Restaurante Batzoki del Casco Viejo de Bilbao

Aprovechando la semana santa y después de ver al Athletic ganar el derby vasco a la real sociedad decidimos juntar a la cuadrilla e ir a comer y tomar unos vinos.
El día comenzó en el casco viejo con unos “potes” por barrenkale y las calles más cercanas ya que la comida (tras una barbacoa fallida) decidimos celebrarla en el batzoki del Casco Viejo de Bilbao.

La comida empezó mal, teníamos reservada una mesa para 10 personas a las 15:15 de la tarde y por un error al apuntar la reserva nos toco esperar una hora en la barra del batzoki. Al menos nos invitaron a un vino, pero vamos…la comida no empezaba muy bien.

Con este retraso de una hora nos sentamos a comer,por la espera nos invitaron a unas cazuelitas de chorizo a la sidra para compartir (una para cada cuatro), el chorizo estaba muy rico y para nada grasiento como suele ocurrir con este tipo de plato.

Parecía que todo iba bien pero ya vimos que los camareros tenían prisa y que nos iban a estar sacando los platos uno tras otro para acabar pronto. Lo que faltaba…nos hacen esperar una hora y encima sacando los platos uno tras otro y lo mas rápido posible.
Si hemos entrado tarde por vuestra culpa, porque NO habéis apuntado bien la hora es problema vuestro, bastante que hemos esperado en lugar de irnos, vamos a pagar 30 € por un menú así que al menos ten la decencia de servir las cosas como dios manda.


El menú eso si, estaba muy rico. Al respecto ninguna queja (salvo el asunto de la piedra que os comentare mas tarde), la comida estaba bien realizada y estaba riquísima, todo en su punto perfecto.

Para comer teníamos para compartir un surtido de ibéricos con pan tumaca, ensalada de queso de cabra y piquillos con piña y vinagreta suave, hojaldre crujiente de mantequilla relleno de setas y hongos.

Estaba todo riquísimo, los ibéricos eran muy buenos, la ensalada estaba rica y la piña le daba un toque muy fresco y el hojaldre era insuperable eso si, a mi amigo Iker le toco una piedra dentro de un hojaldre, si, si, ¡¡¡UNA PIEDRA dentro del plato!!! Y no una chinita, la piedra tendria unos 2 o 3 centímetros de largo y uno o dos de ancho, menos mal que Iker se dio cuenta pronto y no se la tragó.

Lo peor además de encontrar la piedra fue que al decírselo a la camarera nos dice un “si, ya veo que es una piedra” con un tono como de cabreo, ¿¿¿perdona??? Me metes una hora tarde, me sacas los platos casi sin masticar el anterior y encima me metéis una piedra en uno de los platos y…¿¿¿la culpa es mía???

La razón que nos dieron es que al ser hongos de piedra se les colaría alguna, si sois aficionados a los hongos (mi madre en temporada siempre va al monte y trae la cesta llena) sabréis que los hongos hay que lavarlos antes de comerlos y en ese momento se ve bien lo que es hongo, lo que es tierra y obviamente lo que es una piedra, lo que me lleva a pensar que o bien no lavaron los hongos o lo hicieron sin prestar atención.

De segundos platos y ya para cada comensal teníamos entrecote con patatas, muslo de pato asado con cama de pasta fresca, bakalao al pil pil y revuelto de langostinos y champiñones.

Yo probé el bacalao y el pato y debo decir que como los entrantes estaban buenísimos, en lo referente a la comida no tengo ninguna pega ya que estaba todo delicioso y muy bien preparado.

De postre nos ofrecieron un surtido de postre que si fue decepcionante, consistía en un sorbete de champagne y limón acido que era sosísimo y no tenia sabor a nada, mousse de queso fresco y confitura de naranja que estaba rico, tenia un sabor fuerte a queso pero estaba bueno, helado de fresas del bosque y sus coulins que era un helado sin mas y tarta bombón de chocolate sobre dulce de leche que yo esperaba como agua de mayo…y que no dejo de ser un pastelito de chocolate.

