unas tiras de piel de bacalao muy fritas que eran riquísimas, estaban muy torradas y parecían cortezas de cerdo pero con sabor de bacalao, todo un descubrimiento.

Despues nos trajo un camarero que era mas majo que las pesetas una bandeja con unos cuenquitos de cordero asado, puré de calabaza butternut y trazo de café que tenéis que probar. El cordero parecía mantequilla y se deshacía en la boca, para mí el pincho mas rico de los que probé en toda la noche. Este plato lo podéis degustar en el Bistró Guggenheim Bilbao en el menú carta y en el menú degustación. A mi me encanto.

Tras el cordero nos trajeron un platito de txangurro con espuma de zanahoria que estaba de 10, si yo fuese un buey de mar, un centollo…me gustaría que me cocinasen así. Me quede con ganas de repetir de lo bueno que estaba 🙂

Mientras íbamos tomando mas copas de champagne (cada dos por tres aparecía una chica ofreciéndose a llenar la copa, cosa que se agradece) nos fuimos aproximando a la mesa donde un chef preparaba mas cuenquitos con diferentes platos y pudimos probar el cogollo de Tudela impregnado en aceite de ajos con patata, huevo roto y aceitunas, este plato a mi me resulto algo insípido y la verdad no me convenció mucho, pero claro, comerlo después del cordero y el txangurro fue un golpe mortal para el pobre. (Fue como tomar un Don Simon después de un buen reserva de rioja)

Aquí terminaron los platos que yo pude probar, mi novia Laura si que probó unas brochetas de langostino antes de que nos ofreciesen unos macarrones de café como postre que también estaban deliciosos.

Después de la comida, nos pudimos sentar en la terracita que ya estaba más vacía mientras servían combinados en la barra. Allí tranquilamente nos pudimos tomar un par de Gin tonics para acabar una noche que fue perfecta (el detalle de poner perejil en el Gin tonic a mi me marco), al final el evento que estaba previsto finalizara a las 24:00 se extendio hasta la 01:30 que ya nos dijeron que teníamos que irnos a dormir (lo estábamos pasando tan bien que no nos queríamos ir)

CORRECCION: Fernando Luejo de Pernord Ricard España nos puntualiza el porqué del perejil
“La ginebra Beefeater 24, es una ginebra macerada durante 24 horas con ingredientes botánicos tales como corteza de pomelo rojo (también llevaba rodaja el combinado), té sencha japonés y té verde chino, entre otros 9.
El perejil no sabe, pero sí huele, es un potenciador de los herbales (los tés de la maceración), por eso se le añade a esta ginebra como nota diferenciadora.”

Muchas Gracias por la aclaración Fernando 😀

La noche nos sirvió también para conocer a Iker y Diana, Diana es la encargada de actualizar la sección Bilbao de Comer.es , con ella y su novio pasamos la velada y podemos decir que son una pareja de lo mas simpático y agradable, lo pasamos muy bien 🙂

El nuevo Bistró Guggenheim Bilbao no ha podido empezar con mejor pie, a un local con un diseño muy cuidado se une una cocina de altura que he podido confirmar en primera persona, nosotros ya estamos buscando un fin de semana libre para ir a comer y darnos un homenaje y la verdad es que os invitamos a hacer lo mismo. Seguro que no os defrauda 😉

 

Bistró Guggenheim Bilbao

Avda. Abandoibarra nº 2

48001 Bilbao Vizcaya

tel.: +34 944 239 333

reservas@bistroguggenheimbilbao.com

Reservas online con confirmación inmediata.

Descanso semanal domingo noche, lunes todo el día.

CARTA BISTRO GUGGENHEIM

Como podeis ver, me dedique a disfrutar de la noche y no tome muchas fotos, asi que he cogido alguna prestada de las que el museo guggenheim ha colgado en la web tilllate


Ver mapa más grande

Restaurante Chez Marie en Montmarte (Paris)

Hace poco encontramos un viaje muy baratito a Paris y como hacia tiempo que no nos íbamos de vacaciones a algún sitio no dudamos en comprarlo y marchar a la ciudad de la luz.

Me habían hablado sobre lo caro que es comer bien en Paris y sobre lo poco limpia que es la gente de la hosteleria de aquel país y mi predisposición no era muy buena en ese sentido.

