Restaurante Txakoli Simon en Artxanda (Bilbao)

Este fin de semana he tenido visita en casa, todo fue mas o menos improvisado y es que el mismo sábado a las 11 de la mañana recibía un SmS de mi buen amigo Txetxu diciendo que se venia a Bilbao y a ver si tenia un hueco en mi casa para alojarle, como villa osaba siempre esta abierta para un amigo el pinteño se puso en camino y a las 17:30 ya le tenia en Basauri.

Después de una comida rápida a base de cous cous con pollo y verduras nos fuimos de cañitas por Basauri y después a iniciar al bueno de Txetxu en el noble de arte de pillarse un buen pedo a base de zuritos por la calle somera del casco viejo bilbaíno. tras unas paradas en el Nekane, el Jonen, el Soiz 3… nos fuimos a casa con la sensación de haberlo dado todo y sobre todo sabiendo que el día siguiente seria aun mas grande.

de potes por someraCon el gran Txetxu tomando algo en el Soiz 3

A las 15:00 se presento en mi pueblo de adopción Pablo I de Santander, un tío grande de volumen y más grande aun de forma de ser, sin pensarlo mucho nos montamos en su coche y subimos hasta el Txakoli Simon del monte Artxanda.
Artxanda es una de las zonas de recreo favoritas de los Bilbaínos a medio paso entre Sondika y Bilbao ha sido históricamente uno de los pocos lugares verdes de Bilbao (gracias a dios ahora tenemos bastantes mas), un lugar donde las cuadrillas hacían barbacoas, donde las familias hacían picnic los domingos y donde ahora la comunidad ecuatoriana de Bilbao hace sus fiestas con música a todo trapo los domingos 🙂

txakoli simon en Artxanda

Ahí podemos encontrar el Txakoli Simon, para muchos uno de los mejores sitios para comer un chuleton a la brasa de todo Bilbao, había ido muchas veces a comer ahí pero la cuestión era, ¿¿estaría a la altura de los dos gourmets que me acompañaban??.

pablo y Txetxu en el Txakoli Simon

El menú fue mas o menos claro, dos chuletones con sus respectivas patatas (como no quedaban chuletones de kilo nos pusieron de kilo y algo), un plato de huevos con morcilla para picar, el pan y dos botellas de agua (si, ya se que lo ideal hubiese sido un buen vino pero a los tres que íbamos a comer se nos unió nuestra amiga la resaca y no había manera). La cuenta fue clara, cada chuleton sale a 36 €, el plato de morcilla, patas y huevos a 8, el agua a 3 cada botella (ya llevamos 83 €) y los 10 € que nos quedan hasta alcanzar los 93 que costo la comida son de las patatas y el pan para tres personas.

El chuleton estaba espectacular, muy tierno y la morcilla también eso si, para mi realizaron varios sacrilegios que no son dignos de un lugar como este.

chuleton txakoli simon bilbao

1- Las brasas las hicieron con liquido inflamable y algunos cachos de carne traían el aroma del producto químico, esto para mi fue IMPERDONABLE, si me voy a gastar seis mil de las antiguas pesetas en un chuleton no me lo jodas haciendo unas putas brasas con un producto químico que va a dar un toque a la carne!!!!!!! Fueron muy pocos trozos en los que me paso, pero los suficientes como para darme cuenta.

2- La sal gorda, un chuleton sin sal gorda por encima es como un athletic sin bizkaitarras, como Queen sin Fredy Mercury o como el ayuntamiento de Bilbao sin azkuna…le falta algo, pues eso mismo le pasaba al chuleton, hombre, échale sal gorda y dale un poco de vidilla!!!! nos vino el chuleton con muy poca sal gorda, tan poca que no llegaba ni aun puñado.

3- las brasas debido al método de elaboración eran muy vivas y provocaba que la carne se hiciese mucho y además demasiado rápido, esto para muchos no será un problema pero para mi que me gusta la carne poco hecha si que puede llegarlo a ser aunque en verdad domino las carnes crudas y las muy hechas, yo acojo a todas y las doy un hogar en mi estomago.

