Comer en Santutxu: Nueva gerencia en el restaurante del Batzoki de Santutxu

Hace unos días nos informaron de un cambio en uno de los bares que vienen dando vida a nuestro bilbaíno barrio de Santutxu y que hará las delicias de los que solemos comer en Santutxu en alguna ocasión. Y es que tras algunos cambios de gerencia y de modelos de gestión el Batzoki de Santutxu tomará un nuevo rumbo de la mano de un viejo conocido de la hostelería  del barrio.

A partir del día 1 de septiembre el bar y restaurante del Batzoki de Santutxu pasará a manos de Asier López (aunque nos indican que abrirán en torno al 18 de ese mismo mes).  Asier es una persona muy conocida en el barrio tras haber desarrollado una larga carrera en la hostelería local, Asier ha estado tras la barra de alguno de los bares más conocidos del barrio de Santutxu. Este cambio no solo conlleva una nueva cara detrás de la barra sino que el batzoki de Santutxu pasará a denominarse “Santutxu Bai Batzokia“, esta medida se toma para marcar una diferenciación con los anteriores gerentes y como una nueva apuesta por la tradición de nuestra gastronomía y espíritu de los viejos Batzokis.

Tras empezar su carrera en el bar y restaurante del Batzoki de Santutxu como camarero, donde llegó a ser el encargado del mismo a una edad muy temprana, ha pasado por ilustres barras de bares como el Teilape de la calle Juan de Gardeazabal y más recientemente el Bilbo 82 de la conocida “Zona” del barrio.

Sumado a esto y fruto de la vocación de este bilbaíno por mejorar la calidad de vida de su barrio hemos podido localizar a Asier en la organización de diferentes actividades lúdicas para el barrio como la feria agrícola que se desarrolla cada año en la plaza Karmelo y la cabalgata de reyes que ayudó a organizar como presidente de la asociación de comerciantes de Santutxu, cargo que también desempeño Asier.

Desde Debuencomer.es queremos desear toda la suerte del mundo a este joven emprendedor en su nueva actividad en el restaurante del Batzoki de Santutxu (Bilbao). Estamos seguros que conseguirá volver a colocar al Batzoki de Santutxu como uno de los referentes culinarios del barrio, seguro que Asier logra convertirlo de nuevo en un restaurante referente donde comer en Santutxu y en un nuevo lugar de encuentro en el que poder disfrutar de un ambiente agradable, donde disfrutar de una buena selección de cervezas. Por fin tendremos en el barrio un lugar donde picar unas raciones o ver los partidos del Athletic en un ambiente tranquilo y de calidad.

De momento ya han prometido que no van a poner Cruzcampo, fuentes del nuevo bai batzoki nos aseguran que el bar contará con un cañero de la cerveza bilbaína “La Salve“, lo que es un logro hoy en dia.

Restaurante Batzoki de Santutxu

De Azkue Resurreccion Maria Kalea, 0, 48004 Bilbao, Bizkaia

Teléfono:

Restaurante Batzoki del Casco Viejo de Bilbao

Aprovechando la semana santa y después de ver al Athletic ganar el derby vasco a la real sociedad decidimos juntar a la cuadrilla e ir a comer y tomar unos vinos.
El día comenzó en el casco viejo con unos “potes” por barrenkale y las calles más cercanas ya que la comida (tras una barbacoa fallida) decidimos celebrarla en el batzoki del Casco Viejo de Bilbao.

La comida empezó mal, teníamos reservada una mesa para 10 personas a las 15:15 de la tarde y por un error al apuntar la reserva nos toco esperar una hora en la barra del batzoki. Al menos nos invitaron a un vino, pero vamos…la comida no empezaba muy bien.

Con este retraso de una hora nos sentamos a comer,por la espera nos invitaron a unas cazuelitas de chorizo a la sidra para compartir (una para cada cuatro), el chorizo estaba muy rico y para nada grasiento como suele ocurrir con este tipo de plato.

Parecía que todo iba bien pero ya vimos que los camareros tenían prisa y que nos iban a estar sacando los platos uno tras otro para acabar pronto. Lo que faltaba…nos hacen esperar una hora y encima sacando los platos uno tras otro y lo mas rápido posible.
Si hemos entrado tarde por vuestra culpa, porque NO habéis apuntado bien la hora es problema vuestro, bastante que hemos esperado en lugar de irnos, vamos a pagar 30 € por un menú así que al menos ten la decencia de servir las cosas como dios manda.


