El hombre contra la hamburguesa, Deluxe Bilbao

Hace unos días estábamos haciendo nuestro particular día de chicas en la bodeguilla ( la zona de santutxu) cuando surgió el tema del programa “Crónicas Carnívoras” y las hamburguesas que hacen en un restaurante de Amarillo Texas. A los cinco minutos algunos de los presentes estábamos salivando y nos vimos obligados a quedar un día para ir a comer unas hamburguesas gigantes.

El sitio elegido fue el Restaurante deluxe en Bilbao, un lugar conocido en Bilbao por sus hamburguesas gigantes, entre estas hamburguesas podemos encontrar las llamadas catedrales, hamburguesas de hasta 4 kilos para las personas con mas hambre (estas catedrales cuestan desde 45 € la normal hasta los 65 de la doble, eso si, la doble son 4 kilos de carne, ¿¿algún valiente??).

Como paso previo a la cena quedamos en la calle ledesma para tomar unos potes, para no tener perdida quedamos en el mismo bar ledesma, un bar que siempre ha sido de paso obligatorio cuando quedamos el club de la sed impía, ¿¿la razón?? La mejor razón de todas, hasta hace poco tenia un póster de Julen Guerrero y no veíamos un lugar mejor en el que beber que uno en el que la perla vigila todos nuestros pasos. Hay que decir que el bar lo han remodelado y desde entonces ha perdido todo el glamour que le daba el póster de Julen, aunque en defensa del bar ledesma diremos que lo han sustituido por una foto firmada del santutxiano ilustre Ibai Gomez, fino extremo bilbaíno del Athletic que desborda calidad en cada acción (aunque en la cuadrilla somos muchos los que decimos que el gran Mitxelo era mejor 😉 )

Tras unos potes en Ledesma y visitar el Ein Prosit para tomar una cerveza de trigo nos fuimos al Deluxe, nada mas llegar vimos que había un montón de gente y que nos tocaría esperar, esto nos lo podíamos haber ahorrado ya que intentamos reservar una mesa la noche anterior sin éxito, no se porque extraña razón no reservan mesas si la hora de la reserva es anterior a las 23 horas. Viendo que teníamos unas 4 mesas delante nuestro nos hicimos fuertes en la barra y nos tomamos unas cervezas mientras hacíamos hambre.

Tras una espera de unos 45 minutos nos toco el turno de cenar, los que no seáis muy observadores deberéis saber que no van a venir a servirte en la mesa, debes ir a una caja que hay al final de la barra y ahí solicitar lo que desees cenar, después de pedir y pagar deberás esperar a que suene la bocina y la pantalla muestre tu numero y acercarte a una ventana de la cocina a recoger la comanda, un sistema muy útil para el restaurante pero que a mi se me antoja muy cutre, vale que te ahorras personal y agilizas el servicio pero pierdes mucha imagen y publico, eso si, viendo las colas que había parece que les va bien así.

Eramos cinco personas a cenar así que pedimos 4 hamburguesas deluxe dobles y dos raciones de patatas (una ali oli y otra de queso y bacón).

Empezare por lo mas fácil, las patatas.

Las patatas no son nada del otro mundo, una ración mas o menos grande pero caras para la cantidad y calidad que daban, el ali oli no era nada del otro mundo y las patatas de queso y bacón eran de risa, la salsa insípida y el bacón desaparecido en combate, si vais a pedir patatas pedir estas ultimas que se suponen que son típicas del local aunque lo dicho, no esperéis que sean la “re hostia”. El precio de las patatas ali oli es de 5 € y el de las patatas deluxe de 6€, por ese precio en cualquier hamburguesería, pollería o restaurante te ponen dos raciones de patatas como dios manda.

patatas deluxe henao bilbao

El plato estrella de la noche llego casi a la vez que las patatas, las hamburguesas deluxe dobles, la hamburguesa esta formada por Doble de carne, Jamón, lechuga, huevo, queso, bacón, pepinillo, tomate, cebolla, mayonesa y pan mucho pan.