Un día dando una vuelta por Montmarte y después de hacer la visita obligada al Sagrado Corazón y ver la maravillosa vista que desde allí hay de Paris nos pusimos a buscar un lugar al que ir a comer, no era fácil ya que casi todos los sitios vienen a ofrecer lo mismo y al desconocer totalmente como son los sitios te aventuras a que te tomen el pelo y pagues la novatada por ser un gÜiri. En esta ocasión hicimos una cosa que no me suele gustar, hacer caso a la guía de Paris que habíamos comprado y acudir al pequeño restaurante Chez Marie en Montmarte.

La guía Lonely Planet decía que era un restaurante pequeñito, acogedor, con una decoración con motivos teatrales y que da bien de comer y debo decir que en esta ocasión la guía no mentía.

El menú del día costaba 12 € por persona y contenía un entrante, un plato principal y el postre, intentamos pedir las cosas mas típicas que nos ofrecían y quitando la ensalada que me pedí yo de entrante lo conseguimos.

De primero Laura pidió la sopa de cebolla, un plato típico francés que es muy básico pero muy sabroso. El plato consiste en un caldo de pollo con cebolla y pan desmigado, después le añaden queso rallado por encima y lo gratinan.

A mi no me hacia mucha gracia la sopa, pero al probarla me gusto mucho, no sabia a cebolla y tenia un gran sabor, además después de un día de caminata se agradecía meter algo caliente al cuerpo.

Yo pedí una ensalada de beicon que estaba deliciosa, llevaba tomate, lechuga, beicon, cebolla y una salsa que no había probado nunca y que estaba muy rica. La verdad que el plato no tiene mucha historia, pero el resto de los primeros no me motivaban y opte por el tiro fijo.

De segundo llegaron dos platos típicos franceses, Laura que había vivido unos años en Francia eligió el beuf bourguignon , un plato muy parecido a la carne guisada española.

Estaba deliciosa, me recordaba mucho a la carne guisada que hace mi madre (que posiblemente sea el plato más rico que existe con sus caracoles a la vizcaína) pero llevaba un toque especiado que no logre sacar. además la salsa tenia mucho cuerpo y sabor gracias al vino de Burdeos que llevaba. A mi este plato me encanto, sin duda el mejor de la comida.

Yo me pedí el andouillete sauce moutarde (como se te queda el cuerpo al decirlo??), ni yo ni laura sabíamos lo que era  y no me pude resistir a la atracción de lo desconocido.

Después pregunte a la señorita que nos atendía y en un ingles macarrónico (cosa que no entenderé ya que Laura le pregunto en un perfecto francés) me dijo que era “la parte de dentro del cerdo”, como si no hubiese partes XD XD

Al final el andouillete sauce moutarde resulto ser una especie de salchicha de callos, tenia sabor a los callos que se hacen España pero mas fuertes, no iba acompañado de ninguna salsa como se suele hacer aquí sino que iban a palo seco con un poco de mostaza picante.

El plato en si estaba rico, ojo, te tienen que gustar mucho los callos y los sabores fuertes, si no es así…mejor elige otro plato porque no te va a gustar. El plato además es muy contundente.

De postre elegimos una Mouse de chocolate y una tarta, estos postres eran los típicos que ponen en todos los lados así que no tienen mucha historia.

Para acompañar tomamos una jarra de 750 centilitros de Vino tinto de la casa que costo 8,50 €, la bebida no esta incluida en la casi totalidad de menús de Francia, así que si vas a comer al país vecino hazte a la idea que el menú no van a ser 12, 15 o lo que cueste, ya que tendrás que añadir entre 3 y 8 € en función de lo que quieras beber.

En resumen, el restaurante Chez Marie esta bien, no es un restaurante de alto copete pero se come muy bien, yo me quede a gusto con la cantidad y no fue nada caro (30 € los dos).

Además tiene encanto al ver esa entrada como de película y esas paredes con los cuadros y posters de teatro. A mi me gusto y si queréis ir a comer en un sitio cercano al Sacre Coeur  y barato os lo recomiendo muy mucho.

Eso si, la cocina francesa tiene mucha fama internacional pero a mi personalmente me parece que es mas marketing que otra cosa, en España hay restaurantes y cocineros  que les dan mil vueltas a los franceses y al resto de la gastronomía mundial.

 

Restaurante Chez Marie

Barrio: Buttes-Montmartre

27 rue Gabrielle, 18e, París, Francia

(01) 42 62 06 26

Ver mapa más grande

 

Receta de los Tacos del Pastor (Comida Mexicana)

Una de mis pasiones ha sido y sigue siendo el acercarme a otras culturas gastronómicas y empaparme bien de ellas. Es increíble lo tan diferente y a la vez tan igual que comemos en diferentes partes del mundo.