El menú eso si, estaba muy rico. Al respecto ninguna queja (salvo el asunto de la piedra que os comentare mas tarde), la comida estaba bien realizada y estaba riquísima, todo en su punto perfecto.

Para comer teníamos para compartir un surtido de ibéricos con pan tumaca, ensalada de queso de cabra y piquillos con piña y vinagreta suave, hojaldre crujiente de mantequilla relleno de setas y hongos.

Estaba todo riquísimo, los ibéricos eran muy buenos, la ensalada estaba rica y la piña le daba un toque muy fresco y el hojaldre era insuperable eso si, a mi amigo Iker le toco una piedra dentro de un hojaldre, si, si, ¡¡¡UNA PIEDRA dentro del plato!!! Y no una chinita, la piedra tendria unos 2 o 3 centímetros de largo y uno o dos de ancho, menos mal que Iker se dio cuenta pronto y no se la tragó.

Lo peor además de encontrar la piedra fue que al decírselo a la camarera nos dice un “si, ya veo que es una piedra” con un tono como de cabreo, ¿¿¿perdona??? Me metes una hora tarde, me sacas los platos casi sin masticar el anterior y encima me metéis una piedra en uno de los platos y…¿¿¿la culpa es mía???

La razón que nos dieron es que al ser hongos de piedra se les colaría alguna, si sois aficionados a los hongos (mi madre en temporada siempre va al monte y trae la cesta llena) sabréis que los hongos hay que lavarlos antes de comerlos y en ese momento se ve bien lo que es hongo, lo que es tierra y obviamente lo que es una piedra, lo que me lleva a pensar que o bien no lavaron los hongos o lo hicieron sin prestar atención.

De segundos platos y ya para cada comensal teníamos entrecote con patatas, muslo de pato asado con cama de pasta fresca, bakalao al pil pil y revuelto de langostinos y champiñones.

Yo probé el bacalao y el pato y debo decir que como los entrantes estaban buenísimos, en lo referente a la comida no tengo ninguna pega ya que estaba todo delicioso y muy bien preparado.

De postre nos ofrecieron un surtido de postre que si fue decepcionante, consistía en un sorbete de champagne y limón acido que era sosísimo y no tenia sabor a nada, mousse de queso fresco y confitura de naranja que estaba rico, tenia un sabor fuerte a queso pero estaba bueno, helado de fresas del bosque y sus coulins que era un helado sin mas y tarta bombón de chocolate sobre dulce de leche que yo esperaba como agua de mayo…y que no dejo de ser un pastelito de chocolate.

De la comida el postre fue lo peor de todo ya que como he dicho tanto los entrantes como el plato fuerte era una delicia.

Lo que no me pareció bien es que cobrándote 30 € el menú de vino te den un cosechero de rioja cuando en casi todo el casco viejo en los menús de fin de semana te añaden una botella de crianza rioja. El vino no estaba malo pero no es lo esperado en un menú especial de fin de semana.

A favor:
En pleno casco viejo, cercano a la plaza nueva, a las 7 calles, a Unamuno…
La comida deliciosa y bien realizada

En contra:
Esperar una hora a pesar de tener reserva
Encontrar una piedra dentro de los hojaldres y el tono con el que contestaron al reclamarles (educadamente por cierto)
Las prisas que tenían después para acabar de trabajar que son comprensibles, pero voy a pagar por comer y quiero comer a gusto y repito, fue un error suyo.

Yo no creo que vuelva a comer en mucho tiempo, fue un cúmulo de cosas, errores…que hizo que saliera (saliéramos) poco contentos con el restaurante. Aunque debo reconocer que sin la espera y la piedra mi opinion del lugar hubiese sido totalmente diferente, esperemos que sea un mal día.

Batzoki del Casco Viejo de Bilbao

Menu fin de semana

C/ Tendería, 17 bajo
Tfno. Reservas: 94.679.22.30

 


Ver mapa más grande

Restaurante Torre Salazar en Portugalete

Hace unos meses compre en groupon un descuento para un codillo en un restaurante de Portugalete, la idea me la dio mi amigo Somoza y como mi novia se ha criado prácticamente en la villa barrillera me pareció una maravillosa idea para sorprenderla.