Lo primero que os diré es que al ver la hamburguesa se ve que se cumple lo que se promete: una hamburguesa muy grande, aunque también diré  que era todo pan. Esa misma hamburguesa con menos pan ganaría muchísimo mas pero claro, ya no podríamos venderla como una hamburguesa gigante.

De sabor os diré que aprobaba, no suspendía pero tampoco es para enmarcarla o llevar ala familia para quedar como un señor, he probado miles de hamburguesas de mejor sabor que la hamburguesa deluxe. En la misma zona tenéis el Don Jamón (plaza circular con calle navarra) que por menos dinero te ponen una hamburguesa grande, con doble carne y que le da mil vueltas a la que me comí yo ese día en el deluxe.

Para mi no merece la pena ir a gastarse 12 euros en esta hamburguesa que como os he dicho no pasa de ser una hamburguesa normal con una súper cubierta de pan.

 

Del grupo de personas que fuimos no se puede decir que seamos unas nenazas comienzo pero si se puede decir que no nos acabamos la hamburguesa, yo deje un cuarta parte, Ruben seria una tercera y Asier la mitad aproximadamente. En mi defensa diré que tenia un virus estomacal que hizo que me pasase varios días reclamando el trono de gondor con bastante frecuencia y poca consistencia (a buen entendedor…)

 

Con el estomago lleno y una bolsa con las sobras para el día siguiente (sobras que nos dieron con cara de pocos amigos, coño…ni que no las hubiese pagado!!!!) nos dirigimos a tomar un gin tonic a “la antigua cigarrería” de la zona Diputación.

Nada mas entrar en el bar vimos que el lugar poco tenia que ver con un grupo de santutxutarras como nosotros, un ambiente pijo-senior que ya nos anunciaba lo que nos iba a pasar. Tras pegarnos un poco para llegar a la barra del bar y conseguir que un asiático con pinta de ser el amigo gay de alguna pija de indautxu nos sirviera nos dimos cuenta de lo mucho que echamos de menos los bares del barrio (Como el Arambarri) cuando pisamos el centro de Bilbao. 12,5 € por una mierda de gin tonic g’vine!!! Como para tomarse varios!!!!! Para que os hagáis una idea, una hamburguesa gigante del deluxe cuesta menos que un gin tonic en la antigua cigarrería….

La cara de Ruben en la foto…lo dice todo!!!

Después de que nos robases a mano armada por un cacharro y con el estomago a punto de estallar cogimos un taxi en la antigua plaza de España y nos dirigimos a nuestro pueblo a descansar un poco la tripa.

Como conclusión os diré que el Deluxe si que pone unas hamburguesas grandes pero su calidad desde luego no es la que era (ya lo había visitado con anterioridad y me pareció mucho mejor que esa noche), existen hamburguesas en Bilbao o Basauri con genero bueno, grande y mas barato que el deluxe. Eso si, si os hace gracia llevar a los colegas para ver las catedrales, las hamburguesas de dos pisos…. hacedlo, pero sabed que es mas fama de lo que en verdad es.

Deluxe Bilbao

Calle Henao, 28 – 48009 Bilbao

944 02 90 27


Ver mapa más grande

Eusko Label y productos de la tierra

Hace mucho que no escribo un articulo para el blog, la verdad que tengo 8 restaurantes pendientes de calificar y me da una pereza horrible :).
Hoy no os voy a hablar de ninguno de ellos, os voy a escribir de una práctica que he comenzado a realizar hace unos meses y que creo que en la medida de lo posible deberíamos hacer todos según nos permitan nuestras economías, comprar productos de la tierra y de los pequeños comercios de nuestros barrios.

Todo empezó un día en el Eroski de Bilbondo, yo no suelo tomar leche porque el café me gusta solo y porque no me apetece, prefiero “tomar” la leche en una buena ración de queso idiazabal que en un vaso. Bien, mi señora me pidió que cogiese un lote de 9 briks de leche y al ir a coger la típica del eroski de marca blanca vi una leche de la asociación de baserritarras vizcaínos y me dije, “que cojones, para que se lleve el dinero un ganadero de a saber donde mejor que se lo lleve uno de Artea, Bakio o de Dima”.