4- la morcilla a base de esperar a sacarla con los chuletones se quedo fría, entiendo que siendo un lugar donde la comida se va sacando con turno de espera quieran sacar todo junto, pero no pasa nada por sacar primero un plato si se ha elaborado un poco antes.

Después de meternos los dos chuletones, los huevos, las patatas y demás Pablo nos invito a un valenciano que estaba de muerte, además de ser generoso en cantidad estaba elaborado con zumo natural y la parte de licor fue generosa. Cada valenciano salio a 6 € por cabeza (gracias Pablete!!)

A pesar de que os pueda parecer que no disfrute de la comida no os debéis quedar con esa sensación ya que disfrute como un enano, tal vez si mi estomago hubiese estado mejor podíamos haberlo regado con un criancita o tal vez le hubiésemos dado mas tute (aunque no sobro nada).

Quitando el tema del producto químico de las brasas diré que disfrute mucho de la carne, estaba un poco sosa para mi gusto pero no es nada que no se pueda remediar pidiendo un poco mas de sal gorda, eso si, cuidado al ir donde la chica y decirle “sal, gorda!!” ya que igual sale y os unta un par de guantazos por sopla gaitas 😉

Os recomiendo sin lugar a duda el Txakoli Simon, uno de los lugares míticos de Artxanda y de Bilbao y uno de los sitios a los que acudía con mi aita cuando era txiki y que ya por eso tendrá siempre un 10 para mí. Un sitio donde se come muy bien y donde podréis disfrutar de un buen chuleton.

http://www.txakolisimon.com/
Camino San Roque 89 – 480150 Bilbao (Bizkaia)
94 445 74 99
info@txakolisimon.com
Carta

Restaurante Baserri en Basauri

Hace unas semanas fueron las fiestas de Basauri, el que es mi pueblo de acogida. Por este motivo nos propusimos ir algunos amigos a cenar el primer viernes de fiestas al Bar Baserri, aunque tuvimos que desistir y marcharnos a la polleria Carpanta porque era imposible entrar ni siquiera a tomar una triste caña.

Como nos habíamos quedado con las ganas,aprovechando que estaba el bueno de DD por estas tierras nos acercamos a comer al viernes siguiente acompañados de Laura mi novia y acompañante en este periplo gastronomito que comparto con vosotros.

 

El día empezó como debe empezar en el bar de las cortezas y los torreznos (tienen las mejores cortezas y torreznos de todo Basauri y parte de Bizkaia) donde me metí para el cuerpo una tortilla de patata que hacen riquísima y una cañita con David, después fuimos a buscar una “papa rellena” al elkartetxe de Basauri que queda justo en frente, pero no quedaban y nos toco (vaya por dios) tomarnos otra cervecita así sin mas 🙂

 

El baserri es el típico bar de barrio donde puedes meterte para el pecho un menú del dia, un bocadillo, hamburguesa o un plato combinado y salir con la tripa llena por menos de 10 euros.

Para que os hagáis una idea por menos de 5 euros, tenéis un bocadillo que es como mi antebrazo de largo, para dos personas tranquilamente, las hamburguesas, pues más de lo mismo, bastante grandecitas, pero eso si, la estrella son los platos combinados.

 Interior del Baserri en Basauri

El menú como podéis imaginar fue bastante básico, dos platos combinados especiales llamados “fritanga baserri” (Para el bueno de David y para el que escribe) y un plato numero 28 para Laura.

 

Como veis el nombre del plato es contundente y bastante significativo, cada plato de fritanga baserri cuesta poco mas de 11 € y lleva  3  San Jacobo naturales, nuggets de pollo, croquetas de jamón, aros  de cebolla, patatas bravas y alitas de pollo, todo muy Light como podéis ver. Alguno dirá, “joder, que mariconada”, o “vaya hostia que te dan por unos San Jacobo… os diré que ninguno de los dos nos lo acabamos, yo deje patatas porque si comía algo mas vomitaba. La gente que me conoce sabe que mi lema es “antes reventar que tirar” y que no acostumbro a dejar comida salvo que no pueda mas, pues bien…este fue uno de esos casos.