El restaurante es el Torre Salazar, un restaurante que lleva pocos años abierto y que la verdad es todo un descubrimiento.
Mi amigo Asier López me había hablado del lugar, me dijo que el dueño era un viejo conocido de mi barrio de Santutxu José Luís Neira que ante regentaba un bar frente al Batzoki del mencionado barrio bilbaino. Allí nos encaminamos después de tomar una par de zuritos en la calle Ledesma y tras bajarnos en la parada de metro de Portugalete nos dimos una vuelta por las antes llenas calles de Koskojales y Santa Maria, estas calles antaño eran el centro de encuentro de los jóvenes de la margen izquierda y Bilbao que buscaban fiesta y un par de chavalitas o chavalitos con los que alegrar la vista, ahora es un desierto gracias a la no muy acertada política del ayuntamiento que vio nacer al gran Julen Guerrero.

Tras tomar unos potes nos dirigimos al restaurante, lo primero que llama la atención a parte del propio restaurante que esta en la torre Salazar es que hay que llamar a un timbre, identificarte y decir que vas al restaurante, imagino que este control es debido a que en la torre se expone un pequeño museo de historia de portugalete y querrán que los amigos de lo ajeno no entren, a mi al menos me pareció curioso.

Al entrar nos encontramos un restaurante muy acogedor, con música Jazz muy suave como hilo musical y todo cuidado al detalle pero sin grandes lujos. José Luís, muy atento durante toda la comida, se encarga del comedor y de atender muy cortésmente y con mucha educación a los comensales, a nosotros el trato que nos dio fue excelente.

Antes de empezar la comida y para amenizar la espera nos obsequiaron con un pequeño canapé que estaba delicioso, no acierto muy bien a saber de que era el pudín pero me daba un sabor a huevas que me gusto mucho.

Después y para abrir apetito y esperar al codillo pedimos una ensalada de langostinos y foie, yo no soy muy amigo de las ensaladas ya que me parece un pecado ir a comer a un sitio y pedir una ensalada que por muy buena que este no deja de ser ensalada pero debo decir que la elección de Laura fue muy acertada ya que estaba riquísima. El foie y los langostinos combinaron a la perfección. El coste de la ensalada fue de 14 € y la comimos entre los dos.

Después del plato Light de la noche nos trajeron el codillo, estaba delicioso y en su punto perfecto, la piel tostadita y la carne cocinada y jugosa Es el único codillo que he comido en España que se parece en algo a lo que probamos en NÜremberg, venia acompañado de la típica salsa que acompaña las carnes germanas y unas patatas con un toque a canela que me enamoraron y como no…el mítico e inseparable chucrut 😀 Estaba delicioso, la única pega tal vez, es que para comer seria escaso, para cenar estaba muy bien pero a las 2 de la tarde se me hubiese antojado escaso. Su precio es de 16 € por comensal.

Después del Codillo de Ibérico al estilo Baviera llego el momento del postre, yo no quise nada pero laura pidió un brownie de chocolate casero que tras catar puedo decir que estaba de 10, muy rico y templadito. (5,50 € por postre casero)

Para regar la cena y combinando perfectamente con el codillo pedimos un Crianza rioja Muga, un vino que a mi me gusta mucho y que siempre es una gran elección, su coste fue de 23 € la botella.

El restaurante Torre Salazar debo decir que me gusto mucho, la comida era excelente, el ambiente perfecto y la atención del personal exquisita.

Si queréis dar una sorpresa a vuestra pareja o familia os lo recomiendo, nuestra cena con el pan y los cafés salio 50 € mas el cupón de groupon (que costo 19€, es decir, por 19€ nos dieron una ración de codillo para dos personas), si vais normal el coste hubiese sido de 85 € en lugar de los 69 que nos costo a nosotros, igual puede salirse del presupuesto de muchos para una cena sin mas pero cambiando el vino por agua os ahorráis 20 € de la cuenta 😉

Yo en breve iré de nuevo con unos amigos ya que tenemos un par de vales más y ya os contare 😉

A favor:

Portugalete es una villa con mucho encanto, su proximidad a las arenas con su playa, su cercanía a Santurce y su puerto, su puente colgante…un plan perfecto para pasar el día.

La comida esta deliciosa y se ve calidad en los ingredientes.