Leche de Bizkaia

Cierto es que hay que rascar un poco mas el bolsillo para comprarla (comparándola con una marca blanca, si comparas con pascual, kaiku… sale parecido) pero por una caña en el centro de Bilbao te “clavan” 2,20 € y por un menú del día que encima no te quita el hambre te meten ya entre 11 y 14 €, gastamos bastante mas en cosas menos importantes (que San Miguel y Santa Mahou me perdonen).

¿¿No vamos a gastar 20 céntimos más en una leche de mayor calidad?? Y puedo decir que es de mayor calidad porque la he probado y sabe a “leche leche” (como diría Joaquín reyes en su monologo de las palabras duplicadas).

Después de pasarme al lado mas nacionalista del consumo lácteo di un paso mas, este si que se nota en la lista de compra. A la hora de comprar verduras, hortalizas y sobre todo carne me tiro siempre al eusko label.  Llamadme raro, pero me gusta pensar que si un día me da por correr el tour no voy a dar positivo porque la carne que he comprado y que viene de Alemania, Polonia o Irlanda están hasta arriba de hormonas… y lo dicho, para que se lleve los euros un tio que esta en Crackovia cebando al ganado con harina realizada con reses muertas o cebando al ganado con clenbuterol se lo doy a un baserritarras de Euskadi que además se va a gastar el dinero en el comercio del pueblo, en le bar junto a su casa….

Yo la verdad que prefiero gastarme 6 euros mas en la compra que no que me engañen pagando 5 € por una caña y un pintxo en el casco viejo, 6 por un cubata de garrafón en Mazarredo o 60 por una camiseta del Athletic que han fabricado 4 niños en Pakistan por 4 duros.

En la medida de lo posible os invito a contratar servicios y comprar productos de vuestra tierra, bien seáis vascos, madrileños, asturianos e incluso turolenses (si es que en verdad Teruel existe)… dejad de comprar productos marroquíes, chilenos, alemanes…que pueden ser mas baratos si, pero no tenemos ni idea de la calidad de los mismos, controles y sobre todo no ayudan a la economía que tenemos a nuestro alrededor.

Dejad a su vez de comprar en el Eroski, en el Mercadona… hay cosas que son baratas y de calidad, pero otras da lo mismo y se hace mas favor a nuestro pueblo, barrio… comprando al tendero de la esquina o en el mercado municipal , yo desde luego ya lo hago.

 

 

Restaurante Baserri en Basauri

Hace unas semanas fueron las fiestas de Basauri, el que es mi pueblo de acogida. Por este motivo nos propusimos ir algunos amigos a cenar el primer viernes de fiestas al Bar Baserri, aunque tuvimos que desistir y marcharnos a la polleria Carpanta porque era imposible entrar ni siquiera a tomar una triste caña.

Como nos habíamos quedado con las ganas,aprovechando que estaba el bueno de DD por estas tierras nos acercamos a comer al viernes siguiente acompañados de Laura mi novia y acompañante en este periplo gastronomito que comparto con vosotros.

 

El día empezó como debe empezar en el bar de las cortezas y los torreznos (tienen las mejores cortezas y torreznos de todo Basauri y parte de Bizkaia) donde me metí para el cuerpo una tortilla de patata que hacen riquísima y una cañita con David, después fuimos a buscar una “papa rellena” al elkartetxe de Basauri que queda justo en frente, pero no quedaban y nos toco (vaya por dios) tomarnos otra cervecita así sin mas 🙂

 

El baserri es el típico bar de barrio donde puedes meterte para el pecho un menú del dia, un bocadillo, hamburguesa o un plato combinado y salir con la tripa llena por menos de 10 euros.

Para que os hagáis una idea por menos de 5 euros, tenéis un bocadillo que es como mi antebrazo de largo, para dos personas tranquilamente, las hamburguesas, pues más de lo mismo, bastante grandecitas, pero eso si, la estrella son los platos combinados.

 Interior del Baserri en Basauri

El menú como podéis imaginar fue bastante básico, dos platos combinados especiales llamados “fritanga baserri” (Para el bueno de David y para el que escribe) y un plato numero 28 para Laura.