 Fritanga Baserri, un plato para aquellos que sufren del corazon.

El plato de Laura era mas ligerito, croquetas, merluza a la romana, ensalada marinera y patatas, el coste del plato fue de 8,50 € y sobra decir que Laura no se acabo el plato dejando medio filete de merluza que ni yo ni David pudimos mendigar por estar llenos no, lo siguiente

 plato combinado 28, para los que etan regimen 🙂

El plato lo acompañamos con un cosechero rioja de la casa que salía a 9 € y que era mas que correcto, el pobre duro poco y esque había que engrasar la traquea para que pasase la fritanga baserri.

 Aqui mi estomago dijo basta, si quieres que la comida siga dentro..deja de comer

Tras el plato y mientras laura y David salían a la calle a echar un pitillo e intentar bajar la comida yo me metí un goxua entre pecho y espalda, un postre típico vasco que me encanta, bizcocho, nata y crema que como me dijo la chica del  baserri cuando le pregunte si era grande, “aquí todo es grande chaval”, ufff… lo que me faltaba para reventar.

 Goxua para el pechamen, estaba delicioso y me remató

Al final la cuenta salio 45 euros para tres personas y se incluía en la cuenta 2 cañas, botella de cosechero rioja, 2 fritangas baserri, plato combinado 28, goxua de postre y tres cafés

 

Después y para que veáis como salimos del lugar fuimos a tomar un gin tonic, pues bien, costo dios y ayuda meterlo al cuerpo, no había dios que lo tragase y ya casi por vergüenza torera lo tomamos y nos dirigimos a casa a echar una siesta para intentar salvar la noche y poder salir de fiesta. Os diré que después de casi dos horas de siesta en el sofá de casa nos levantamos y yo NO PUDE tomarme mas que un misero Gin tonic teniendo que dejar la fiesta para otro día, el bueno de David cubrió el pabellón y se tomo 4 dejando bien claro quien fue el MVP de ese día.

 

 Restaurante Baserri

Menéndez y Pelayo, S/N

Basauri

Teléfono: 944 407 302


Ver mapa más grande

 

Restaurante Indio Agra Mahal en Bilbao

Este sábado nos acercamos desde Basauri al centro de Bilbao a buscar una guía de París, dentro de unos días nos vamos a la ciudad del amor a celebrar el cumpleaños de mi novia y queremos que Paris no tenga ningún tipo de secretos para nosotros.

Tras pasarnos por el Fnac y curiosear un poco los diferentes libros que allí teníamos encontramos una guía de lonely planet que nos gusto mucho y la compramos, ya con el deber cumplido nos encontramos que era medio día, que estábamos en la mejor ciudad del mundo (Bilbao) y que teníamos un montón de tiempo por delante. ¿¿Y que podemos hacer en Bilbao con un montón de horas de por delante?? Esta claro, pasear y tomar pinchos 🙂

Después de pasarnos por los bares que están junto a la diputación de Bizkaia nos dimos un paseíto por uribitarte, pasamos por el puente Calatrava, hicimos una visita a Puppy y sacamos la vigésima foto al museo Guggenheim de Bilbao.


Al acercarnos al puente de Calatrava me acorde de un restaurante indio del que me había hablado Laura muy bien y como la india y pakistaní es una comida que siempre me ha gustado no dude en emplear mis armas de persuasión con mi novia y convencerla para ir a comer allí.

El restaurante indio es el Agra Mahal, este bar que a primera vista tiene un aspecto muy cutre me sorprendió muy mucho. El sitio tiene aspecto de ser el típico kebab de barrio (pero en limpio), no tiene nada cuidada la decoración ni la ambientación pero madre mía…que comida sirven.

Debo reconocer que tras ver el local me entraron serias dudas sobre entrar o no, aunque me hubiesen hablado bien el hecho de tener ese aspecto a kebab y el hecho de tener radio Bilbao como música de fondo no me daba mucha confianza.