De la comida el postre fue lo peor de todo ya que como he dicho tanto los entrantes como el plato fuerte era una delicia.

Lo que no me pareció bien es que cobrándote 30 € el menú de vino te den un cosechero de rioja cuando en casi todo el casco viejo en los menús de fin de semana te añaden una botella de crianza rioja. El vino no estaba malo pero no es lo esperado en un menú especial de fin de semana.

A favor:
En pleno casco viejo, cercano a la plaza nueva, a las 7 calles, a Unamuno…
La comida deliciosa y bien realizada

En contra:
Esperar una hora a pesar de tener reserva
Encontrar una piedra dentro de los hojaldres y el tono con el que contestaron al reclamarles (educadamente por cierto)
Las prisas que tenían después para acabar de trabajar que son comprensibles, pero voy a pagar por comer y quiero comer a gusto y repito, fue un error suyo.

Yo no creo que vuelva a comer en mucho tiempo, fue un cúmulo de cosas, errores…que hizo que saliera (saliéramos) poco contentos con el restaurante. Aunque debo reconocer que sin la espera y la piedra mi opinion del lugar hubiese sido totalmente diferente, esperemos que sea un mal día.

Batzoki del Casco Viejo de Bilbao

Menu fin de semana

C/ Tendería, 17 bajo
Tfno. Reservas: 94.679.22.30

 


Ver mapa más grande

Restaurante Indio Agra Mahal en Bilbao

Este sábado nos acercamos desde Basauri al centro de Bilbao a buscar una guía de París, dentro de unos días nos vamos a la ciudad del amor a celebrar el cumpleaños de mi novia y queremos que Paris no tenga ningún tipo de secretos para nosotros.

Tras pasarnos por el Fnac y curiosear un poco los diferentes libros que allí teníamos encontramos una guía de lonely planet que nos gusto mucho y la compramos, ya con el deber cumplido nos encontramos que era medio día, que estábamos en la mejor ciudad del mundo (Bilbao) y que teníamos un montón de tiempo por delante. ¿¿Y que podemos hacer en Bilbao con un montón de horas de por delante?? Esta claro, pasear y tomar pinchos 🙂

Después de pasarnos por los bares que están junto a la diputación de Bizkaia nos dimos un paseíto por uribitarte, pasamos por el puente Calatrava, hicimos una visita a Puppy y sacamos la vigésima foto al museo Guggenheim de Bilbao.


Al acercarnos al puente de Calatrava me acorde de un restaurante indio del que me había hablado Laura muy bien y como la india y pakistaní es una comida que siempre me ha gustado no dude en emplear mis armas de persuasión con mi novia y convencerla para ir a comer allí.

El restaurante indio es el Agra Mahal, este bar que a primera vista tiene un aspecto muy cutre me sorprendió muy mucho. El sitio tiene aspecto de ser el típico kebab de barrio (pero en limpio), no tiene nada cuidada la decoración ni la ambientación pero madre mía…que comida sirven.

Debo reconocer que tras ver el local me entraron serias dudas sobre entrar o no, aunque me hubiesen hablado bien el hecho de tener ese aspecto a kebab y el hecho de tener radio Bilbao como música de fondo no me daba mucha confianza.

Al final nos decidimos y menos mal que lo hicimos, el camarero y encargado del local era la amabilidad personificada, no he visto casi nunca un camarero que se preocupe tanto por los comensales, en todo momento estaba pendiente de los paltos, de si estaba a nuestro gusto, si deseábamos mas cantidad… un 10 para la atención del personal, debo decir que el chico, un indio de Kashemira, me gano al 100%.

Como generalmente en este tipo de restaurantes salgo con hambre pedimos comida de sobra, un entrante a compartir y un plato para cada uno.

Como entrante nos arrancamos con el “palace grill” un combinado de diferentes carnes de pollo y cordero acompañados de cebolla y pimiento verde y rojo. Todas las carnes estaban aderezadas y especiadas con un toque picante que le daba un sabor único.

Yo que odio la cebolla debo reconocer que me la comí a paladas.