Si ya en la península ibérica nos encontramos con algunas diferencias en la dieta ¡¡¡que no nos vamos a encontrar comparando la cocina española con la cocina de otras partes del mundo!!!
No tiene nada que ver la comida mediterránea que me ponen en Marbella o en Valencia cuando me acerco con la comida mas de puchero y mas calórica que toda la vida nos han puesto en el norte de la península y mucho menos tiene que ver la comida española con la comida sudamericana.

Si que es cierto que hay muchas coincidencias entre platos del mismo continente, por ejemplo el “Ají de pollo” peruano tiene muchas similitudes con el “pollo Chipotle” mexicano pero cada una de las recetas por similares que puedan parecer siempre nos ofrecen un ingrediente que no conocíamos o una manera de preparar un alimento que no se nos había ocurrido.

En mi peregrinar por la comida centroamericana descubrí hace años una receta que me ha salvado de mas de un apuro por la noche, los siempre socorridos tacos, una comida muy típica del país azteca y que se prepara en un abrir y cerrar de ojos y que siempre hace las delicias de todas las personas a las que les he dado a probar estos tacos del pastor “made in Bilbao”.

Os paso los ingredientes de los taco del pastor para 4 personas 😉

Para el adobo:

10 Chiles Pasilla,
10 Chiles Guajillo,
Medio ajo pelado,
1 cuarto de litro de vinagre Blanco destilado,
1 cuarto de cucharada de cominos,
5 clavos de olor,
Sal al gusto.

Para los Tacos:
1 kilo de filetes de cerdo (yo suelo emplear unas pechugas de pollo que son mas sanas)

En principio nos veremos con el problema de ¿¿Dónde diantres saco yo los ingredientes esos tan raros?? Hoy en día gracias a la inmigración que ha sufrido España esto no es un problema, salvo que vivas en las cuevas de Baltzola de Dima (Bizkaia) vas a encontrar una tienda latina en tu barrio seguro. Sino, siempre puedes acudir al Corte Ingles o hacer los remedios caseros que “el tito Iker” te va a proponer en seguida 🙂

Para el adobo “oficial” debes limpiar los chiles y ponerles a cocer en el vinagre, después le añades el ajo, el comino, los clavos…y lo pasas por la batidora hasta que tenga una consistencia más o menos similar a la mahonesa. Una vez hecho esto, se pone de nuevo a cocer teniendo el cuidado de que no se pegue en la cazuela.

Si no encuentras todos estos ingredientes o simplemente eres mas vago que el que escribe te recomiendo hacer lo siguiente, fríe el pollo o cerdo en tiras y en la sartén le pones abundante pimienta negra, un poco de pimentón picante y mi ingrediente estrella salsa valentina , ponerle bien de salsa, sin miedo, daros cuenta que se tiene que “adobar” la carne y darle el sabor picantito y especiado, asi que echarle sin miedo alguno.

Suponiendo que te hayas esforzado en hacer la salsa y una vez que hayas dejado que se enfríe es turno de untar la salsa por la carne, como si estuvieses dando pomada a alguien, es importante que probéis primero la pasta para ver si os gusta bien o poco cargado el adobo. Yo no soy muy cuidadoso y suelo poner mucho lo que hace que a veces no haya quien lo coma de fuertes que estan 🙂
Una vez que hayáis untado la carne, la dejáis reposar, para que el aderezo poco a poco se haga uno con la carne.
Una vez que la carne y el adobo sean uno se fríe, cuando la carne esta en el punto de medio hacer se le pone un poco de cebolla para acompañar 🙂

Después y ya que la carne y la cebolla ya esta hecha solo tenemos que coger las tortitas de maíz y montarnos el taco con su cebollita, su lechuga, tomate, queso… ¡¡¡exquisito!!!

Si hacéis el adobo vosotros se tarda un poco en hacer bien la receta, pero si seguís mi atajo no tardareis ni 10 minutos en hacerla, eso si, el sabor no tiene nada que ver.