Al final nos decidimos y menos mal que lo hicimos, el camarero y encargado del local era la amabilidad personificada, no he visto casi nunca un camarero que se preocupe tanto por los comensales, en todo momento estaba pendiente de los paltos, de si estaba a nuestro gusto, si deseábamos mas cantidad… un 10 para la atención del personal, debo decir que el chico, un indio de Kashemira, me gano al 100%.

Como generalmente en este tipo de restaurantes salgo con hambre pedimos comida de sobra, un entrante a compartir y un plato para cada uno.

Como entrante nos arrancamos con el “palace grill” un combinado de diferentes carnes de pollo y cordero acompañados de cebolla y pimiento verde y rojo. Todas las carnes estaban aderezadas y especiadas con un toque picante que le daba un sabor único.

Yo que odio la cebolla debo reconocer que me la comí a paladas.

Un plato delicioso que nos sirvieron sobre una bandeja de piedra caliente que mantenía el calor de la carne. Un 10 para el plato, sencillo pero madre mía, una autentica delicia.

Ya con este entrante debo admitir que empezaba a sentirme pelin lleno y esque además el plato venia acompañado de un tandori nan (una torta de pan indio) que además de servir para acompañar y empujar la carne sirvió también para llenarnos aun mas.

De segundo y para compartir entre los dos pedimos un plato de cordero vindaloo y otro de pollo tika masala. Ambos platos venían acompañados de una fuente de arroz basmati que mezclado con las diferentes salsas de los platos se convertía en un autentico majar.

 

El cordero vindaloo es una receta típica de la isla de goa y consiste en carne de cordero troceada y acompañada de patata asada y una salsa muy picante.
El sabor era único, yo que soy un amante del cordero y del picante, salí encantado con el plato pero mi novia laura tuvo que beber agua en mas de una ocasión para poder pasar el picante.

 

El pollo tika masala debo decir simplemente que me enamoró, venia una buena ración de pollo acompañada de esta típica salsa inda, la salsa que venia muy espesa tenia un gran sabor y como ya he dicho combinada con el basmati era una delicia.

El truco de esta receta viene del toque de garam masala que le añaden, una mezcla de especias que es muy popular en la india (una mezcla de canela, clavo, nuez moscada, pimienta negra y cardamomo)

Acompañamos los platos con un tandori nan de ajo y perejil que nos vino de perlas para untar la salsa que habíamos dejado.

Los precios de los platos fueron los siguiente palace grill 10 €, cordero vindaloo 8,50 €, pollo tika masala 9 € y el tandori nan de ajo y perejil 3 €, todo lo acompañamos con una botella de agua de litro por 2,80 €.

Los que habéis seguido algún articulo de mi blog sabéis que algo de lo que siempre me quejo es de la cantidad que me ponen en los restaurantes, pues bien aquí no tome postre de lo lleno que estaba.

De hecho le di mi enhorabuena al encargado por la calidad de los platos y por la cantidad de comida que nos habían puesto.

Nos salio por 38 € los dos pero disfrute por esos 19 € como en pocos sitios.

Os recomiendo 100% el restaurante ya que aunque el lugar engañe la comida es una delicia y una autentica pasada.

Además, para aquellos que estén de paso por Bilbao o de turismo este restaurante esta a 10 minutos del Museo Guggenheim de Bilbao.


 

A favor:
Una comida deliciosa
Platos contundentes, de las pocas veces que he salido lleno de un restaurante (y sin postre!!!)
Buena relación calidad / precio
Una ubicación muy buena, junto al campo volantin,a 10 minutos del Guggenheim y a pocos metros del funicular de artxanda
El trato de los encargados del restaurante, un 10 para ellos.

En contra:
La ambientación del lugar, parecía más un kebab de barrio que un restaurante indio
Amenizar la comida con la música salsa de Radio Nervion.

Agra Mahal
Castaños 8
944465466
662190533


Ver mapa más grande