Un plato delicioso que nos sirvieron sobre una bandeja de piedra caliente que mantenía el calor de la carne. Un 10 para el plato, sencillo pero madre mía, una autentica delicia.

Ya con este entrante debo admitir que empezaba a sentirme pelin lleno y esque además el plato venia acompañado de un tandori nan (una torta de pan indio) que además de servir para acompañar y empujar la carne sirvió también para llenarnos aun mas.

De segundo y para compartir entre los dos pedimos un plato de cordero vindaloo y otro de pollo tika masala. Ambos platos venían acompañados de una fuente de arroz basmati que mezclado con las diferentes salsas de los platos se convertía en un autentico majar.

 

El cordero vindaloo es una receta típica de la isla de goa y consiste en carne de cordero troceada y acompañada de patata asada y una salsa muy picante.
El sabor era único, yo que soy un amante del cordero y del picante, salí encantado con el plato pero mi novia laura tuvo que beber agua en mas de una ocasión para poder pasar el picante.

 

El pollo tika masala debo decir simplemente que me enamoró, venia una buena ración de pollo acompañada de esta típica salsa inda, la salsa que venia muy espesa tenia un gran sabor y como ya he dicho combinada con el basmati era una delicia.

El truco de esta receta viene del toque de garam masala que le añaden, una mezcla de especias que es muy popular en la india (una mezcla de canela, clavo, nuez moscada, pimienta negra y cardamomo)

Acompañamos los platos con un tandori nan de ajo y perejil que nos vino de perlas para untar la salsa que habíamos dejado.

Los precios de los platos fueron los siguiente palace grill 10 €, cordero vindaloo 8,50 €, pollo tika masala 9 € y el tandori nan de ajo y perejil 3 €, todo lo acompañamos con una botella de agua de litro por 2,80 €.

Los que habéis seguido algún articulo de mi blog sabéis que algo de lo que siempre me quejo es de la cantidad que me ponen en los restaurantes, pues bien aquí no tome postre de lo lleno que estaba.

De hecho le di mi enhorabuena al encargado por la calidad de los platos y por la cantidad de comida que nos habían puesto.

Nos salio por 38 € los dos pero disfrute por esos 19 € como en pocos sitios.

Os recomiendo 100% el restaurante ya que aunque el lugar engañe la comida es una delicia y una autentica pasada.

Además, para aquellos que estén de paso por Bilbao o de turismo este restaurante esta a 10 minutos del Museo Guggenheim de Bilbao.


 

A favor:
Una comida deliciosa
Platos contundentes, de las pocas veces que he salido lleno de un restaurante (y sin postre!!!)
Buena relación calidad / precio
Una ubicación muy buena, junto al campo volantin,a 10 minutos del Guggenheim y a pocos metros del funicular de artxanda
El trato de los encargados del restaurante, un 10 para ellos.

En contra:
La ambientación del lugar, parecía más un kebab de barrio que un restaurante indio
Amenizar la comida con la música salsa de Radio Nervion.

Agra Mahal
Castaños 8
944465466
662190533


Ver mapa más grande

Receta de los Tacos del Pastor (Comida Mexicana)

Una de mis pasiones ha sido y sigue siendo el acercarme a otras culturas gastronómicas y empaparme bien de ellas. Es increíble lo tan diferente y a la vez tan igual que comemos en diferentes partes del mundo.

Si ya en la península ibérica nos encontramos con algunas diferencias en la dieta ¡¡¡que no nos vamos a encontrar comparando la cocina española con la cocina de otras partes del mundo!!!
No tiene nada que ver la comida mediterránea que me ponen en Marbella o en Valencia cuando me acerco con la comida mas de puchero y mas calórica que toda la vida nos han puesto en el norte de la península y mucho menos tiene que ver la comida española con la comida sudamericana.

Si que es cierto que hay muchas coincidencias entre platos del mismo continente, por ejemplo el “Ají de pollo” peruano tiene muchas similitudes con el “pollo Chipotle” mexicano pero cada una de las recetas por similares que puedan parecer siempre nos ofrecen un ingrediente que no conocíamos o una manera de preparar un alimento que no se nos había ocurrido.