Para finalizar y para los amigos que nos siguen desde Madrid os paso la dirección de un directorio de restaurantes que lleva mi amigo Edu Riol , este personajillo con el que tengo pendiente acercarme a comer o cenar a la capital del reino maneja y conoce los restaurantes de Madrid como si fuesen la palma de su mano. Si os ha gustado esta receta, podéis comerla en un restaurante mexicano muy bueno que esta en Madrid llamado La Mordida, yo ya he comprobado la calidad de este lugar pero si queréis verlo con fotos y una crónica muy currada no os perdáis el blog de Edu, no os defraudará 😉

Las fotos del relleno de los tacos y de las tortitas han sido tomadas prestadas de madrid.comer.es , la pagina de Edu 😉

Comer en Barcelona Bar Restaurante Abril

En el barrio barcelonés de “el Raval” encontramos el bar restaurante abril, un restaurante familiar en el que he comido como un autentico rey y aun precio mas que módico.

La familia Abril nos ofrece cada día un menú de diario por 10 € que consta de tres platos (entrante, primer plato, segundo plato), postre, pan y vino.

La mano que tiene Vicky (la cocinera) para la cocina es incluso mejor que la que tiene rafa Nadal para el tenis, por esos 10 € que nos cuesta el menú podemos encontrar de diario los mejores platos de la cocina catalana y española con el sello de la comida que nos hacia nuestra madre cada día en casa, amen de un buen rato de conversación con la gente que trabaja y acude a este bar.

Suelo acudir comer allí cuando estoy en Barcelona y entre otras cosas he podido disfrutar del riquísimo fricando de ternera, de las múltiples recetas de pescado del día (plancha, rebozado, asad…), cocidos (de sopa, típicos catalanes…), ensaladas… dicen que cada maestrillo tiene su librillo, pues el libro de recetas que manejan no tiene fin.

El fin de semana el menús sube a los 12 € y los platos suben un poco de nivel, hace poco acudí con unos buenos amigos y pude meterme entre pecho y espalda una ensalada especial compuesta por su tomate, su lechuga, su pepino, sus zanahorias, sus olivas… y su selección de embutidos nacionales!!!, la verdad que mi novia con esa ensalada hubiese comido, después de primero me metí una paella mixta de carne y marisco que estaba de 20 (el 10 se quedaría corto), el arroz perfecto, bien hecho, suelto y con un gusto inmejorable y los acompañamientos no le estaban a la zaga (mejillones, langostinos, gambitas, una cigalita, carne de pollo, conejo…)

Yo ya con esto estaba “hasta las cartolas” que dice mi amigo Galder y aun faltaba el plato fuerte, el cordero!!!! Me costo dios y ayuda acabarlo (de hecho deje las patatas de acompañamiento) pero le eché un poco de animo porque estaba buenísimo.

Mis acompañantes comieron la ensalada, habas con butifarra y patas de cerdo a la bizkaina y según sus palabras era todo un manjar de dioses.

Fui el único que se atrevió con el postre, unos pastelitos con moscatel que son sello de la casa y que a pesar de que entraron solos me dejaron K.O. para todo el día 😀

Si pasáis por Barcelona y queréis comer muy bien y a un buen precio dejaros de kebabs, chinos y tonterías, tenéis en la calle Sant antoni abad 39 (salida del metro Sant Antoni) un bar restaurante regentado por una gente maravillosa que os dará de comer (y muy bien) por muy poco.
bar restaurante abril

He comido mejor en este lugar por 10 € que en muchos sitios que me ha costado 9 o 10 veces mas, un lugar recomendable a mas no poder.

Lo mejor:

El trato familiar y el cariño con el que siempre te tratan Pedro, Sergio, Vicky, Oscar y demás
La comida casera que tanto se echa en falta cuando comes fuera de casa
Su emplazamiento, a 5 minutos de las ramblas y la plaza universitat y junto al metro
La relación calidad precio

Lo peor: La verdad que no se me ocurre nada, tal vez que por la noche no dan cenas y que me queda muy lejos de bilbao 😉

Si se anima alguien a ir (no os decepcionará), que les de recuerdos de su amigo Iker de Bilbao

Bar Restaurante Abril
Persona de contacto: Sergio Abril
Sant antoni abad 39
934413001

Desgraciadamente el gran Pedro Abril falleció hace unos años, su hijo Sergio y su mujer siguieron con el negocio un tiempo. La siguiente vez que me acerque a saludarles y darles un abrazo vi que mi querido bar Abril ahora era un Kebab, una gran perdida para el barrio de El Raval y una gran perdida para mi que quería a Pedro como si fuera de mi familia. Un brindis por ti Pedro!!!

 


Ver mapa más grande