 

Como veis el nombre del plato es contundente y bastante significativo, cada plato de fritanga baserri cuesta poco mas de 11 € y lleva  3  San Jacobo naturales, nuggets de pollo, croquetas de jamón, aros  de cebolla, patatas bravas y alitas de pollo, todo muy Light como podéis ver. Alguno dirá, “joder, que mariconada”, o “vaya hostia que te dan por unos San Jacobo… os diré que ninguno de los dos nos lo acabamos, yo deje patatas porque si comía algo mas vomitaba. La gente que me conoce sabe que mi lema es “antes reventar que tirar” y que no acostumbro a dejar comida salvo que no pueda mas, pues bien…este fue uno de esos casos.

 Fritanga Baserri, un plato para aquellos que sufren del corazon.

El plato de Laura era mas ligerito, croquetas, merluza a la romana, ensalada marinera y patatas, el coste del plato fue de 8,50 € y sobra decir que Laura no se acabo el plato dejando medio filete de merluza que ni yo ni David pudimos mendigar por estar llenos no, lo siguiente

 plato combinado 28, para los que etan regimen 🙂

El plato lo acompañamos con un cosechero rioja de la casa que salía a 9 € y que era mas que correcto, el pobre duro poco y esque había que engrasar la traquea para que pasase la fritanga baserri.

 Aqui mi estomago dijo basta, si quieres que la comida siga dentro..deja de comer

Tras el plato y mientras laura y David salían a la calle a echar un pitillo e intentar bajar la comida yo me metí un goxua entre pecho y espalda, un postre típico vasco que me encanta, bizcocho, nata y crema que como me dijo la chica del  baserri cuando le pregunte si era grande, “aquí todo es grande chaval”, ufff… lo que me faltaba para reventar.

 Goxua para el pechamen, estaba delicioso y me remató

Al final la cuenta salio 45 euros para tres personas y se incluía en la cuenta 2 cañas, botella de cosechero rioja, 2 fritangas baserri, plato combinado 28, goxua de postre y tres cafés

 

Después y para que veáis como salimos del lugar fuimos a tomar un gin tonic, pues bien, costo dios y ayuda meterlo al cuerpo, no había dios que lo tragase y ya casi por vergüenza torera lo tomamos y nos dirigimos a casa a echar una siesta para intentar salvar la noche y poder salir de fiesta. Os diré que después de casi dos horas de siesta en el sofá de casa nos levantamos y yo NO PUDE tomarme mas que un misero Gin tonic teniendo que dejar la fiesta para otro día, el bueno de David cubrió el pabellón y se tomo 4 dejando bien claro quien fue el MVP de ese día.

 

 Restaurante Baserri

Menéndez y Pelayo, S/N

Basauri

Teléfono: 944 407 302


Ver mapa más grande

 

Cervecera Cobetas en Bilbao

Hace un par de semanas mi suegra Carmen (a la que quisimos sorprender llevándola a la Parrilla Argentina) nos invito a comer en la cervecera del monte Kobetas, justo fue al día siguiente de haber ido al argentino y por quitarnos el mal sabor de boca que nos dejo la parrilla y viendo que se asomaban 4 rayos de sol en la capital bilbaína aceptamos de buen gusto así que cogimos a las dos perritas y fuimos como buenos domingueros al monte.

El monte Kobetas es desde hace muchísimos años un lugar de encuentro y descanso para los Bilbainos , el lugar es muy simple, un gran parque para que los crios jueguen y una cervecera, así de simple pero así de eficaz para desconectar y pasar un día agradable con la cuadrilla o con la familia.

Una de las cosas que mas me gusta del lugar son las vistas que hay de Bilbao, el lugar al estar en alto es un enclave super privilegiado para los que sabemos apreciar la belleza que tiene Bilbao y es que desde las campas de Kobetas a demás de poder ver paisajes preciosos podemos hacer un recorrido visual a lo largo de la ría de Bilbao y sobre todo por los paseos que Iñaki Azkuna ha ido construyendo alrededor del motor y pulmón de la villa.