El restaurante tiene encanto

Posibilidad de conocer un poco de la historia de Portugalete

 

En contra:

Hay que ir hasta Portu

La cantidad para un glotón como yo puede resultar escasa

Es un restaurante que puede salirse del bolsillo de todos al ir a la carta (aunque esta bien)

 

Restaurante Torre Salazar

Travesía de Lope García Salazar s/n Portugalete

944966585

Carta del restaurante Torre Salazar

Ver mapa más grande

Recientemente he conocido a los compañeros de gastrourdiales, un blog que descubre y de una manera muy buena (para mi gusto) diversos restaurantes de Castro y ciudades de alrededor. He podido ver que han acudido al restaurante Torre Salazar de Portugalete y que a diferencia de mi el trato recibido no ha sido muy bueno.
Os dejo aqui la cronica que han escrito los amigos de gastrourdiales.

Batzoki de Larrazabal en Bilbao

El día 26 de diciembre y después de la cena y comida de navidad con la familia quede con unos antiguos amigos de la universidad de Sarriko de Bilbao para comer, la verdad que no eran las mejores fechas para encontrar un lugar pero ya que nuestro amigo Gorka trabajaba allí ese día nos acercamos para verle.

Tras unas rabas y unos crianzas en la plaza nueva de Bilbao (otro día escribiré un post sobre los bares de la plaza nueva y los pinchos que puedes encontrar) nos subimos en el ascensor de mallona al parque etxebarria y dirigirnos al batzoki de Begoña.

Hay un dicho en Euskadi que dice que en ningún batzoki se come mal (cosa que he comprobado que no es verdad ya que el batzoki que esta junto a la casilla es una mierda con todas sus letras) y en este caso el dicho se cumple.

La verdad que los pasamos muy bien y los camareros nos atendieron de 10, todo sonrisas y simpatía.

Ya a una hora prudencial nos metimos al comedor a comer y nos decidimos por el menú de 30,50 € (Eran 27,50 pero en lugar de la botella de cosechero pedimos el menú con crianza de la Rioja Alavesa)

El menú constaba de un mix de entrantes en los que podíamos encontrar una ensalada de marisco, txipirones en su tinta y fritos de primero y después bacalao al pil pil y taco de ternera con yuca frita de segundo.
entrante batzoki

El menú en principio parecía excepcional y lo único que tuvimos que pensar era si queríamos carne o pescado, una vez resuelta la duda nos dispusimos a “mover el bigote”.

Los entrantes estaban muy ricos, una ensalada que se alejaba de la tipica de tomate y lechuga, unos txipirones que tenían un gran sabor y pasta Brie rellena acompañada de unas croquetas y una gamba a la gabardina que hubiesen hecho las delicias de los niños mas tragones.
taco de buey

Lo único que se puede achacar es que la ración era pequeña, como podéis ver en la foto consistía (el plato) en un montón de ensalada, dos txipis en su tinta sobre una cama de pan y las dos croquetas con la gamba y la pasta Brie.

De segundo elegí bien ya que pedí el taco de buey que a pesar de tener bastante grasa estaba muy tierno y muy sabroso, además el acompañamiento de la yuca frita fue todo un acierto. Los que eligieron pescado (bacalao al pil pil) vieron como se les ponía una rodaja no muy grande de bacalao (algún afortunado tuvo dos), eso si debo decir que de sabor estaba muy rico, rico pero escaso.
bacalao pil pil

De postre un bizcocho de chocolate relleno de chocolate fundido (couland) con acompañamiento de sorbete de mandarina que era una autentica delicia
postre

Después de la comida se celebro la típica partida de mus (la cual perdí, ¿¿a quien se le ocurre jugar con un patatero de pareja??), tomamos unos chupitos como dios manda y brindamos por el nuevo año con una copita de cava.

Puntos a favor:
La comida estaba deliciosa.
El trato de los camareros y empleados. (Nos invitaron a unos cuantos vinos)
Esta a 10 minutos del ayuntamiento de Bilbao dando un paseo y frente al parque de Etxebarria (aaayyy que nostalgia futbolera al unir a Larrazabal y Etxebe en un post)

En Contra:
Para mi la comida fue algo escasa, aunque es cierto que el resto no se quejo.
No esta del todo accesible ya que hay que ir en coche (no hay lugar para aparcar), en bus o en metro hasta casco viejo y cruzar el parque de etxebarria.

Si queréis comer bien podéis ir y pedir el menú del día o alguno de los diferentes menús que ofrecen, la comida esta muy rica, lo recomiendo salvo que se tenga un estomago insaciable, en ese caso puede que os quedéis con hambre. Hay que tener en cuenta que en esas fechas (26 de diciembre) no esperarían tener comensales…

Batzoki de Larrazabal (Bilbao)
Calle Zumaia 41
944466951
Bilbao


Ver mapa más grande