En mi peregrinar por la comida centroamericana descubrí hace años una receta que me ha salvado de mas de un apuro por la noche, los siempre socorridos tacos, una comida muy típica del país azteca y que se prepara en un abrir y cerrar de ojos y que siempre hace las delicias de todas las personas a las que les he dado a probar estos tacos del pastor “made in Bilbao”.

Os paso los ingredientes de los taco del pastor para 4 personas 😉

Para el adobo:

10 Chiles Pasilla,
10 Chiles Guajillo,
Medio ajo pelado,
1 cuarto de litro de vinagre Blanco destilado,
1 cuarto de cucharada de cominos,
5 clavos de olor,
Sal al gusto.

Para los Tacos:
1 kilo de filetes de cerdo (yo suelo emplear unas pechugas de pollo que son mas sanas)

En principio nos veremos con el problema de ¿¿Dónde diantres saco yo los ingredientes esos tan raros?? Hoy en día gracias a la inmigración que ha sufrido España esto no es un problema, salvo que vivas en las cuevas de Baltzola de Dima (Bizkaia) vas a encontrar una tienda latina en tu barrio seguro. Sino, siempre puedes acudir al Corte Ingles o hacer los remedios caseros que “el tito Iker” te va a proponer en seguida 🙂

Para el adobo “oficial” debes limpiar los chiles y ponerles a cocer en el vinagre, después le añades el ajo, el comino, los clavos…y lo pasas por la batidora hasta que tenga una consistencia más o menos similar a la mahonesa. Una vez hecho esto, se pone de nuevo a cocer teniendo el cuidado de que no se pegue en la cazuela.

Si no encuentras todos estos ingredientes o simplemente eres mas vago que el que escribe te recomiendo hacer lo siguiente, fríe el pollo o cerdo en tiras y en la sartén le pones abundante pimienta negra, un poco de pimentón picante y mi ingrediente estrella salsa valentina , ponerle bien de salsa, sin miedo, daros cuenta que se tiene que “adobar” la carne y darle el sabor picantito y especiado, asi que echarle sin miedo alguno.

Suponiendo que te hayas esforzado en hacer la salsa y una vez que hayas dejado que se enfríe es turno de untar la salsa por la carne, como si estuvieses dando pomada a alguien, es importante que probéis primero la pasta para ver si os gusta bien o poco cargado el adobo. Yo no soy muy cuidadoso y suelo poner mucho lo que hace que a veces no haya quien lo coma de fuertes que estan 🙂
Una vez que hayáis untado la carne, la dejáis reposar, para que el aderezo poco a poco se haga uno con la carne.
Una vez que la carne y el adobo sean uno se fríe, cuando la carne esta en el punto de medio hacer se le pone un poco de cebolla para acompañar 🙂

Después y ya que la carne y la cebolla ya esta hecha solo tenemos que coger las tortitas de maíz y montarnos el taco con su cebollita, su lechuga, tomate, queso… ¡¡¡exquisito!!!

Si hacéis el adobo vosotros se tarda un poco en hacer bien la receta, pero si seguís mi atajo no tardareis ni 10 minutos en hacerla, eso si, el sabor no tiene nada que ver.

Para finalizar y para los amigos que nos siguen desde Madrid os paso la dirección de un directorio de restaurantes que lleva mi amigo Edu Riol , este personajillo con el que tengo pendiente acercarme a comer o cenar a la capital del reino maneja y conoce los restaurantes de Madrid como si fuesen la palma de su mano. Si os ha gustado esta receta, podéis comerla en un restaurante mexicano muy bueno que esta en Madrid llamado La Mordida, yo ya he comprobado la calidad de este lugar pero si queréis verlo con fotos y una crónica muy currada no os perdáis el blog de Edu, no os defraudará 😉

Las fotos del relleno de los tacos y de las tortitas han sido tomadas prestadas de madrid.comer.es , la pagina de Edu 😉