La cervecera Kobetas es un sitio que ha dejado de ser la cervecera tranquila que era hace años, la historia de este lugar es un poco curiosa, se dice que el antiguo dueño (ahora lleva el negocio su hija) era un baserritarra que cansado de estar todo el día en el monte con las vacas se dijo “coño, ¿¿y porque no pongo aquí un chamizo y doy algo de comer a la gente??” y vaya si lo hizo…hoy es el día que la cervecera esta siempre abarrotada (lo cual también es buena señal), nosotros fuimos y estaba hasta la bandera y era en pleno Febrero!!! Ni os imagináis la que se monta allí en julio o agosto cuando hace una temperatura para comer en los comedores que tiene fuera del local. Vamos, en verano casi es mejor que os hagáis el pollo en casa porque es imposible encontrar sitio.

El menú fue como el lugar, sencillo y sin grandes florituras y es que para que nos vamos a engañar, donde este un buen plato de morcilla frita, unas patatas y unas croquetas que se quite la “fina capa de frutos rojos con acompañamiento de carne de ave a las hierbas provenzales…”. La cervecera Cobetas es un lugar del que no vas a salir con hambre y en el que vas a pagar lo justo para la comida que te dan. Sin grandes alardes pero sin grandes sustos.

Pedimos para los cuatro que fuimos 2 pollos asados, una ración de patatas grandes, una de morcilla frita, una de chorizo frito, unos pimientos verdes y una ración de croquetas de jamón que se me habían antojado.


.
Estaba todo riquísimo a excepción de las croquetas que para mi eran todo masa, era mas difícil encontrar un cacho de jamón ahí dentro que en una republica islámica. Si que me fastidio que cuando fuimos a comer estaba la comida un poco fría porque con tanta gente que hay van sacando los paltos uno a uno y se enfría todo, encima al tener que recogerlos tu tiene que haber alguien esperando para traer los paltos y eso hace imposible empezar a comer

La comida lo dicho, muy bien pero es insufrible el ambiente que se forma, mucha gente pasando por todos sitios, mucho ruido….y menos mal que ya no se puede fumar porque con tanta gente eso hubiese sido una chimenea.

Yo acabe satisfecho con la comida, pero la verdad que el lugar esta masificado y eso hace que pierda bastantes puntos. El precio de todo fue sobre 40 € con la bebida por las cuatros personas (mi suegra invito y no tengo el ticket para deciros los precios de cada cosa aunque si os puedo comentar que el pollo entero eran 8,50 por unidad y el vino rioja crianza fueron 11 €)

Lo mejor del día…sin lugar a duda el lugar, el parque que hay en el monte kobetas es ideal para pasar el día con los amigos, tiene un laguito en medio para que jueguen los crios, lugares para andar en bicicleta, patines, pasear, un campo de futrito…perfecto para hacer el dominguero 😉

A favor:
El lugar en el que esta, que a mi me encanta. Un pequeño corazón verde y un reducto de paz y tranquilidad a 5 minutos del centro de Bilbao.
Se come bien a un precio justo, eso si…sin exquisiteces y comida de toda la vida.

En Contra:
Excesiva gente, esta muy masificado.
El tener que estar haciendo cola para pedir, para recibir la comida…
Hay que subir SI o SI en coche, porque el bilbobus que te sube es horriblemente lento.
Que te den la comida plato a plato, con lo que al final las tapas se van quedando frías (y el chorizo frito y la morcilla fríos son como una patada en los pendientes reales)
Las patatas fritas eran congeladas, esto puede parecer una tonteria pero no lo es, no cuesta tanto hacer unas patatas decentes.

Si queréis ir en familia a pasar un día al monte y que los crios lo pasen bien correteando y con una comida que al 100% de los “renacuajos” les gusta, no lo dudéis, este es vuestro lugar sin duda. Eso si…para una cena o comida formal, o para invitar a la novia, a tu jefe….pues no lo recomiendo 😉

Cervecería Cobetas
+34 944 271 002
Calle del Monte Kobetas 40


Ver mapa más grande